Comunidad

26 de abril de 2018 | por: Equipo de Comunicación EADIC | 0 comentarios

TRASTORNOS MUSCULOESQUELÉTICOS. ¡GRAN PROBLEMA PARA EUROPA!

¿Sabías que la futura campaña 2020-22 de la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo está dedicada a la prevención de los trastornos musculoesqueléticos (TME)?

trastornos musculoesqueleticos

Los trastornos musculoesqueléticos siguen siendo uno de los problemas de salud con mayor prevalencia en Europa.

Los riesgos relacionados con las posturas, la exposición a movimientos repetitivos o a posiciones agotadoras o dolorosas son factores de riesgo muy habituales en el lugar de trabajo que pueden provocar trastornos musculoesqueléticos.

La campaña incorpora una visión de conjunto sobre las causas de este persistente problema y tiene por objeto divulgar información de alta calidad en la materia, fomentar un enfoque integrado de la gestión del problema, y ofrecer herramientas y soluciones prácticas que sirvan de ayuda en el lugar de trabajo.

Algunos datos estadísticos

Las actividades prioritarias, es decir, aquellas con elevados índices de incidencia y con una mayor población en riesgo, en España durante 2016 fueron:

  • Industria de la alimentación.
  • Fabricación de productos metálicos.
  • Construcción de edificios.
  • Actividades de construcción especializada.
  • Servicios a edificios y actividades de jardinería.
  • Asistencia en establecimientos residenciales.

 Los accidentes de trabajo por sobresfuerzos incluyen una enorme variabilidad del tipo de lesión.

Las lesiones localizadas en la espalda suponen el 38,0% sobre el total de sobresfuerzos, mientras que el 62,0% restante de las lesiones se distribuye en diferentes zonas anatómicas del sistema musculo-esquelético.

 En términos de incidencia en 2016 se han producido 496,1 accidentes por sobresfuerzos que afectan a espalda por cada 100.000 trabajadores. A esta localización le siguen las lesiones de pierna con un índice de incidencia de 175,7 por 100.000.  

La espalda es la localización donde con mayor frecuencia se sufren las lesiones consecuencia de los accidentes por sobresfuerzos en todas y cada una de las actividades económicas.

 Te aconsejamos…

  • Todo lo que se manipule con frecuencia debe estar situado por delante y cerca del cuerpo.
  • Evitar el trabajo prolongado muy por debajo de los codos o por encima de los hombros.
  • Reducir la fuerza hecha con los brazos o las manos (disminuyendo el peso de los objetos, utilizando herramientas adecuadas, empleando elementos de ayuda como tornos, rodillos, etc.).
  • Mantener apoyados los antebrazos, cuando la tarea lo permita.
  • Reducir la fuerza hecha con las manos y con los dedos.
  • Agarrar los objetos con todos los dedos flexionados (como cuando se agarra un palo).
  • Evitar trabajar con el codo completamente extendido o doblado.
  • No emplear la mano para golpear los objetos (como un martillo).
  • Evitar sujetar objetos con superficies resbaladizas: cambiarlas, emplear dispositivos que faciliten el agarre o usar guantes apropiados.
  • Evitar el contacto de la mano con superficies muy frías.
  • Evitar la transmisión de vibraciones de las herramientas a la mano (utilizando los guantes apropiados, por ejemplo).
  • Alargar los ciclos de trabajo muy cortos, por ejemplo, ampliando el número de tareas a realizar.
  • Evitar el trabajo repetitivo, alternando tareas diferentes durante la jornada.

 

Más información en:

https://osha.europa.eu/es/healthy-workplaces-campaigns/future-campaigns

Fuente: Accidentes de trabajo por sobresfuerzos. 2016

Fecha de elaboración: Octubre 2017

Autor: Instituto Nacional de Seguridad, Salud y Bienestar en el Trabajo (INSSBT), O.A., M.P.

 

Autor: Juan Ángel Gómez González, docente del Máster Internacional en Seguridad y Salud en el Trabajo y Prevención de Riesgos

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog