Comunidad

13 de mayo de 2019 | por: Comunicación EADIC | 0 comentarios

¿Transformarán las grandes tecnológicas a nuestras ciudades?

El vehículo personal y el transporte urbano son el núcleo de la configuración de las ciudades. Las principales ciudades del mundo se han desarrollado alrededor del automóvil y esto ha provocado un aumento de la congestión y la contaminación, la expansión urbana y un alejamiento del uso del transporte público.

En estos días, la industria de la movilidad mundial está inmersa en un período de cambio no visto desde la invención del automóvil. El desarrollo exponencial de nuevas tecnologías ha permitido la aparición de cuatro tendencias en el diseño de los nuevos vehículos. Se prevé que en el futuro los coches sean conectados, autónomos, compartidos y eléctricos (tendencia denominada CASE por sus siglas en inglés).

Tal y como reflexiona el Dr. Peter Diamandis, a día de hoy, el automóvil es un activo no utilizado aproximadamente el 95 por ciento del tiempo y esto provoca que, en ciudades muy densas como Los Ángeles, el estacionamiento suponga casi el 15 por ciento de toda el área urbana. Estas tendencias en movilidad nos indican que el modelo de vehículo personal se va a cambiar en los próximos años y las ciudades de mañana se transformarán junto con él.

Si dejamos de adquirir vehículos en propiedad y pasamos a contratar servicios de compartición de vehículos, sólo la reducción de los espacios de aparcamiento va a suponer una oportunidad para las ciudades densamente pobladas donde se podrán destinar estos espacios para otros usos. Además, la reducción del número de vehículos reducirá las congestiones y la duración de los desplazamientos.

Se considera que cuando se implante la tecnología de conducción autónoma, los vehículos se podrán rediseñar completamente, pudiendo incluir camas para aprovechar el tiempo del desplazamiento para dormir, incluir una oficina para trabajar o hacer llamadas, incluir espacio de juego para realizar actividades de ocio en familia, o lo que nos podamos imaginar.

La reducción de los tiempos de viaje y la posibilidad de utilizar el desplazamiento para otras funciones permite que las ciudades no necesiten estar concentradas geográficamente y se prevé un cambio de la planificación urbana hacia una mayor expansión de las ciudades. Los futuros servicios de compartición de vehículos o, en inglés, Mobility-as-a-Service (MaaS), podrán ofrecerse en la medida en que se implanten los coches autónomos sin conductor.

 

¿Pero cuál ha sido la historia del vehículo autónomo y por qué consideramos que ahora es posible?

La historia del coche autónomo comienza en 1939 cuando en la Exposición Universal se presentó la idea de coches eléctricos conducidos de forma autónoma a través de carreteras automáticas. Durante años fue sólo una idea y a finales del siglo XX aparecen algunos proyectos piloto como los realizados por Mercedes-Benz o Audi.

Sin embargo, hasta hace tan sólo 10 años no se da la verdadera revolución en el coche autónomo con la aparición de un agente que no es del sector de automoción: el Google Car (ahora Waymo). Una de las grandes empresas tecnológicas como es Google, un “outsider” del mercado de automoción, ha sido el que ha cambiado el paradigma de la movilidad porque se puso el objetivo de desarrollar la tecnología y tener en el mercado un coche totalmente autónomo en un plazo realmente corto. Hasta que Google no comenzó a presentar los resultados de sus desarrollos y a poner en circulación sus vehículos autónomos, el resto de los fabricantes de vehículos no se tomó en serio esta nueva realidad. Por ejemplo, el CEO de Volkswagen, Herbert Diess, declaró a finales de 2.018 que su empresa estaba uno o dos años por detrás de Waymo.

A lo largo de estos 10 años Waymo ha ido implementando su tecnología en una flota de vehículos automáticos que ha incluido el modelo Toyota Prius modificado, el Lexus SUV, un prototipo de vehículo personalizado llamado “Firefly”, y actualmente los Chrysler Pacifica Hybrid totalmente automáticos. Estas últimas minivans híbridas Chrysler Pacifica son los primeros vehículos del mundo fabricados en serie con un hardware totalmente integrado con el propósito de una autonomía total.

Desde diciembre de 2.018 Waymo ofrece el servicio de taxis sin conductor Waymo One en la ciudad de Phoenix, en el estado de Arizona de EEUU. La flota actual es de más de 600 vehículos y prevén aumentarla hasta los 80.000 (suficientes vehículos como para conducir alrededor de 4 millones de viajes en un día típico). En total han acumulado más de 16 millones de kilómetros en modo autónomo y añade 40.000 kilómetros más recorridos cada día (la siguiente empresa que más se acerca es Uber con sólo dos millones de millas). Para los algoritmos de inteligencia artificial, más kilómetros significa más aprendizaje, y el aprendizaje es la única forma de eliminar la probabilidad de accidentes.

Sidewalk Labs

Al igual que en 2.009 Google Car buscaba revolucionar la movilidad, actualmente existe otro proyecto Google que busca revolucionar el urbanismo y las infraestructuras: Sidewalk Labs. Esta empresa tiene la misión de “imaginar, diseñar, probar y crear innovaciones urbanas para ayudar a las ciudades a enfrentar sus mayores desafíos”.

En 2.017, Sidewalk Labs fue la adjudicataria del proyecto de regeneración de una zona degradada de la línea de costa de Toronto, en Canadá. El proyecto denominado Quayside, busca convertirse en la ciudad inteligente más avanzada del mundo.

Quayside será “el primer vecindario del mundo construido a partir de Internet” mediante la implementación de la tecnología del Internet of Things en toda la ciudad. Desde el punto de vista del impacto ambiental de la ciudad, Sidewalk Labs se ha fijado la meta, casi utópica, de planificar, construir y operar la primera comunidad climáticamente positiva. Es decir, una ciudad que evite el calentamiento global absorbiendo más gases de efecto invernadero que los que genera. La estrategia definida es la utilización de la madera de forma masiva como material de construcción y aplicar el estándar “Passive House”.

Side labs

Los primeros vecinos, si los plazos se cumplen podrían mudarse en 2022. Foto: Side Labs

 

Además, dispondrá de redes eléctricas inteligentes, redes térmicas para la reutilización del calor residual, sistemas de gestión de la energía, sistemas de gestión activa de las aguas pluviales para su aprovechamiento y sistemas de eliminación de los residuos de la ciudad. Debajo de la ciudad, una serie de túneles acomodarán a conductores de reparto y camiones de basura, todos operados por robots en lugar de humanos.

Dentro de las múltiples innovaciones, esta ciudad dentro de la ciudad tendrá características tales como carriles exclusivos para coches autónomos, farolas inteligentes, centros públicos de Wi-Fi, información de transporte público y estacionamiento en tiempo real, edificios adaptables, etc.

El proyecto Quayside es el primer proyecto a nivel mundial que tiene un enfoque innovador en el desarrollo de ciudades mediante la combinación de un diseño urbano rompedor y tecnología de vanguardia para brindar beneficios transformadores en la calidad de vida a residentes, trabajadores y visitantes de la ciudad.

La situación actual del proyecto está en fase de diseño y el planeamiento se está realizando de forma iterativa y colaborativa con las administraciones públicas y los vecinos. No se prevé que entren los primeros inquilinos hasta dentro de cuatro o cinco años. Este proyecto está atrayendo mucha atención porque es el primer ejemplo en el que el diseño de una ciudad inteligente lo realiza una de las grandes compañías tecnológicas mundiales.

Las grandes empresas tecnológicas están desarrollando tecnologías que plantean implicaciones enormes que cambiarán nuestra forma de vivir en las ciudades. Si se cumplen las expectativas, las ciudades de finales del siglo XXI no se parecerán a las ciudades de principios del siglo.

 

Autor: Mikel Barrado, docente del Máster en Infraestructuras urbanas inteligentes y urbanismo sostenible: Smart Cities.

Master Smart Cities

 

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog