Comunidad

16 de abril de 2021 | por: José Gutiérrez | 0 comentarios

Toperas de Final de Línea en Infraestructuras Ferroviarias

Un elemento de gran importancia en las líneas ferroviarias son las toperas ferroviarias. Su funcionamiento, aunque puntual puede llegar a ser de gran relevancia.

Las toperas son dispositivos encargados de detener completamente el tren de forma segura, se disponen al final de línea y en depósitos. Su función es doble:

  • De apoyo: referencia para la detención de un tren que se aproxima a baja velocidad.
  • De seguridad: fundamental, en el caso de fallo de alguno de los sistemas de frenado o de conducción de un tren, la topera proporciona una detención segura protegiendo tanto al personal en tren como la infraestructura y elementos situados por detrás de la topera. El objetivo es que la detección se produzca con seguridad para los pasajeros y con daños mínimos en el material móvil y fijo.

 

Es necesario un diseño conveniente definiendo una adecuada velocidad máxima de aproximación del tren, planteando un dispositivo capaz de resistir el impacto, así como proporcionar una deceleración de la marcha dentro de unos niveles que eviten daños en los ocupantes. Su diseño generalmente se lleva a cabo para velocidades de aproximación no superiores a 20Km/h.

Existen diversas formas de detener un tren, las toperas más frecuentemente empleadas son:

Fijas con émbolo hidráulico. Generalmente fabricadas en hormigón que disponen de cápsulas de gas-Hidráulica de gran capacidad de absorción de energía.

  • Deslizantes. Incluyen estas cápsulas de gas, pero a su vez estas toperas pueden llegar a deslizar en el carril. Estas toperas, generalmente constituidas por estructuras de acero se fijan al carril mediante unas mordazas que alcanzan cierta resistencia, la cual, una vez superada comienza el deslizamiento de la topera por el carril, manteniendo el rozamiento y disipando la energía proporcionada por el tren. Al disipar la energía por rozamiento reducen el daño al material móvil.

 

Además de las mencionadas, también se emplean:

  • Topes fijos rígidos: su principal función es detener el tren protegiendo los elementos situados tras este. Su principal inconveniente, además de la nula atenuación del impacto, es que suelen quedan fuera de servicio al producirse un impacto.
  • Topes deslizantes rígidos: no disponen de cilindros de amortiguación, y la disipación de energía se produce exclusivamente por el rozamiento del tope al deslizar.

Un interesante estudio acerca del funcionamiento de estos elementos se puede encontrar en el siguiente enlace:

http://www.railway-research.org/IMG/pdf/329.pdf

Las toperas son elementos de la infraestructura que rara vez llegan a trabajar, si bien en el caso de que los sistemas de seguridad fallen se trata del último elemento que llega a proteger al tren y sus ocupantes antes de un final de línea, protegiendo, además, la infraestructura tras estos elementos.

Autor: Juan José Álvarez González. Docente en Máster de Infraestructuras Ferroviarias de EADIC.

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!