Comunidad

26 de mayo de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Tipos de mantenimiento del material rodante

El mantenimiento del material rodante de toda infraestructura ferroviaria, incluida las metropolitanas, debe responder a los siguientes objetivos:

  • Seguridad: el mantenimiento del material rodante debe garantizar la seguridad de la circulación de estos.
  • Disponibilidad de trenes: los trenes son elementos de coste elevado y por tanto el dimensionamiento de las flotas se hace con una disponibilidad (% de trenes disponibles dentro de los existentes) dada. El mantenimiento debe permitir cumplir esos porcentajes. Para cumplir con estos porcentajes debe realizarse en los menores tiempos posibles.
  • Costes: evidentemente el mantenimiento debe reducir los costes al máximo. Estos costes son principalmente:
    • Mano de obra.
    • Materiales.
    • Equipos necesarios.
    • Horas de prueba y comprobación.
    • Horas de inspección.
    • Consumos energéticos.
    • Tiempos de paralización.
    • Horas de uso de equipos.
    • Costes de oportunidad derivados de paralización de trenes y disponibilidad, tanto para trenes, equipos utilizados y personal.
    • Consumo de herramientas.
    • Consumos de fungibles.
    • Almacenajes de piezas, herramientas, equipos y repuesto.
    • Transporte de repuestos, interno y externo.
    • Fiabilidad: El mantenimiento debe permitir que la fiabilidad o tasas de fallo de los equipo aumente, se mantenga o empeore dentro los limites admisibles en función del recorrido de vida del tren y los equipos. 

Debido a la variedad de objetivos que perseguimos cumplir con el mantenimiento del material rodante, las propias operaciones que deben llevarse a cabo pueden clasificarse u ordenarse de infinitas maneras, y cuando, dicho ordenamiento cumpla con los objetivos anteriormente planteados.

Una clasificación clásica de estos trabajos es la siguiente:

a)      Mantenimiento preventivo: consiste en el conjunto de operaciones encaminadas a evitar que ocurran fallos o averías. En este mantenimiento se incluyen las operaciones siguientes como parte fundamental del mismo:

  1. Inspecciones y comprobaciones
  1. Sustituciones y correcciones preventivas, conocidas las duraciones de elementos de desgaste o frecuencias de averías cuyo acción correctora mas económica es la sustitución, pueden establecerse sustituciones preventivas antes de que se den esas frecuencias.
Mantenimiento del material rodante

Medición del perfil de las ruedas de un eje de material rodante ferroviario

b)    Mantenimiento correctivo: es el realizado para corregir fallos o averías que ya se han producido. Por tanto, el mantenimiento correctivo no son trabajos programables, aunque con experiencia, es bastante previsible no de forma concreta pero si de con la suficiente precisión como para determinar recursos dedicados a él en cada flota o serie de trenes. Puede dividirse en dos niveles:

  1. Mantenimiento de primer nivel: el mantenimiento de primer nivel consiste en la reparación de la avería en cuestión en el propio tren con el objetivo de que el tren vuelva a estar plenamente disponible. Estas reparaciones en multitud de ocasiones implican la sustitución de un equipo o elemento averiado que puede o no ser reparado.

El mantenimiento de primer nivel corresponde por tanto al mantenimiento que se hace en el propio tren, las reparaciones posteriores que se hacen en los equipos retirados por avería corresponden a lo que se denomina mantenimiento de segundo nivel.

2. Mantenimiento de segundo nivel: los elementos averiados son enviados al taller para su reparación. En función del tamaño de la empresa mantenedora el Taller tendrá mayor o menor capacidad de reparación de equipos. En el caso de que para la avería en cuestión no se disponga de medios, el equipo averiado se envía al fabricante o reparador preparado, siempre y cuando el presupuesto haga rentable la reparación sobre la sustitución, y siempre que esta reparación sea técnicamente viable.

Pero, ¿cómo podemos asegurarnos que una empresa ferroviaria realiza correctamente el mantenimiento del material rodante de su titularidad? Pues viendo si esta empresa (o empresa a la que contrate el servicio de mantenimiento) está homologada por la  Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) para llevar a cabo esta actividad. En el link siguiente se pueden consultar los centros homologados de mantenimiento de material rodante ferroviario. 

Autor: Raúl Parra, profesor del Máster en Construcción, Mantenimiento y Explotación de Metros, Tranvías 

Máster en Construcción, Mantenimiento y Explotación de Metros, Tranvías y Ferrocarriles Urbanos

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog