Comunidad

25 de septiembre de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Tecnología para Big Data on-premise vs Tecnología para Big Data en la nube

Las soluciones on-premise, y, sobre todo en  Tecnología para Big Data, se necesitan de inversiones significativas con capacidades predeterminadas de potencia informática y de almacenamiento, así como restricciones en cuanto a la ubicación de los recursos. La creación de una infraestructura en las instalaciones puede resultar lento y caro.

Por tanto, con AWS se pueden evitar inversiones de capital significativas. Se puede evitar adquirir hardware costoso que ha de instalarse y configurarse por adelantado, antes de la implementación de las aplicaciones. Otros aspectos a tener en cuenta de una solución tradicional en las instalaciones son el espacio físico, la refrigeración, la alimentación, los cables, las redes, los racks, los servidores, el almacenamiento y las certificaciones.

Con AWS no se han de dedicar tiempo a estos aspectos. En su lugar, basta con hacer click para realizar un pedido y además, pagar por los recursos que se necesita, que están disponibles prácticamente al instante. Tras ello, ya se puede desplegar la aplicación.

Además con el cloud computing se pueden ahorrar en costos en Tecnología para Big Data de varias formas: AWS se reducen costes constantemente gracias a las enormes economías de escala y a las constantes mejoras. Las múltiples opciones de precios permiten optimizar los costos en función de la carga de trabajo, de manera ajustada al caso de uso. Sólo se paga por lo que se consume de manera variable y mensual. En comparación, una solución en instalaciones propias normalmente requiere actualizaciones cada 3 o 5 años. El costo de administración del trabajo y los sistemas también puede ser elevado.

Tecnología para Big Data

Los ahorros en los costos logrados gracias a AWS, permiten a las organizaciones dedicar sus recursos a proyectos nuevos e innovadores que motivan el crecimiento de sus negocio, al centrarse en las aplicaciones, no en operaciones. AWS brinda el acceso a una plataforma completa bajo demanda, a una fracción del costo de una infraestructura tradicional.

Si las previsiones están por encima de la realidad, se estará desperdiciando dinero con recursos superfluos. Cuando se toma una decisión relacionada con la capacidad antes de desplegar una aplicación, a menudo se termina con recursos costosos que no se aprovechan, o se acaba lidiando con una capacidad inadecuada. Si se queda sin capacidad, se entregará una experiencia de usuario insuficiente para los clientes hasta que puedan adquirirse más recursos.

Con AWS, todos estos problemas desaparecen, ya que simplemente se ha de aprovisionar los recursos que se necesitan. Si hacen falta más recursos, se puede incrementar la capacidad con facilidad. Si no se necesita recursos, se pueden desactivar temporalmente o dejarlos apagados. De este modo, se olvida el tener que tomar decisiones de dimensionamientos futuros de la plataforma de manera aleatoria.

Tecnología para Big Data

El cloud computing avanza al mismo tiempo que la empresa. La velocidad y la agilidad permiten responder a cambios en el mercado y los requerimientos de cómputo. En una infraestructura tradicional, la escalabilidad supone un desafío dado el tiempo que se tarda en aprovisionar, proporcionar y rodar un servidor.  La mayor elasticidad en la escalabilidad que proporciona AWS significa que puede aprovisionar recursos según las necesidades. Se pueden desplegar cientos o incluso miles de servidores en cuestión de minutos, sin necesidad de un proceso de gestión personalizado.

Este entorno de autoservicio cambia la velocidad con la que se puede desarrollar e implementar aplicaciones, lo que permite a los equipos experimentar con mayor rapidez y frecuencia.

Tecnología para Big Data

Con la infraestructura tradicional en Tecnología para Big Data, resulta difícil ofrecer un rendimiento excelente a una base de usuarios ampliamente distribuida. Para ello, la mayoría de empresas se concentran en una región geográfica cada vez a fin de ahorrar tiempo y costos. Con el cloud computing, todo esto cambia: se puede desplegar una aplicación de manera sencilla en cualquiera de las regiones de AWS del mundo. De este modo, se puede ofrecer menor latencia y una experiencia mejor a los clientes globales a cambio de costos relativamente pequeños.

En resumen, el cloud computing ofrece muchas ventajas en comparación con las infraestructuras tradicionales on-premise. Al final se trata de proporcionar a las empresas y organizaciones todo lo necesario para innovar de forma más rápida y rentable a fin de que puedan competir en este entorno cada vez más competitivo.

Autor: Roberto Sancho, profesor del Máster en Big Data y Business Intelligence, del Curso de Arquitectura de Sistemas, Tecnología para Big Data y Sistemas de Información de Empresa, del Curso de Spark y Kafka y del Curso de Amazon Web Services Specialist Big Data

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC - Cursos y Master para Ingenieros y Arquitectos
EADIC Blog