Comunidad

04 de mayo de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Sistema de calefacción de agujas de una Línea de Alta Velocidad

Para garantizar el buen funcionamiento de los cambios de vía mediante agujas durante los meses de hielo y nieve, se instala un sistema de calefacción de agujas en los cambios, con el fin de que el hielo y/o la nieve no dificulten la operatividad de ellos.

–         Cada sistema de calefacción de agujas comprende:

–         Acometida en alta tensión desde catenaria o feeder

–         Armario central y satélites de control de sistema de calefacción de agujas

–         Calefactores y fijación

–         Cableado en campo de la instalación.

–         Control

Esta calefacción de agujas se realizará mediante elementos calefactores longitudinales adosados al propio carril de rodadura a lo largo de los espadines y corazón de los cambios, así como en las traviesas huecas, a excepción de aquellos cambios con corazón fijo, que no necesitan calefacción debido a que no tienen movimiento.

Los calefactores se sujetarán al carril mediante clips de presión, con la forma adecuada al carril, de tal forma que se consigna una completa adhesión al alma del carril.

Los elementos o tubos calefactores serán de una potencia de 300 W/m. y se conectarán de forma manual y automática.

Los tubos calefactores serán del tipo varilla longitudinal con sección rectangular de las longitudes adecuadas a la zona a calefactar, dependiendo del tipo de cambio, así como de la zona, pudiendo ser estas: espadines o corazón.

Sistema de calefacción de agujas de una Línea de Alta Velocidad

La conexión a los tubos calefactores se realizará mediante cable bipolar aislado de 2×4 mm² de sección, siendo la forma de conexión a través de cabezal metálico con terminal de pala. Estos terminales serán rectos para los tubos calefactores instalados en los corazones de los cambios y con giro a 180º para los tubos instalados en la zona de los espadines. La forma del cabezal girado favorecerá la conexión del cable al tubo de la misma forma que sirve de salvaguarda de dicho cable.

Cada zona a calefactar dispondrá de su propia acometida (apoyo, seccionador, fusible, autoválvula, transformador, armario general de mando, armarios de distribución y tubos calefactores).

Desde el armario general de mando R0 de cada zona, se tenderán seis líneas independientes en baja tensión (+ 240 V., 0 V. – 240 V.) hasta los armarios de distribución, que estarán situados cerca de los centros de los espadines y corazones a calefactar.

En general, se tendrán 3 líneas para las zonas norte y tres líneas para las zonas sur. Las líneas serán con cables de 3×50 mm² de cobre tipo REF3Z1-K, con una tensión nominal de aislamiento de 0,6/1 kV y armados, para protección contra golpes fortuitos y anti roedores, dado que serán tendidos por los canales de cables existentes a ambos lados de la plataforma de vía.

Se ha previsto un armario de distribución para cada espadín o corazón a calefactar. Desde estos armarios de distribución, se alimentarán los tubos calefactores correspondientes mediante cables de 2×4 mm² de cobre tipo REF3Z1-K, con una tensión nominal de aislamiento de 0,6/1 kV y armados.

El control y mando del sistema, se realizará mediante un PLC instalado en el armario general de mando correspondiente a cada zona.

También te puede interesar:

Características en los aisladores en la catenaria C-350

Elementos de sustentación para la catenaria C-350

Autores:  Manuel Jesús Cabrera y Carlos Alberto Pérez, alumnos del Máster en Infraestructuras Ferroviarias

Máster en Infraestructuras Ferroviarias

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog