Comunidad

08 de septiembre de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Seguridad en oleoductos ¿Son idóneos para el transporte de hidrocarburos?

La seguridad en oleoductos y su idoneidad como medio de transporte de hidrocarburos ha entrado en el debate público norteamericano en los últimos años. Más aun con el incremento de producción de los desarrollos no convencionales que van a llevar a Estados Unidos a convertirse en uno de los mayores productores de hidrocarburos en el medio plazo.

Las idas y venidas con el proyecto Keystone XL y los accidentes como los de Santa Bárbara en 2015 (US), North Dakota en 2010 (US) y Lac-Mégantic  en 2013 (Quebec, Canadá) han resucitado el debate sobre el nivel de seguridad de los oleoductos y gasoductos frente al transporte por ferrocarril, barco o por carretera.

La construcción y puesta en marcha de oleoductos y gasoductos presentan importantes problemas de implantación y desarrollo, pero requieren de una operación menos compleja y permiten el transporte de grandes volúmenes de producto, pero ligados a puntos de despacho y entrega muy localizados.

Por el contrario el transporte en tren, barco o carretera permite una mayor flexibilidad de entrega, y una mayor velocidad y capacidad de crecimiento, aprovechando las redes de transporte existentes y en general una mayor eficiencia para el transporte de volúmenes pequeños.

En números absolutos, en Estados Unidos, el transporte por ductos supone un 58% del transporte de hidrocarburos, mientras que el trasporte por barco o gabarra representa un 38%, un 2.7% en ferrocarril y un 2.6% en camión.

Si bien el volumen de transporte de hidrocarburos por ferrocarril está creciendo en los últimos años, debido principalmente a los desarrollos no convencionales, aún está lejos de los volúmenes por oleoductos.

Seguridad en oleoductos

Comparativa volúmenes transporte de crudo en US

Desde el punto de vista de Seguridad e Integridad de las operaciones, resulta difícil encontrar índices o referencias que permitan comparar los diferentes sistemas de transporte ya que los tipos de riesgos son muy diferentes. El número de incidentes por tonelada transportada en el transporte por carretera y ferrocarril es significativamente más alto que el transporte en oleoductos, sin embargo, el volumen de hidrocarburos derramados por incidente es mucho mayor en los accidentes de ductos que en el transporte por carretera o ferrocarril.

Seguridad en oleoductos

En este sentido, cada uno de los sistemas tienen sus pros y contras, pero lo que es cierto es que todos van a seguir formando parte del mix de transporte de la industria de hidrocarburos.

Autor: José Campuzano, profesor del Máster en Petróleo y Gas: Prospección, Transformación y Gestión y del Curso de Aspectos de Seguridad y Medio Ambiente (SMA) en el Negocio de Oil and Gas

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog