Comunidad

10 de enero de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

¿Qué son los biocombustibles?

El término biocombustibles hace referencia a un tipo de combustible que se ha obtenido de restos orgánicos (biomasa). Actualmente suelen proceder del azúcar, el maíz, el trigo y las semillas oleaginosas.

Entre las principales ventajas de los biocombustibles encontramos que permiten reducir las emisiones de dióxido de carbono, puesto que, son capaces de absorber este gas a medida que crecen consiguiendo minimizar el impacto de los combustibles convencionales sobre la atmósfera.

Los biocombustibles suelen mezclarse con otro tipo de combustibles en proporciones que no superan el 10%, algo que posibilita la reducción en la emisión de gases de efecto invernadero.

Entre los principales tipos de biocombustibles encontramos los siguientes:

Biodiésel

Se fabrica a partir de grasa animal o aceites vegetales, tanto usados o sin usar. La transesterificación (intercambiar el grupo alcoxi de un alcohol) es el proceso más común para la transformación de este tipo de aceites en biocombustible, que puede usarse directamente en un motor diésel sin modificar.

En la actualidad Alemania aglutina el 63% de la producción mundial de biodiesel, seguida muy de lejos por Francia y Estados Unidos con el 17% y 10% respectivamente.

Bioetanol

También es conocido como etanol de biomasa. Se obtiene tanto de las plantaciones de maíz como de la caña de azúcar y la remolacha. Utiliza el azúcar extraído del alcohol como combustible para los vehículos motorizados, permitiendo reducir el uso de la gasolina y la contaminación ambiental derivada de su uso.

Actualmente Brasil, donde se usa este tipo de biocombustible desde la década de los 60, y, Estados Unidos prácticamente copan la producción mundial de bioetanol. La gran diferencia existente entre el etanol y el bioetanol radica en que el segundo se obtiene a partir de deshechos de biomasa, mientras que el primero también se puede obtener a través del petróleo.

Biogás

Este biocombustible se obtiene de la fermentación de los desechos orgánicos en condiciones de falta de oxígeno. Normalmente este proceso conocido como biodegradación se produce en los pantanos, motivo por el cuál comúnmente se ha conocido como gas de los pantanos.

La composición del biogás es básicamente metano, dióxido de carbono y pequeñas cantidades de hidrógeno, nitrógeno oxígeno y otros gases. Es capaz de generar energía eléctrica mediante el uso de turbinas o plantas generadoras y sirve como combustible renovable mediante la utilización de sistemas adaptados para su uso.

En la actualidad nos encontramos con ciudades asfixiadas por la contaminación proveniente tanto del sector industrial como de los medios de transporte que usan combustibles fósiles. Necesitamos urgentemente estandarizar el uso de este tipo de biocombustibles más respetuosos con el medio ambiente.

Si trabajas en el sector de las energías renovables o quieres desempeñar tu actividad laboral en el tienes que formarte con nuestro Máster en Energías Renovables y Eficiencia Energética.

renovables

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog