Comunidad

30 de septiembre de 2013 | por: EADIC | 0 comentarios

¿Qué define un Project Finance?

El modelo de Project Finance se utiliza para financiar “concesiones”, aunque no todas las concesiones se financian según el método del Project Finance.

 

Es un tipo de financiación donde la garantía para el repago de los créditos es el cash flow previsto del proyecto y es una fórmula de financiación privada de infraestructuras donde además de los cash flow previstos las entidades prestatarias también cuenta con la garantía del activo que es la infraestructura a construir.

– El proyecto a financiar debe ser “rentable” económicamente.

– La financiación de la obra se repaga con los ingresos que el proyecto genera una vez terminada su construcción y en fase de explotación.

–        El titular o promotor del Project Finance es una “Sociedad Vehículo”, que carece de otras actividades. Esta sociedad vehículo está compuesta normalmente por una o un conjunto de empresas que se unen para este proyecto en concreto. Los activos del proyecto en cuestión y su financiación estarán fuera del balance de las empresas individuales que configuren la “Sociedad Vehículo”.

– Los proyectos son normalmente industriales o de infraestructuras.

– Es muy intensivo en financiación. Los niveles de apalancamiento son elevados, y las necesidades de inversión también. Un ratio razonable hoy es de : Recursos propios de la sociedad vehículo 30%, financiación externa 70%

– Se utilizan financiaciones a largo plazo.

– Se distribuyen los riesgos entre los participantes, en función de su grado de implicación en el proyecto y de la misión a desarrollar en él.

– El coste de estructuración y puesta en marcha de un Project Finance es muy alto, de manera que no está aconsejado para proyectos de importe inferior a 5-10 millones de euros.

– El proyecto debe generar unos ingresos futuros muy estables y predecibles en el futuro.

Tipo de Proyectos financiables mediante Project Finance

 

Ventajas e inconvenientes del Project Finance:

  • Ventajas para los promotores del proyecto

–        Les permite acometer proyectos muy grandes para los que de manera individual hubieran tenido más problemas para captar financiación.

–        Como no afecta al balance de las empresas matriz, no se suma la financiación conseguida en el project finance a la que ya tuviera y le permite seguir endeudándose si lo necesitara para otros proyectos.

–        No requiere garantías corporativas, al ser la Sociedad Vehículo de Proyecto (SVP) la propietaria y es jurídicamente independiente de los promotores.

–        Permite apalancamientos muy elevados, maximizando así la rentabilidad del promotor.

–        Con estructuras bien elaboradas los costes de financiación no son excesivos, teniendo en cuenta los plazos que se barajan.

 

  • Ventajas para los financiadores

–        El riesgo de la financiación está asociado al proyecto, no al promotor, con lo que se evita la concentración de riesgos en los promotores.

–        Los financiadores pueden seguir en profundidad la gestión del negocio y pueden así tomar decisiones más fácilmente.

–        Permite operaciones muy grandes con un tipo de interés atractivo.

–        Estas operaciones les facilita la venta cruzada. Venden a los participantes en la SVP, seguros, asesoramiento financiero…

 

  • Ventajas para las administraciones públicas

–        Puede desarrollar infraestructuras sin incurrir en un aumento del gasto público.

–        Se producen ingresos para el estado gracias a transferencias o cesiones de activos.

 

  • Inconvenientes

–        Los costes asociados (estudio técnico, asesores legales, asesor de grupos, coberturas) son elevados, comparados con otros tipos de financiación.

–        El Project finance sólo es viable cuando existe una fuente de generación de fondos de gran estabilidad.

–        En la mayor parte de estas estructuras de financiación se contemplan numerosas limitaciones a los promotores (reparto de dividendos, cash sweep, escrow acount, etc)

–        La existencia de riesgos elevados obliga a cubrirlos mediantes seguros, con lo que el coste de la operación aumenta.

–        La transparencia exigida en todas las fases de la operación de financiación puede generar conflictos en determinados casos.

 

Fases de un Project Finance:

Fuente: Artículo de Samuel Serrano y Mª José García en revista Partida doble

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog