Comunidad

10 de octubre de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Planificación del tráfico y su influencia en las ciudades

El crecimiento de las ciudades es más que un hecho, decenas de proyectos de urbanización, nuevas vías… Vienen dibujando un entramado, en ocasiones, sin organización ni planificación del tráfico, llegando a eliminar zonas verdes.

El espectacular crecimiento de ciertas ciudades acompañado de desorden y anarquía, lleva consigo un deterioro progresivo del medio ambiente urbano, perdiendo calidad de vida.

Las construcciones de grandes edificios, puede que incremente las posibilidades de negocio, inversión y movimiento de las personas en torno a un centro financiero y económico. Pero esto conlleva a uno de los grandes problemas de las ciudades: el Tráfico Urbano.

Es más que evidente el alto número de automóviles que circulan por las distintas calles de nuestras ciudades, de hecho ¿quién no sufre a diario retenciones, atascos o embotellamientos, en las grandes ciudades? Llegando a pensar que caminando llegaría antes.

¿Dónde está el problema? Puede que se construyan nuevas vías, suponiendo que esta es la solución para organizar el buen funcionamiento del tráfico… pero de nada sirve crear accesos y nuevos viales sin una buena Planificación Urbana y su consecuente Planificación del Tráfico.

El planeamiento urbanístico o planificación urbana es el conjunto de instrumentos técnicos y normativos que se redactan para ordenar el uso del suelo y regular las condiciones para su transformación o, en su caso, conservación, estableciendo un modelo de ordenación para un ámbito espacial, que generalmente se refiere a un municipio, a un área urbana o a una zona con escala de barrio. Por lo que, en teoría, sería imposible construir anárquicamente sin plantear antes ciertas cuestiones basadas en la calidad de vida y sostenibilidad de la ciudad:

  • Aplicación de principios bioclimáticos en espacios públicos.
  • Creación de zonas verdes.
  • Promover la eficiencia energética de edificios públicos y residenciales.
  • Estudio de la orientación de las calles y situación de los edificios con el fin de maximizar su protección.

Todo lo anterior es fundamental en el desarrollo de la vida en una ciudad, pero una buena Planificación Urbana debe incidir especialmente en el tráfico. El problema del tráfico urbano en las ciudades que lo sufren tiene solución, como lo ha tenido en las principales ciudades de todo el mundo.

La Planificación del Tráfico es una rama esencial a integrar dentro de los planes de desarrollo de crecimiento de nuestras ciudades.

En Europa en este sentido, especialmente en España, la Planificación Urbana y en concreto la organización y Planificación del Tráfico urbano son especialidades que están dentro de las actividades públicas en todo el territorio nacional.

Así, gracias a estas planificaciones se ha disminuido las tasas de contaminación en el centro de las grandes ciudades, el tráfico en hora punta se intenta que se convierta en una circulación lo más fluida posible, además de intentar ganar tiempo en los desplazamientos disminuyendo los retrasos, y el consumo de combustibles fósiles.

Obviamente no todas las ciudades tienen estas preferencias. Pero es posible evaluar una estrategia sobre la Planificación del Tráfico urbano. En primer lugar con estudio del terreno por expertos profesionales. Estudios que han de recoger los principales agentes que actúan en el tráfico urbano de una ciudad: accesos, oferta de transporte, demanda, tiempos, etc. o conceptos más complejos como la Intensidad, Velocidad y Densidad del tráfico.

Con la ayuda de determinados software especializados como TransCAD y TransModeler, es posible monitorizar simulaciones de tráfico. Modelos que sirven para poder tener una idea del volumen de tráfico que puede llevar las determinadas áreas estudiadas.

Planificación del tráfico con TransModeler Traffic Simulation Software

Fuente: www.caliper.com

                                                                      

De esta manera es posible realizar una planificación sobre el papel que a la postre, se llevará a la práctica con resultados muy satisfactorios.

Realizada una Planificación del Tráfico urbano profesional y sostenible, es el momento de integrarla en el seno interno del área urbana, mediante la adecuación de planes estratégicos de tráfico, que contengan diferentes propuestas que pueden ayudar a restablecer un contexto saludable del tráfico urbano de nuestras ciudades.

Algunas de estas propuestas para intentar mejorar el tráfico en nuestras ciudades podrían ser:

  • La existencia de un área de Planificación del Tráfico o movilidad enmarcada dentro de la planificación del crecimiento de la ciudad es básico, sin ella es imposible dar un vuelco positivo y sostenible a una situación de caos circulatorio.
  • Contar con suficiente personal de gestión de tráfico en la ciudad es fundamental. En ocasiones en tramos de gran embotellamiento su presencia es prácticamente obligatoria, evitando así la sensación anárquica de la circulación en hora punta.
  • Una de las grandes conclusiones que resulta de un buen Plan Estratégico Urbano es la reorganización de los desplazamientos internos de la ciudad, mediante la construcción de nuevos aparcamientos, a poder ser de disuasión en la corona perimetral de los núcleos.
  • Aumentar el uso del transporte público, pues optimiza el uso de la circulación. Además es una medida sostenible al ayudar a preservar el medio ambiente. Por cada autobús pueden eliminarse 20 automóviles.
  • La restricción vehicular son un conjunto de medidas para disminuir el tráfico temporalmente en las ciudades, por ejemplo limitando la circulación dependiendo del número de matrícula.
  • Instaurar un amplio y renovado programa de educación y concienciación vial, con el fin de mostrar los aspectos negativos del tráfico en la ciudad.
  • Equilibrar la circulación peatonal de manera óptima y funcional, es una tarea muy importante para mejorar el tránsito en las ciudades. El volumen de peatones bien canalizado incentiva el no usar el coche.
  • Una buena red de transporte público que llegue a los principales puntos de atracción de viajes, ayudará a incentivar el uso de este.

Como habrás podido observar, nuestras ciudades cada vez más fomentan la sostenibilidad y la planificación urbana y, en especial, la gestión del tráfico urbano, y todo ello gracias a la Planificación de la Movilidad, y en consecuencia, a la Planificación del Tráfico.

Autor: Borja Moreno, profesor del Máster Internacional en Tráfico, Transportes y Seguridad Vial

Máster Internacional en Tráfico, Transportes y Seguridad Vial

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog