Comunidad

10 de febrero de 2014 | por: EADIC | 0 comentarios

Parte VIII; Experiencia Eadic "Vía"

Montaje de vía LAV en balasto. Fuente: Panoramio

Nuestro ingeniero – colaborador Yuri Rubio sigue enseñándonos a través de su experiencia como alumno en el curso universitario de especialización Infraestructuras Ferroviarias todo lo que podéis aprender en esta formación superior en la que te capacita a desarrollar habilidades suficientes para gestionar las fases de proyecto, construcción y mantenimiento de obras ferroviarias.

Un nuevo módulo del Curso se nos adviene, nos comenta nuestro colaborador, el de la vía. En él, se desarrolla el proceso de montaje de vía y la logística asociada tanto para vía sobre balasto como para vía en placa.

Yuri nos explica que los trabajos que integran el montaje de vía comprenden desde la coronación de la capa de subbalasto (con sus tratamientos correspondientes), losa superior de estructura o contrabóveda de túnel hasta la recepción final de la vía. La definición y proceso ejecución de los trabajos de montaje de vía quedan definidos en el Proyecto Constructivo.

Sin embargo, a los trabajos de montaje de vía le anteceden una serie de tareas y estudios previos. Debemos realizar comprobaciones sobre el terreno y definir de acuerdo con los recursos disponibles la logística más adecuada. Quizás, relacionar el proyecto a la logística de suministros es la parte más delicada y en la que debemos poner más énfasis. Al fin y al cabo definir un tipo de vía u otra es un proceso que podemos tildar de estandarizado. Lo natural es optar por vía en balasto a lo largo de la traza y en estructuras como: viaductos, puentes y en túneles de longitudes cortas. Y decantarse por vía en placa tipo Rheda, Edilon u otra en túneles de larga longitud y en puestos de adelantamiento-estacionamiento de trenes (PAET).
En cualquier caso, habrá que justificar en cada caso nuestra elección por razones económicas, de seguridad, limpieza, fácil evacuación, reducción de ruidos, etc. Por ejemplo, una manera de reducir ruidos es colocar manta antivibratoria debajo del lecho de balasto y así no tener que decantarnos por vía en placa. Suele emplearse en zonas próximas a población.

El montaje de vía exige una topografía de precisión y el establecimiento de bases de referencias fijas a lo largo de la traza que permitan conseguir la construcción de la vía dentro de las tolerancias prescritas (siendo de orden de magnitud milimétrico y en el caso de la Alta Velocidad con tolerancias más estrictas que en la vía convencional).
Logísticamente, debemos disponer de al menos una base de montaje y acopios intermedios cada 10-15 km además de instalaciones auxiliares a lo largo y anexadas a la traza, con sus accesos debidamente acondicionados. Las bases de montaje, son centros logísticos que permiten el suministro y acopio de materiales como carriles, aparatos de vía, de dilatación, traviesas, balasto para riego, etc.

Los acopios intermedios tendrán una superficie de 1 a 2 hectáreas utilizándolos para operaciones de carga-descarga de balasto para el lecho. Aunque, también podemos adosarles muros cargaderos y vías auxiliares para poder trabajar con balasto para riego.
La secuencia temporal de los trabajos de montaje de vía en balasto y placa son diferentes, aunque tienen similitudes, como el replanteo o las obras accesorias de hormigón (cruce de canalizaciones, arquetas, cunetas….) indispensables antes de comenzar a montar la vía. Es una pena que no me pueda extender mucho más con el desarrollo de los procedimientos constructivos al detalle, la logística de suministros, la maquinaria necesaria, el presupuesto, etc.

El autor de este post, siempre nos dice que esto es solo una pequeña pincelada de lo que se aprende en el Curso Superior Universitario en Infraestructuras Ferroviarias. Pero esta vez, ha añadido un comentario más “el caso práctico del módulo no tiene desperdicio, os lo aseguro”. Nos vemos el próximo día 17, hasta entonces, saludos.

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog