Comunidad

06 de junio de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Otra vuelta de tuerca en el permiso por puntos

Desde la implantación del permiso por puntos hemos visto como año tras año se reducía el número de víctimas en los accidentes de tráfico, el pasado 2016 se cerró con al menos 1.160 muertos en las carreteras españolas.

Evolución de los accidentes de tráfico desde la introducción del permiso por puntos

Evolución de los accidentes de tráfico desde la introducción del permiso por puntos. Fuente: DGT

Este repunte provocó que saltaran las alarmas. En su día, cuando se implantó el permiso por puntos, se hacía especial hincapié en que este debía ser actualizado y adaptado con cierta frecuencia, aunque hubo una serie de modificaciones posteriores, las cifras parece que piden una actualización con cierta urgencia.

En  este sentido, el  director general de Tráfico, Gregorio Serrano, adelantó que este año 2017 será clave para diseñar con el consenso de todos un buen plan de seguridad vial y reconoce que, después de diez años de vigencia del carné por puntos, es momento de analizar qué hay que cambiar: «No podemos quedarnos ahí, hay que evaluarlo y en ese pacto por la seguridad vial se tiene que poner sobre la mesa qué medidas hacen falta para que el carné por puntos siga siendo un sistema útil para la reducción de la siniestralidad»

Existen una serie de factores que han propiciado este aumento, en primer lugar existe una mayor exposición al riesgo. No cabe duda que el aumento de los desplazamientos es un factor determinante, estos han aumentado un 5% con respecto a 2015 impulsados por una cierta mejora en el empleo que requiere de un número mayor de desplazamientos.

Otra causa importante a tener en cuenta es el uso de los sistemas de seguridad pasiva, o mejor dicho el menor uso de estos sistemas.   ¿Cómo puede ser que 1 de cada 5 conductores y pasajeros fallecidos no llevara puesto el cinturón de seguridad?  Por desgracia un 22% no lo llevaba puesto en el momento que sufrió el accidente.

Uso del cinturón de seguridad

 

El casco también es un elemento que al no usarse sigue causando víctimas, de los 214 fallecidos en motocicleta, 4 no utilizaban casco en el momento del accidente. En el caso de los 21 fallecidos en ciclomotor, 1 solo no hacía tampoco uso de dicho dispositivo. Entre los ciclistas, de los 33 fallecidos, 6 no utilizaban casco, pese a ser obligatorio en vías interurbanas.

Por último sobre el uso de los Sistemas de Retención Infantil parece necesario introducir mejoras, en el pasado año  de los 16 niños hasta 12 años fallecidos en turismo, 3 no utilizaban ningún accesorio de seguridad en el momento del accidente.

En este sentido el director de la DGT,  lamentó que el 80 % de las muertes de niños se podían haber evitado con el correcto uso de las sillitas de retención infantil, por lo que abogó por un «mayor control sancionador» de ese tipo de actitudes.

La DGT tiene prevista una revisión exhaustiva del reglamento de circulación, de conductores y de vehículos, y poner especial hincapié en  la educación sobre seguridad vial desde edades tempranas”, aseguró el director de Tráfico.

Revisar el permiso por puntos, mejorar el conocimiento de los sistemas de seguridad activa y pasiva, evitar las distracciones y la fatiga al volante entre otras medidas, son algunas de los deberes para que el año que viene volvamos a romper la tendencia y acabemos con menos víctimas en nuestras carreteras.

Por último es importante señalar que una de las consecuencias de estos últimos años de crisis económica ha sido el aumento en la antigüedad de los vehículos. En el pasado 2016, se ha registrado un importante aumento en la antigüedad media de los vehículos implicados en accidentes mortales. Los turismos en que viajaban los fallecidos tienen una edad media de 13,6 años; 11,1 las furgonetas y 9,5 las motos.

La influencia de la antigüedad del vehículo es muy importante, además de consumir más combustible y contaminar más, los coches antiguos no sólo no disponen de los últimos sistemas de seguridad, sino que también sufren un importante desgaste debido a su uso.

En este sentido la DGT también ha anunciado que controlará a aquellos coches que no hayan renovado o tengan denegada la Inspección Técnica de Vehículos (ITV), mediante los lectores de matrículas en las ciudades. Según indican el conductor recibirá un primer aviso acerca de la infracción y posteriormente, en caso de reincidencia se sancionará con 200 euros a los usuarios con la inspección caducada y con 500 euros con la ITV denegada.

Aspectos como el control de los vehículos sin seguro y la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y SRI son otras de las medidas que se llevarán a cabo de forma periódica.

Autor: Agustín Galdón, profesor del Máster Internacional en Tráfico, Transportes y Seguridad Vial y del Curso de Investigación de Accidentes de Tráfico y Prevención 

Máster Internacional en Tráfico, Transportes y Seguridad Vial

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog