Comunidad

06 de mayo de 2021 | por: José Gutiérrez | 0 comentarios

Orientados hacia mayores turbinas, evolución de la tecnología eólica

La energía eólica ha conseguido ser competitiva y formar parte importante de la mezcla energética de diversos países a lo largo y ancho del mundo.

Esto se ha conseguido como consecuencia de la evolución de la tecnología eólica, que no ha cesado en su empeño de desarrollar aerogeneradores cada vez más baratos y eficientes, llegando a ser una alternativa a las fuentes de energía fósil.

Cabe destacar que esta evolución pasa por desarrollar cada vez máquinas eólicas de mayor tamaño,  tanto en altura de torre como en diámetro de rotor. Las cuales son capaces de aprovechar los vientos a mayor altura, siendo estos de velocidades mayores (no están tan influenciados por la rugosidad de la superficie del terreno) y, por tanto, más energéticos.

Un terreno de orografía compleja, como una cresta de montaña, también puede alterar el flujo de aire, lo que requiere de turbinas eólicas con torres de mayor altura.

Debemos recordar que la potencia del viento es proporcional a su velocidad al cubo, por lo que un pequeño incremento en la velocidad del viento supone un gran incremento en potencia. Este es uno de los motivos por los que las palas de los aerogeneradores han ido evolucionando hacía mayores longitudes.

Cabe destacar el caso de la India, donde los vientos son en su mayoría bajos (IEC III, ver tabla a continuación) lo que hace necesario modificar las palas, eligiendo estructuras de mayor longitud y ligereza. Adicionalmente, cabe comentar que no existen vientos de tipo IEC I en India, existiendo  los tipo IEC II exclusivamente en los estados de Tamil Nadu y Karnataka (Fuente: El mercado de la energía eólica en India, ICEX)

Así mismo, a medida que se han ido instalando parques eólicos, los terrenos con buen recurso eólico han comenzado a ser cada vez más escasos, ello contribuye a la necesidad de instalar máquinas provistas de rotores de mayor tamaño capaces de captar la energía de vientos de menor velocidad y en consecuencia menos energéticos.

Finalmente, no nos podemos olvidar de la economía de escala, es decir las máquinas grandes son capaces de suministrar energía eléctrica a un precio más competitivo. Ya que es más barato fabricar, instalar y mantener un parque eólico provisto de pocas máquinas más potentes (y en consecuencia de mayor tamaño) que una mayor cantidad de máquinas más pequeñas.

No nos debemos olvidar que en el coste debemos considerar diferentes aspectos que abarcan desde la construcción de accesos al parque, construcción de cimentaciones, conexión a la red eléctrica, mantenimiento de las máquinas, adquisición del terreno,…

El diseñar máquinas más grandes no está exento de dificultades, ya que existen aspectos que se vuelven más complejos cuando las máquinas aumentan de tamaño, como podría ser el caso del transporte de mayores componentes hasta las inmediaciones del parque, mayores emisiones de ruido, mayor impacto visual, necesidad de materiales con mayores prestaciones…

No obstante, la tendencia es clara y el futuro de los aerogeneradores pasa por un aumento de su tamaño. Está por ver hasta dónde es capaz de llegar la tecnología y qué tamaños de torre y diámetros de rotor se llegan a alcanzar. ¡Hagan sus apuestas!

Autora: Amaia Urruela Gancedo, docente del Máster de Energías Renovables y Eficiencia Energética en EADIC.

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog