Comunidad

25 de enero de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Mitos sobre la gestión de riesgos (II)

En este artículo analizamos otros tres mitos muy comunes sobre la gestión de riesgos enunciados por David Hillson:

Mito 4: Todo riesgo puede y debería ser evitado. Haremos todo lo que sea necesario para asegurar que el riesgo no pueda ocurrir, no importa qué coste o esfuerzo implique.

No todos los riesgos pueden evitarse y a veces evitarlos resulta muy costoso. Por ello podemos pensar en otros tipos de estrategias para enfrentarnos a los riesgos, como son:

-Transferir: se le confiere a un tercero la responsabilidad de su gestión, pero no se elimina el riesgo.

-Mitigar: implica reducir a un umbral aceptable la probabilidad y/o el impacto de un riesgo adverso.

-Aceptar: se decide reconocer el riesgo y no tomar ninguna medida a menos que el riesgo se materialice.

Mito 5: Nuestros negocios y proyectos no son arriesgados. La ausencia de riesgo es un signo de éxito. Cuando aparece el riesgo, necesita eliminarse tan pronto como sea posible.

Los riesgos son inherentes a todo tipo de proyecto y a todo tipo de negocio. Los riesgos tienen su origen en la incertidumbre, que está presente en todos los proyectos y en todos los negocios, por lo que resulta imposible pensar que nuestro proyecto/negocio no tiene riesgos.

Mito 6: La Gestión de Riesgo requiere números. Solamente el análisis cuantitativo del riesgo puede revelar el verdadero nivel de exposición.

Debemos recordar aquí dos procesos que nos define el PMBOK®: Realizar el Análisis Cualitativo de Riesgos y Realizar el Análisis Cuantitativo de Riesgos.

Una vez que hemos identificado los riesgos, podemos pasar a priorizarlos para un análisis o acción posterior, evaluando y combinando su probabilidad de ocurrencia y su impacto. Esto lo realizamos en el proceso Realizar el Análisis Cualitativo de Riesgos. Se trata de un proceso rápido y económico que nos permite establecer prioridades y que a su vez, sienta las bases del Análisis Cuantitativo de Riesgos, si este fuese necesario.

En el proceso Realizar el Análisis Cuantitativo de Riesgos, analizamos numéricamente el efecto de los riesgos sobre los objetivos generales del proyecto. Este proceso se aplica sobre los riesgos priorizados en el proceso Realizar el Análisis Cualitativo de los Riesgos, ya que podrían tener un impacto importante. Este análisis numérico puede ser innecesario, por lo que en ocasiones, no se realizará, llevándose a cabo únicamente el Análisis Cualitativo.

Debemos recordar que muchos riesgos no se pueden cuantificar fácilmente, pero siempre es necesario un enfoque cualitativo.

También te puede interesar:

Mitos sobre la gestión de riesgos (I)

Autor: Liliana Grande, profesora del Máster en Dirección de Proyectos Internacionales

Máster en Dirección de Proyectos Internacionales  PMI®

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog