Comunidad

20 de julio de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Minería a cielo abierto. Remodelado de escombreras

La minería a cielo abierto, como la mayor parte de las actividades que el hombre realiza para su subsistencia, crea alteraciones en el medio natural, desde las más imperceptibles hasta las que representan claros impactos sobre el medio en que se desarrollan.

Por tanto, el impacto ambiental de una actividad minera a cielo abierto es la diferencia entre la situación del medio ambiente antes de llevar a cabo la actividad, y durante o tras la actividad minera.

En este artículo haremos mención a las escombreras que se producen como resultado de la minería a cielo abierto y sus principales técnicas de remodelado.

Impacto ambiental de la minería a cielo abierto

En las escombreras producidas como consecuencia de la minería a cielo abierto, el principal objetivo es reproducir las formas topográficas del paisaje circundante. Para ello, el método de actuación más eficaz es prever con antelación su ubicación y forma de construcción, intentando que la escombrera no sobresalga de la línea del horizonte, y evitando formas excesivamente geométricas.

Algunas reglas visuales en el remodelado de escombreras producidas por la minería a cielo abierto son las siguientes:

  • El ojo percibe más las dimensiones verticales que las horizontales, por lo que impactará menos una masa alargada y de poca altura que otra estrecha y alta.
  • La distribución del material sobre una ladera en pendiente hace que en la parte más alejada del espectador se aprecie una menor masa aparente.
  • Se debe evitar que la altura de la escombrera sobrepase la cota altitudinal del entorno, para que así no destaque en la línea del horizonte.
  • Las líneas curvas sobre superficies suaves producen una intrusión visual menor que las líneas y cortes rectos sobre superficies planas, las cuales no hacen sino acentuar formas y volúmenes.
  • En terrenos abruptos el efecto visual disminuye si las escombreras se apoyan en laderas, y si se reproducen en lo posible las pendientes, formas y líneas naturales del terreno.
  • Las litologías con colores fuertes y llamativos (por ejemplo, intensos recubrimientos con limonitas) intensifican y agravan las sensaciones ópticas de los observadores, al contrastar con el colorido suave y vistosidad natural de los suelos y vegetación (p.ej., regiones mediterráneas).

Una de las actuaciones más frecuentes en el modelado de escombreras es la reducción de su altura, ya que es uno de los caracteres de mayor impacto.

Eso implica siempre un aumento de la superficie afectada, por lo que la remodelación debe llevarse a cabo retirando previamente la tierra vegetal del área a afectar, que se extenderá sobre el conjunto resultante al término del proceso.

Impacto ambiental de la minería a cielo abierto

Las terrazas o bermas de gran anchura en la escombrera producen el máximo efecto visual negativo, por lo que desde el punto de vista estético hay que procurar evitarlas.

En definitiva, es necesario evitar las formas troncocónicas, evitar aristas y superficies planas que denotan artificialidad, y redondear taludes en planta y alzado para conseguir una apariencia lo más natural posible.

Autor: María Quiñones, profesora del Máster en Minería, Planificación y Gestión de Minas y Operaciones Mineras y del Curso de Gestión Ambiental en Minería

Máster en Minería, Planificación y Gestión de Minas y Operaciones Mineras

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog