Comunidad

13 de agosto de 2015 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Medidas preventivas contra incendios en bosques

Como todos sabemos, en esta época del año se producen más incendios en España que en cualquier otra estación. Es por ello, por lo que se deben tomar medidas preventivas como los cortafuegos. Éstos son espacios de terreno sin ningún tipo de combustible, que hacen posible que los incendios no avancen a través de ellos. 

Podemos clasificar los cortafuegos en tres tipos:

  • Naturales: son simplemente un terreno con escaso o ningún tipo de vegetación, como los ríos.
  • Artificiales: pueden ser carreteras.
  • Creados: los hacen los bomberos durante el incendio, deforestando el área seleccionada.

 

incendio bosque

Aún así, una de las medidas preventivas más importantes debe tomarse en el momento de realizar la repoblación. Desde el principio, deberían construirse áreas cortafuegos, de fajas cortafuegos o puntos de agua para evitar que se propaguen posibles los incendios  y aplicar una selvicultura preventiva de incendios para dificultar la propagación del fuego.

 

Y,  ¿qué es la selvicultura?

La selvicultura es, pues, una disciplina tanto de carácter científico como técnico. Se ocupa de la aplicación de técnicas de gestión y aprovechamiento racional de los montes así como del estudio, elaboración, análisis y perfeccionamiento de tales técnicas. Asegurando,  un adecuado estado vegetativo de la misma, manteniendo su persistencia y estabilidad.

Titulares de noticias como “Galicia registra 134 incendios el fin de semana y el 40% se originan de madrugada” o “La ola de calor convierte 2015 en el peor año de incendios de este trienio” merecen que se tome conciencia respecto al tema. Siempre ha habido incendios pero este año ha sido peor.

Además, existen pequeños pueblos sin apenas recursos donde son los propios vecinos los que intentan apagar los fuegos.

Las medidas preventivas a tomar son muchas.

  • Evitar hacer barbacoas y si se hacen asegurarse del total apagado del fuego.
  • No tirar colillas de cigarrillos.
  • Evitar la quema de rastrojos.
  • Chispas inesperadas.
  • Pequeños trozos de cristal que se quedan en los montes y que concentran los rayos del sol hasta provocar una llama.
  • La acción de pirómanos.

Aún así,  la otra causa de los incendios suelen ser los rayos por lo que nuestras medidas preventivas quedan un tanto limitadas. Claro está que los rayos son una excepción. De hecho el subdirector de Silvicultura y Montes del Ministerio de Medio Ambiente. José Manuel Jaquolot,  explica que suponen el 5% de las causas de incendio.

 

Aquí os dejamos una Guía de buenas prácticas en la prevención de incendios forestales.

 

Este contenido llega a ti gracias al master ambiental

Máster Internacional en Ingeniería y Gestión Ambiental

Relacionado con:

master ambiental

maestria en ingenieria ambiental

ingenieria sanitaria

ingenieria civil ambiental 

Comentarios

EADIC Blog