Comunidad

19 de febrero de 2018 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales

Por lo general las instalaciones eléctricas industriales tienen un gran costo. Sus fallas más allá de evidenciar un problema en el funcionamiento del aparato en sí pueden llegar a generar pérdidas muy grandes a la producción, lo cual representa una pérdida de dinero muy importante para la empresa en cuestión. Para no llegar a esto el proceso de mantenimiento de las instalaciones eléctricas es realmente importante y nos da la posibilidad de anticiparnos a los problemas antes de que los mismos se traduzcan en cuantiosas pérdidas económicas.

El mantenimiento es un servicio que agrupa a una serie de actividades cuya ejecución permite alcanzar un mayor grado de confiabilidad en los equipos, máquinas, construcciones civiles, instalaciones. 

El mantenimiento pasa a ser así una especie de sistema de producción o servicio alterno, cuya gestión corre paralela a este; consecuentemente, ambos sistemas deben ser objeto de similar atención, aunque la realidad demuestra que la mayor atención se centra en la actividad productiva o de servicio propiamente dicha. Está demostrado que las organizaciones eficientes tienen un eficiente sistema de mantenimiento. La reconversión de la actividad de mantenimiento debe verse, en primera instancia, como la adopción de un sistema que se adapte a las necesidades de cada empresa y particularmente a las características y el estado técnico del equipamiento instalado en ellas.

Instalaciones industriales eléctricas

En primer lugar es importante aclarar que el mantenimiento de instalaciones industriales eléctricas se encuadra en un proceso más global que es el del mantenimiento industrial en sí.

El mantenimiento industrial se define como un proceso genérico que consiste en un conjunto de acciones encaminadas a la preservación de la maquinaria, el equipo y las instalaciones con el fin de que las mismas sigan sirviendo en condiciones óptimas para el servicio que han sido adquiridas, evitando o minimizando sus fallas durante su vida útil y aumentando su eficiencia.

Entre algunas de las instalaciones más comunes en las cuales la energía eléctrica se manifiesta en los equipos podemos mencionar los motores eléctricos y los generadores, la iluminación, las líneas eléctricas, las cajas de conexión, los interruptores, etc.

Las fallas en los sistemas industriales que funcionan con energía eléctrica se traducen en grandes pérdidas económicas, por lo que se hace necesario asociar el mantenimiento con una tarea preventiva.

Normalmente, cuando se piensa en mantenimiento de instalaciones eléctricas industriales pensamos en reparación de maquinaria que no funciona, sin embargo el mantenimiento no se centra en esa cuestión, sino en evaluar de manera periódica el funcionamiento de cada uno de los circuitos eléctricos que abastecen las máquinas de manera que se pueda detectar hasta el problema más pequeño.

Cuando se produce un fallo en una instalación eléctrica esto es una advertencia de un problema grave y una vez que está instalado el fallo el problema de origen no suele ser difícil de detectar.  El desafío en la detección de los problemas en realidad se encuentra en la tarea de mantenimiento. Cabe destacar que los problemas no se encuentran tan a la vista y es necesario personas realmente cualificadas para detectar fallas pequeñas que luego pueden llegar a convertirse en potenciales desastres.

Por eso es importante que el mantenimiento de las instalaciones eléctricas industriales sea llevado a cabo por  personas altamente cualificadas, en algunos casos las instalaciones eléctricas industriales son de gran complejidad y una persona sin experiencia en el mantenimiento de las mismas puede llegar a pasar por alto potenciales problemas.

Una buena detección a tiempo de los problemas que afectan a una instalación eléctrica puede llegar a salvarnos de tenerse que ver en la situación donde se quiera  o no sea necesario reemplazar una pieza por otra.

Debido a la especificidad de ciertas instalaciones eléctricas, hay que destacar que es probable que en muchas ocasiones no se tengan los repuestos originales de las piezas que se deben reemplazar, lo que supone tener que esperar a que la pieza se importe o esté disponible. Esto significa que la central eléctrica o industria puede llegar a encontrarse parada por días o incluso semanas, lo que se traduciría en pérdidas económicas realmente grandes, por lo que se debe de tratar de evitar llegar a esta situación.

También es importante tener en cuenta que a la hora de realizar las revisiones técnicas de algunas máquinas medianamente complejas existe un protocolo. Aunque para algunos seguir medidas de protocolo puede parecer innecesario, cabe recordar, que las mismas están diseñadas con el fin de que no se salte nada a la hora de llevar a cabo el chequeo y garantizar que la instalación se encuentre funcionando de manera correcta.

A nivel industrial cuando una máquina entra en revisión siempre hay otra que la reemplaza de manera que el servicio o la producción de determinado producto no se vean afectados. Debido a que el mantenimiento muchas veces implica quitar la máquina de servicio, la empresa en cuestión tendría que preverlo con anticipación de manera que no se afecte a la productividad de la misma.

terminología de mantenimiento

 

Fiabilidad, mantenibilidad y disponibilidad

Estas tres funciones se pueden enfocar de forma provisional (antes del uso) o de manera operacional (durante o después del uso)

Las tres funciones, llamadas respectivamente R(t), M(t), D(t), son funciones de tiempo. En mantenimiento es indispensable precisar la noción de tiempo.

vida de un material

 

Autor: José A. Segovia, profesor del Máster en Diseño y Construcción de Instalaciones y Plantas Industriales

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog