Comunidad

20 de noviembre de 2012 | por: EADIC | 6 comentarios

Lineas de Alta Velocidad: ¿Hay más de las necesarias?

Carlos Tarazaga Castilla (Profesor) lanza el siguiente hilo de foro entre sus alumnos: Lineas de Alta Velocidad: ¿Sobredimensionadas? ¿Demasiada ambición?

Volvemos a traer un nuevo hilo de debate. Este foro se ha iniciado en nuestro curso de Proyecto, Construcción y Mantenimiento de Infraestructuras Ferroviarias.

alta velocidad

Al leer noticias sobre el sector ferroviario en los últimos meses, me ha dado la impresión que el comentario general es que se ha sido demasiado ambicioso en infraestructuras de Alta Velocidad en España. ¿Qué opináis? ¿ Creéis que se han construido más líneas de las que realmente son necesarias en un país como España?

Carlos Javier Gómez Díaz (Alumno)

Hola a todos. Esta pregunta que se plantea la verdad es que está demasiado de moda en la actualidad con la crisis que estamos viviendo (que si se han hecho cosas que no valen la pena, malgastar dinero…). Y creo que no es cierto.

Las infraestructuras de transporte tienen como objetivo facilitar y promover el desarrollo económico y social del territorio al que afecten, por lo que nunca son suficientes y siempre mejorables. Sin embargo, el problema radica en mi opinión en la no planificación o acogerse a parámetros inadecuados, llámese políticos. Es el ejemplo de la línea Madrid-Levante, se planifica una estación AVE en Cuenca, para que a los pocos meses de su puesta en marcha RENFE elimina el servicio AVE Madrid-Cuenca ya que sólo se montan 6 pasajeros al día. O el caso de la línea en construcción Sevilla-Granada, que en poco más de 200km hay 3 estaciones intermedias, dos de las cuales no alcanzan el servicio a más de 20.000 y 30.000 personas, luego la afluencia de pasajeros no se estima a priori grande. (Frecuento bastante esta línea en Media Distancia, y en Loja a 30 min de Granada, se montan 5 personas en cada tren, así que en AVE…)

¿Entonces cuál es el problema? Creo que el asunto radica en la falta de planificación a medio plazo, en el poco sentido de intermodalidad y aprovechamientos de las infraestructuras y en dejarse llevar por razones políticos. Es cierto que gracias a ello tenemos trabajo (o teníamos por desgracia), pero si en vez de una línea AVE, se hace uso de otros medios como Media Distancia o Cercanías y se da un uso correcto para cada modo, podríamos llegar a más sitios dando un servicio mejor y promoviendo el desarrollo de igual manera.

¿Qué pensáis?

PD: Siento el Quijote que he escrito.

 

Sonia Bazán de la Fuente (Alumna)

Buenos días a todos.

El tema planteado por nuestro profesor Carlos, es una cuestión, que, por la situación económica y política actual en nuestro país, puede ser muy controvertida.

Si bien es cierto, que por muchas decisiones políticas erróneas, se han paralizado o proyectado líneas de AVE, que han supuesto una gran inversión a nuestro País, también hay que decir, que la mayoría de las líneas AVE ha permitido desarrollar, el ferrocarril de alta velocidad más moderno y avanzado del mundo del que ahora somos referentes en otros países.

La alta velocidad ha crecido, ha generado desarrollo, mejorando la vertebración del país y la calidad de vida de las personas. Los datos que recoge Adif son:
Cerca de 23 millones de usuarios anuales (datos año 2011: 22,83 millones de viajeros) utilizan los trenes de la operadora pública Renfe, que circulan a una velocidad comercial media de 222 km/h, superior a la de Japón (218 km/h) y Francia (216 km/h). Uno de los aspectos más valorados por los usuarios es la puntualidad del servicio, que roza el 99%.

Las líneas de alta velocidad aportan beneficios a nuestro País, entre ellos:

– Interoperabilidad entre la red convencional y la red de alta velocidad mediante la tecnología de cambiadores de ancho, que permite a trenes de rodadura desplazable circular por ambas.

– Reducción de accidentes en carretera y el ahorro de tiempo en los desplazamientos por carretera debido a la menor congestión del tráfico.

– Reducción de las emisiones de CO2 anuales y del considerable ahorro de consumo energético de toneladas equivalentes de petróleo.

Aunque, a corto y medio plazo, una inversión de estas características no resulte rentable, debemos pensar, que este tipo de líneas se proyectan para que sean rentables a lo largo plazo construyendo y manteniendo infraestructuras eficientes e interoperables a precios competitivos proporcionando sistemas patentados de gestión de tráfico que garantizan una mayor seguridad y eficiencia.

Para finalizar mi planteamiento, me queda por decir, que para mi, el futuro es la Alta Velocidad, consiguiendo conectar todas las ciudades Españolas con este tipo de infraestructuras.

Carlos Tarazaga Castilla (Profesor) 

Sonia, Carlos, gracias por vuestros comentarios. La verdad es que parece que tenemos el mismo punto de vista, aunque con diferente matices. Si que es verdad que algunas líneas de AV en España estarían justificadas (Madrid-Barcelona, Madrid-Sevilla, Madrid-Valencia) si las comparamos con otros corredores nacionales (Madrid-Galicia, Madrid-Toledo,etc). ¿Y si comparamos con otros países? Francia y Alemania, por ejemplo, presentan datos de números de viajeros el doble y 4 veces superior al español, respectivamente. Entonces,¿son rentables las líneas de AV en España con el actual número de pasajeros? ¿Se hicieron correctamente los estudios de demanda? ¿O simplemente la AV ha sido una infraestructura utilizada por los políticos para ganar votos?

Si lo vemos desde ese punto de vista, parece que no. No obstante, la eficacia de una infraestructura no sólo se puede medir por su rentabilidad económica. Las líneas de AV permiten la cohesión territorial, aumenta la seguridad del viajeros respecto otros modos de transporte, reduce los tiempos de viaje, genera actividad económica, crean empleos y permite reducir las emisiones de CO2. ¿Cómo se valora económicamente estas mejoras?

Carlos Javier Gómez Díaz (Alumno)

Mi opinión es que actualmente no se valora, la crisis en la que seguimos inmersa ha provocado que solo se piense a corto plazo, y ahora lo único que se valora es cuánto se gasto o ingresa, y no la rentabilidad económica de ésta incluyendo los beneficios económicos-sociales que conlleva.

Comentarios

6 Comentarios

  • En mi opinión la AV es necesaria para cualquier País moderno que pretenda potenciar su desarrollo, no solo interterritorial sino también con los Países que le rodean, como es nuestro caso. El problema es el intrusionismo político en la planificación puramente técnica, desvirtuando los estudios de viabilidad y beneficiando o perjudicando a ciertas comunidades en función del “color” que tengan.
    Luego hay que plantearse su rentabilidad, que como bien se ha dicho no es puramente económica, sino social, medioambiental, etc, y además a largo plazo, no se pueden sacar conclusiones al año siguiente.
    Si sólo miramos la rentabilidad económica, a día de hoy, y gestionado por la Administración pública, está claro que no es rentable, ¿por qué? Sencillamente porque los costes de mantenimiento se comen los beneficios por billete.
    Estamos viendo que en LAV Madrid-Valencia, sólo el mantenimiento de vía y señalización, ya se come casi el 50 % de los ingresos, teniendo en cuenta los 2 millones de pasajeros/año.
    Pero claro, esos costes de mantenimiento son contratos que la Adminsitración adjudica a empresas privadas que a su vez tienen sus márgenes, ¿podrían adjudicarse mediante contratos más baratos? Sí, pero quizás repercutiría en la calidad del servicio, como siempre el usuario sería el afectado.
    Por lo tanto creo que sobra el “intermediario”, que en este caso es la Administración, y que tiene unos costes fijos muy elevados. Privatizar el servicio es otra opción, siempre que el canon sea razonable, que por ahora no lo parce.
    Finalmente creo que una línea de AV no puede tener tantas estaciones y tan cercanas, pues pierde su razón de ser, no siendo competitiva frente a otras.
    También pienso que sería necesario una modernización en paralelo para mercancías, que sí potenciarían el desarrollo económico mucho más rápido.
    Saludos.

    Por Fernando Antequera | 20 noviembre, 2012

  • Las infraestructuras ferroviarias españolas estaban en muchos casos obsoletas. En concreto el corredor noroeste data del siglo XIX. La renovación de las líneas era una necesidad. No obstante el enfoque ultrarápido y un poco elitista de las vías de AVE es poco compatible con unas líneas que el algunos casos no conectan grandes ciudades.
    La revisión del corredor NO para uso a velocidades algo inferiores, 200 km/h por ejemplo, puede abaratar los costes de explotación y permitir mayor utilización con tarifas algo inferiores sin aumentos muy significativos de tiempos de viaje.
    Se podría decir lo mismo de la línea Madrid-Valencia.
    No tiene mucho sentido que los trenes pasen por algunas ciudades sin parar para ganar cinco minutos.

    Por Ignacio | 20 noviembre, 2012

  • Me parece fantástico el nivel del debate y sin ser un experto solo puedo animar a que sigáis compartiendo vuestros pensamientos y en muchos otros foros.

    La inversión en infraestructuras es sin duda siempre beneficiosa para la comunidad que las sufraga (si se realizan adecuadamente) y siempre por tanto se puede concluir que es bueno realizarlas. Ahora bien ¿son rentables? bueno pues eso se verá, y posiblemente ahora más de uno se va a fijar, es como cuando vas a la compra y te das cuenta que el carrito te ha costado media paga, entonces miras la lista y piensas que a lo mejor no debiste comprar tal o cual “articulo”. Dicho esto un kilometro de AVE a digamos 10 millones de euros ¿es caro o barato? bueno a lo mejor es barato comparado con un kilómetro de AVE entre Medina y la Meca pero la cuestión es ¿nos lo podemos permitir o a lo mejor son necesarias otras infraestructuras o cualquier otro servicio antes que ese?. A lo mejor la culpa es de quienes nos las subvencionaban desde Europa? ¿pero Europa somos también nosotros no? ¿hemos hecho trampas en el solitario?.

    Pues mi opinión es que nos hemos pasado, y no he hecho ni un número, me lo dice la inteligencia emocional que divulga Punset, bueno eso y los comentarios de Carlos, lo de Cuenca y lo de Loja son materia del Follonero que ya pasó por Guadalajara, y claro que la primera línea fuera Sevilla-Madrid en vez de Barcelona-Madrid… ya nos tendría que haber puesto los pelos de punta… ¿o no?, bueno depende, si atendemos a intereses económicos sí, pero si atendemos a los que se esgriman a su favor como pueden ser vertebrar el territorio etc. pues no. Bien ahi radica para mi entender el origen de esta discusión, ya que me temo que tenemos que exigir ambas, y parece que no siempre ha sido así.

    Espero que para la próxima seamos capaces de anteponer los intereses de la comunidad a los de mi partido o a los de mi pueblo… porque al final estamos todos en el mismo barco rememos para donde rememos. Seamos críticos pues y honestos con los estudios de viabilidad y rentabilidad de las líneas para que nuestro dinero no caiga en saco roto y nuestro trabajo sea objeto de críticas. Pidamos que dichos estudios sean traducidos al lenguaje de la calle, osease en euros, como inversión de nuestros impuestos y los beneficios obtenidos.

    Tendremos que hacer un esfuerzo los técnicos por comunicarnos con los periodistas y divulgadores (o hacernos divulgadores, Carlos por favor! tienes un blog? si no a que esperas?) y valorar las cosas en su justa medida, y cuantificar en la medida de lo posible todo (si todo, lo social también, todo, como lo hacen las aseguradoras), creo que lo más difícil de una línea no será encajarla en la topografía, o cualquier otra cuestión de ese tipo sino el estudio de viabilidad y ese no puede estar basado en réditos electorales y desarrollado en la oscuridad sino que debe estar bien claro y ser objeto de divulgación y opinión de todos los clientes que somos nosotros (nos montemos en el tren o no!!!), me entristecería mucho que por algunas malas prácticas se desvirtuara la buena imagen que la sociedad percibe de las líneas de alta velocidad y por extensión de los que nos dediquemos algún día a diseñarlas, construirlas o explotarlas.

    Carlos a apuntado muy bien algunas sombras y Sonia las luces que tanto nos gusta ver en los vídeos de Adif, sinceramente creo que hay más luces que sombras y por eso me he animado a escribir estas lineas, para implicar a todo el que lo lea y que el lienzo nos quede más bonito todavía.

    Saludos cordiales
    José L. Varela

    Por José L. Varela Toro | 20 noviembre, 2012

  • Hola solo quiero dejar un par de comentarios:

    España, tras la inauguración de la línea del AVE entre Madrid y Valencia, sobrepasa los 2.600 kilómetros de red ferroviaria de alta velocidad, convirtiéndose en el país europeo con más kilómetros de AVE. De esta forma, adelanta a Francia –1.900 kilómetros– y se aleja de Alemania –1.300 kilómetros–. Internacionalmente, se pone por delante de Japón –2.500 kilómetros– y por detrás de China –3.500 kilómetros–.¿¿¿Donde vamos????

    Segundo todas las ciudades no solo quieren estación AVE sino que encima sea soterrada aunque sea un “pueblo” de 50.000 habitantes, con el sobrecoste que ello supone.

    Opino que antes de seguir ampliando la red de lineas de alta velocidad, lo limitaría a distancias largas y corredores internacionales y compatibilizarlo con tren convencional mejorado para que sean complementarios.
    Para mi este es el futuro sostenible del tren.

    Por Antonio (ingeniero civil) | 21 noviembre, 2012

  • Desde mi punto de vista, todas las infraestructuras se planifican para el largo plazo, pero en el caso de la alta velocidada ferroviaria creo sinceramente que nos estamos equivoncando.

    Un tren de alta velocidad no será nunca útil si no se acompaña de una alta frecuencia. Esto supone necesariamente un gran coste de mantenimiento y explotación que sólo será sostenible con una importente masa transportada, con muchos viajeros.

    De acuerdo con eso, habrá que tener mucho cuidado con las estimaciones de crecimiento del tráfico actual, evitándo que la política estropee la realidad solo por el placer de inaugurar una estación, con un centro Vialia…

    Yo sinceramente dudo que una línea de AV a Galicia o Extremadura sean algún día rentables, o siquiera sostenibles, aunque es evidente y necesario, por cohesión social, mejorar las condiciones del transporte ferroviario a esas zonas.

    Por Gonzalo | 22 noviembre, 2012

  • Respecto a lo leído, oigo hablar mucho de “cohesión territorial” como si fuera un concepto en sí básico, sin necesaria explicación. ¿A que llamamos cohesión territorial?. ¿A un medio de transporte “elitista” con precios prohibitivos para la mayoría de los ciudadanos tanto a corto, como a medio como a largo plazo?. Para mí cohesión territorial es articular unas líneas de cercanías-regionales competitivas en precio y tiempo con el vehículo particular y que al usuario le valga la pena utilizar en vez de su vehículo. Llamo a unas líneas que puedan alcanzar velocidades de 160 km/h (no unos arrogantes 350 donde no hace falta) para unir grandes aglomeraciones de población con un sentido económico. Podríamos poner como ejemplo las aglomeraciones de madrid y barcelona pero también por ejemplo líneas que uniesen grandes ciudades cercanas como murcia-alicante-elche (1 millón de hab. entre las tres) a un precio suficientemente competitivo para permitir un uso diario. La construcción de muchas de estas infraestructuras locales, con un mucho más probable usuario habitual quizá no daría a mucho político ese “glamour” de ser el pais arruinado de los 350km en lineas vacias (ahora y dentro de 20 años) pero conseguiría integrar (así como generar muchos puestos de trabajos para unas infraestructuras mucho más baratas que el ave) ciudades con una conexión económica.
    En españa ha dominado una frase que por tanto repetida ha superado su umbral natural que es el “absurdo” y es ese: ” es que nosotros también tenemos “derecho” al ave”. ¿Que es el derecho al ave, que es el derecho a un aeropuerto?. España necesita empezar a pensar primero en las necesidades, los potenciales usuarios, el nivel económico de los potenciales usuarios, la viabilidad que van a dar a la infraestructura los potenciales usuarios y luego hacer como han hecho los británicos, restarle el “porcentaje de optimismo” que es ese porcentaje idilico que marcan políticos y empresas constructoras. España tiene que empezar a volver a la humildad y el sentido común…tiene que ser rentable ir en tren en 30′ entre castellón y valencia, entre murcia y alicante o entre otros grupos de ciudades conectadas económicamente antes de servir a “cuatro” ejecutivos de anuncio que usan el ave como puente aéreo entre madrid y barcelona.

    Por Germán | 26 noviembre, 2012

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog