Comunidad

14 de diciembre de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Las praderas marinas del Mar Menor están desapareciendo

Un estudio del Instituto Español de Oceanografía y la Asociación de Naturalistas del Sureste (ANSE) han certificado que entre 2014 y 2016 han desaparecido debido a la contaminación el 85% de las praderas marinas existentes en el Mar Menor.

Este estudio para cartografiar, analizar el estado de salud y la evolución de las praderas marinas arrancó en 2013 y en la primera etapa del proyecto realizaron un mapa altamente detallado de alrededor de 13.780 hectáreas de las praderas marinas en la zona.

Del total de la superficie el 60% correspondía a praderas de angiosperma marina, algo que contrastaba con estudios anteriores que indicaban que se habían reducido enormemente sus niveles. En primer lugar los científicos lograron demostrar que la extensión de este hábitat era mucho mayor de lo que en principio se pensaba, dando lugar a un importante ecosistema en el interior del Mar Menor.

Al analizar la salud de la vegetación submarina comprobaron la existencia de isótopos estables de nitrógenos y fósforo provenientes de los vertidos de la agricultura y las aguas residuales urbanas que se drenan hacia el Mar Menor, y, que contribuyen a la contaminación del hábitat marino.

Evolución de las praderas marinas del Mar Menor

Evolución de las praderas marinas del Mar Menor. Fuente: www.elpais.com

En otra fase del estudio, a partir de 2015 comenzaron a constatar un gran cambio de la calidad de las aguas del Mar Menor, proliferando el fitoplancton que tiñó el agua a un color verde. Este hecho reduce la entrada de la luz impidiendo la correcta realización de la fotosíntesis por parte de la vegetación que compone estas praderas marinas.

La última inmersión de los investigadores se produjo el pasado mes de octubre y en ese momento fue cuando constataron que había desaparecido hasta el 85% de las praderas marinas existentes apenas dos años antes, hecho que supone un radical cambio en el ecosistema de la zona.

El 15% de la vegetación marina que sobrevive se encuentra localizada en las zonas más luminosas de la laguna a una profundidad que oscila entre los 2 y los 3 metros.

Ahora la tarea más urgente es recuperar los niveles de calidad del agua en el Mar Menor y para ello hay que tomar conciencia de los efectos que tienen las actividades humanas sobre este ecosistema para intentar minimizar su impacto.

Por este motivo y otros muchos que están afectando para que se produzca el cambio climático son necesarias de manera urgente soluciones que pueden partir de la importante labor que llevan a cabo los ingenieros ambientales. Si quieres formar parte de este gremio te ofrecemos los conocimientos que necesitas con nuestro Máster Internacional en Ingeniería y Gestión Ambiental.

Máster Internacional en Ingeniería y Gestión Ambiental

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog