Comunidad

28 de agosto de 2019 | por: Comunicación EADIC | 0 comentarios

La empresa ambientalmente responsable: concienciación y estrategia

En el marco de la RSC, la Gestión Ambiental Empresarial busca armonizar la actividad productiva de una organización con el cuidado del medioambiente previniendo, mitigando o corrigiendo los impactos ambientales que ella genera, a tono con el concepto de Desarrollo Sostenible.

Antecedentes

En 1987, el Informe Brundtland acuñó el término Desarrollo Sostenible. Poco después, la Cumbre de Río´92 -en particular el Programa 21, su resultado más trascendental-, marcó un antes y un después para la consolidación del movimiento ambiental global y, en consecuencia, también para al posicionamiento del medioambiente en la agenda política internacional.

Reflejo de esta tendencia mundial es la Agenda de Desarrollo Sostenible de la ONU, tejida en torno a los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y concebida sobre un horizonte de 15 años (2015-2030).

Al hilo de los ODS y otras iniciativas de la ONU como el Acuerdo de París sobre Cambio Climático, la misma ONU promueve, a través del Pacto Global, la vinculación de las empresas al logro de este tipo de aspiraciones universales, en ámbitos como Derechos Humanos, normas laborales, medioambiente y lucha contra la corrupción.

Agenda de Desarrollo Sostenible

Empresa y medioambiente

El escenario descrito muestra la utilidad de este Máster en Gestión Integrada de la Calidad, la Seguridad y el Medio Ambiente, y explica el sentido de la Gestión Ambiental Empresarial. Por ejemplo, resulta más que evidente el papel protagónico que el sector privado está llamado a desempeñan en el alcance global de todos y cada uno de los ODS.

Se entiende también por qué, desde hace ya tiempo, la integración de consideraciones ambientales en la actividad habitual de las organizaciones dista mucho de ser una opción. Asimismo, los valores y expectativas de un consumidor ambientalmente concienciado refuerzan su disponibilidad a pagar por bienes y servicios respetuosos con la naturaleza.

El actual panorama brinda a las empresas una ‘nueva’ vía de RSC, a la vez que les abre un gran abanico de oportunidades de negocio. De cara a este doble propósito (concienciación y estrategia), la Gestión Ambiental Empresarial ofrece todo su potencial.

Lacruz (2005) enumera los siguientes beneficios de ser / convertirse en / mantenerse como una empresa ambientalmente responsable:

  • Rendimiento económico y financiero.
  • Reducción de costes de producción.
  • Aumento de la reputación e imagen de la marca.
  • Atracción de inversiones.
  • Beneficios fiscales.
  • Estímulo a la innovación y la competitividad.
  • Aumento de la seguridad laboral y disminución de riesgos.

Ante la amenaza que representa la degradación ecológica para todas las especies del planeta (incluido el ser humano), la preocupación ambiental está más que justificada. Y ha llegado para quedarse. Si desde siempre la actividad socioeconómica ha estado en la raíz del problema, ahora la Gestión Ambiental Empresarial se constituye en una herramienta indispensable para repensar y rehacer el camino. Este módulo es una invitación a ello.

 

Enlaces Recomendados:

Reportaje: El futuro será sostenible o no será | El País Semanal
https://elpais.com/elpais/2018/09/11/eps/1536681073_060705.html

Vídeo: Los Objetivos de Desarrollo Sostenible – qué son y cómo alcanzarlos (06:00)
https://www.youtube.com/watch?v=MCKH5xk8X-g

Vídeo: 10 empresas muy rentables que contribuyen al medio ambiente (06:42)
https://www.youtube.com/watch?v=O6OHNmazYOo

 

Autor: Álvaro Hernán Montoya Ramírez, docente del Máster en Gestión Integrada de la Calidad, la Seguridad y el Medio Ambiente de EADIC

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog