Comunidad

02 de septiembre de 2019 | por: Comunicación EADIC | 0 comentarios

Gestión emocional en las Organizaciones

¿Es débil una persona por llorar, derrumbarse o sentirse mal o triste tras un problema personal que ha tenido con un familiar, sin verlo venir y sin poder prevenirlo?.

Posiblemente contamos con miles de opiniones al respecto, pero esa persona no puede ser definida como una persona fuerte, por tener entereza, encontrarse bien y tirar hacia delante frente una situación complicada y difícil de afrontar.

En demasiadas ocasiones, la gestión emocional que hacemos ante situaciones complicadas, complejas y con carga emocional negativa, quizá no sea la más adecuada para nuestro bienestar propio.

¿Es débil esa persona por llorar, derrumbarse o sentirse mal o triste ante la situación experimentada?.

Cuando hablamos de gestión emocional, hacemos referencia a la manera en que cada uno de nosotros somos capaces de afrontar y trabajar las emociones que estamos experimentando, incluso, en algunas ocasiones, sin saber por qué, decidimos dejar apartadas esas emociones y seguir hacia delante.

¿Cómo debería ser la gestión emocional en las organizaciones?
Lo primero y más importante, es saber si sabemos qué es una emoción. Las emociones son claves, son el motor que en gran medida nos hace personas, y, además nos ayudan a trabajar nuestra mejor versión.

Este debería ser un aspecto clave dentro y fuera de las organizaciones. Debemos pensar que todo aquel trabajo emocional que podemos hacer a nivel individual en nuestra vida personal, puede extenderse y generalizarse a la vida laboral, y viceversa.

Todos tenemos claro que la organización que no se recicle y se adapte, se queda obsoleta con el peligro de desaparecer, pero, ¿saben las organizaciones adaptarse emocionalmente?

Susan David, psicóloga estadounidense habla del concepto de agilidad emocional, habla de este concepto como la forma en que gestionamos nuestro mundo interior. Según Susan, no es necesario llevar a cabo grandes cambios ni tener grandes retos, sino llevar a cabo pequeños cambios que son poderosos, nos motivan y nos sitúan en el camino de la mejora.

Podéis ver la charla Ted en este enlace: https://www.ted.com/talks/susan_david_the_gift_and_power_of_emotional_courage?language=es

 

Autor: Juan Ángel Gómez González, docente del Máster Internacional en Seguridad y Salud en el trabajo y Prevención de Riesgos de EADIC

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog