Comunidad

07 de mayo de 2021 | por: José Gutiérrez | 0 comentarios

Gestión del Valor Ganado EVM. ¿Implementar o Implantar?

Una conversación no pocas veces sostenida con algunos amigos del mundo de la gestión de proyectos marcha más o menos así:

  • Mi amigo: Nosotros tenemos implantado Gestión de Valor Ganado (Earned Value Management) para monitorear nuestros proyectos.
  • Yo: Suena bien, y… ¿qué significa que lo han implantado?
  • Mi amigo: Bueno, que lo usamos, que cada mes emitimos el reporte y lo revisamos con los directivos y gerentes de proyectos.
  • Yo: ¡Ah! lo han implementado… pensé que lo habían implantado.

En mi experiencia, he visto muchas implementaciones del modelo de Gestión de Valor Ganado EVM, algunas exitosas, otras no tanto, pero hablar de implantación es otro nivel… implantar EVM es más que fórmulas e informes, es una cultura organizacional.

Una implementación es la “ejecución u/o puesta en marcha de una idea programada, ya sea, de una aplicación informática, un plan, modelo científico, diseño especifico, estándar, algoritmo o política”.

De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española, el término implantación se asocia con “establecer y poner en ejecución nuevas doctrinas, instituciones, prácticas o costumbres”. Implantar es sinónimo de: establecer, instituir, instaurar, fundar, imponer, introducir, entre otros.

Si bien ambas definiciones comparten aspectos comunes, la implantación tiene un enfoque más amplio, en el cual la implementación parece estar inmerso: la implementación es quizá uno de los primeros pasos para la implantación.

Con frecuencia el concepto de rentabilidad, rendimiento y beneficios de un proyecto es visto en forma diferente por el gerente del proyecto, por el departamento contable y por el accionista. Ahora bien, se requiere una visión integral y única, y que todos los involucrados estén viendo lo mismo. No basta con entender y saber analizar las fórmulas de EVM; el flujo de información de la organización debe haber sido adecuado para facilitar los datos y asegurar que estamos utilizando la información correcta, en el momento correcto, y de la manera correcta. Algunos estándares y marcos de referencia que nos ayudan en esta labor son:

  • Norma ANSI/EIA-748-B Earned Value Management Systems
  • Practice Standard for Earned Value Management PMI®
  • ISO 21508:2018 Earned Value Management In Project And Programme

Haciendo referencia al primero, el estándar ANSI/EIA 748-B fue publicado en el año 2007 y normaliza el uso del sistema de gestión de valor ganado a través de 32 lineamientos agrupados en cinco áreas funcionales: organización, planificación y presupuesto, consideraciones contables, análisis y gestión de reportes y revisión y mantenimiento de la información.

Este enfoque sistemático debe permitir al gerente de proyecto identificar problemas de manera temprana y realizar los ajustes o correcciones que permitan al proyecto mantenerse dentro del plazo y costos estimados en la línea base para medición del desempeño.

El Modelo de Madurez de Gestión de Valor Ganado (Earned Value Management Maturity Model EVM3®) consiste en una serie de procesos distribuidos en cinco fases o pasos generales, para que las organizaciones puedan implementar y mejorar de sus sistemas de EVM. Las empresas con un Sistema de Gestión de Valor Ganado (EVMS) compatible con ANSI / EIA 748 pueden utilizar el EVM3 para establecer métricas de proceso de EVM y crear planes de mejora.

El EVM3 proporciona un medio definido para establecer y mejorar el Sistema de Gestión del Valor Ganado (EVMS) en la organización que lo aplique; también puede proporcionar a la industria y al gobierno un medio estandarizado para evaluar dicho sistema. A medida que una organización madura, el EVMS se define mejor y se implementa de manera más consistente a través de la organización.

No basta con involucrar al departamento de proyectos y los servicios de apoyo; para implantar EVM es necesario integrar áreas transversales de la organización: gerencia estratégica, talento humano, contabilidad, calidad y mejora continua, entre otras.

A medida que una organización adquiere en la madurez del proceso EVMS, implanta su proceso a través de políticas, estándares y estructuras organizacionales. La implantación implica, pues, construir una infraestructura y una cultura corporativa que apoya los métodos, prácticas y procedimientos del negocio para perdurar después de que los que originalmente los definieron se hayan retirado.

Enlaces:

Autor:

Ing. Mario R. Molero; MgS, PMP, SMPC, MCE.

Facilitador, Asesor, Consultor, Auditor.

Dirección de Proyectos PMI® – ISO 21500

Docente del Máster en Dirección de Proyectos Internacionales PMI en EADIC.

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog