Comunidad

28 de agosto de 2015 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Fuentes de origen: financiación empresarial

Podemos dividir la financiación empresarial en dos ramas. Por un lado nos encontramos con la financiación de tipo interna o también llamada autofinanciación; y por otro tenemos lo que sería la financiación externa.

fuentes financiación empresarial

Podemos definir la financiación interna o autofinanciación como la proveniente los recursos que genera la empresa, es decir de los beneficios no distribuidos.  Así pues, financiación externa, sería la que se obtiene a través de accionistas, proveedores, acreedores y entidades de crédito.

 

FINANCIACIÓN INTERNA O AUTOFINANCIACIÓN: 

Proviene de la parte no repartida de los ingresos que toma forma de reservas y previsiones y de las amortizaciones.  Esta fuente de financiación se puede dividir en tres subgrupos fundamentales: reservas, previsiones y amortización.

 

  • Reservas: consideradas como una prolongación del capital permanente de la empresa. Tienen objetivos frente a incertidumbre o posibles riesgos, y se abastecen con cargo a los beneficios del período. Éstas, además, aseguran la expansión, sobre todo, cuando es más complicada la financiación ajena para empresas con pocas posibilidades de acceder a los mercados de capital.
  • Previsiones: suponen una prolongación del capital a título provisional, con objetivos concretos y que pueden requerir una materialización de los fondos. Se constituyen para hacer frente a riesgos determinados aún no conocidos o pérdidas eventuales y también se dotan con cargo al beneficio del período.
  • Amortización: es la confirmación contable de la pérdida sobre el valor del activo de los inmovilizados que se abaratan con el tiempo. 

 

FINANCIACIÓN EXTERNA:

Proveniente del transcurso de la actividad regular de la empresa o del uso de la financiación ajena con coste explícito.

Oriol Amat , Catedrático de Economia Financiera y Contabilidad de la Universidad Pompeu Fabra, divide las fuentes de  financiación externa en cuatro partes:

fuentes financiación empresarial

 

1- FINANCIACIÓN AUTOMÁTICA O VÍA PROVEEDORES: es la “financiación aportada por los proveedores y otros acreedores a la empresa como consecuencia de su actividades ordinarias,”. Aquí incluímos las cuentas por pagar con sus posibles descuentos.

2- FINANCIACIÓN VÍA ENTIDADES DE CRÉDITO: la aportan las entidades de crédito. Aquí diferenciamos entre dos tipos de producto:  

Productos a corto plazo:

  • El descuento comercial en la empresa, pues es la entrega de los efectos a pagar (letras) por sus clientes al banco, donde el banco le anticipa el valor actual de los efectos entregados, descontándole una cantidad determinada en concepto de intereses y comisiones pactadas.

 

  • La línea de crédito: importe al que puede llegar el saldo negativo de una cuenta bancaria.

 

  • El factoring: financiación similar al descuento de letras en el que además, la compañía de factor, puede asumir el riesgo de crédito en caso de que el cliente no pague sus deudas al vencimiento.

 

Productos a largo plazo: son productos cuya duración exceden un año.

  •  Los préstamos:  son deudas consolidadas, que se pactan normalmente en periodos que oscilan desde 1 hasta 3 años (mediano plazo) y más de 3 años (largo plazo), en general son otorgados para sufragar las compras de bienes de capital.

 

  • El leasing: operación financiera en que la empresa puede utilizar un inmovilizado a cambio de una cuota de alquiler. 

 

 

 

3- FINANCIACIÓN VÍA MERCADOS ORGANIZADOS: en el cual se ubican los pagarés de empresas y las obligaciones. 

 

4- OTRAS VÍAS:  Aquí se reflejan pasivos estables mediante el aplazamiento en el pago de impuestos y seguridad social, que debe analizarse detalladamente antes de emplearse.

Se muestran además los préstamos de los accionistas, que resultan positivos para reducir los costos endeudamiento.

 

Para finalizar está el capital-riesgo, donde “las sociedades de capital-riesgo participan como inversores institucionales interesados en invertir en proyectos, aportando capital. Es recomendado para “proyectos innovadores o de alta tecnología, promovidos por empresas medianas con dificultad para obtener financiación.”

Fuente: monografias.com

 

Si te ha interesado este artículo échale un vistazo a nuestra maestria en financiación y gestión de infraestructuras.

Máster en Financiación y Gestión de Infraestructuras

Relacionado con:

asociaciones publico privadas

diplomado en asociaciones publico privadas

project finance

master concesiones

Comentarios

EADIC Blog