Comunidad

16 de julio de 2012 | por: EADIC | 4 comentarios

Fantasmas Suburbanos, la estación de Chamberí

“Están entre nosotros pero no podemos verlas y, en este caso, tampoco utilizarlas” ¿Lo adivinas? Sí, los fantasmas suburbanos.

Con esta frase más propia de conocido periodista del mundo del misterio que de alguien dedicado profesionalmente a la construcción iniciamos el post de esta semana  de IDEYA Ingenieros para nuestros amigos de EADIC. En esta ocasión es Arturo Trutxuelo quien nos deleita con esta entrada.

fantasmas suburbanos

El caso quizá más conocido sea la estación de Chamberí. Se trata de una estación ubicada en la línea 1 del metropolitano madrileño

Sita entre las actuales estaciones de Iglesia y Bilbao. Perteneciente al primer tramo del metro madrileño (Cuatro caminos – Sol), fue inagurada en el año 1919 y estuvo en funcionamiento casi 50 años hasta el 21 de mayo de 1966 cuando fue clausurada. Los motivos del cierre de la estación vinieron siendo la cercanía respecto a las estaciones colindantes (a unos escasos 300m tanto de Iglesia como de Bilbao) y que por aquel entonces se iba a proceder a la ampliación de capacidad de la línea aumentando los andenes de las estaciones desde los originales 60 metros (convoy de 4 vagones) a 90 metros (convoy de 6 vagones), la estación de Chamberí al encontrarse en curva pronunciada (calles Santa Engracia y Luchana) resultaba especialmente complicada de ampliar. Por ello las autoridades de Metro decidieron clausurar la misma, tapiar los accesos, apagar la iluminación y no desmantelar la misma.

La estación pronto cayó en el olvido y los miles de usuarios del Metro que a diario usaban la línea, a excepción de algunos vecinos y entendidos, permanecían ajenos a la misma cuando su vagón la atravesaba en una casi completa oscuridad.

Llegaron los años 90 y con ellos la construcción del parking subterráneo para residentes de la plaza de Chamberí. Durante la excavación de vaciado del parking aparecieron bajo tierra numerosos elementos singulares como unos túneles y galerías que conectaban sospechosamente el convento de las monjas ubicado en la plaza de Chamberí con el colegio de los Hermanos Maristas ubicado en la misma manzana, y del mismo modo salió a la luz que allí abajo existía una estación de metro con sus correspondientes accesos. Fue entonces cuando algunos periódicos locales hicieron eco del hallazgo y realizaron numerosos reportajes e incursiones en la estación fantasma. A partir de este hecho la estación de Chamberí volvió a la memoria de los más veteranos y despertó la curiosidad de los que por juventud desconocían su existencia. A partir de aquel momento fue cuando la leyenda de la estación fantasma se hizo popular y resultaba habitual ver cómo la gente miraba fijamente en la oscuridad del túnel a través de los cristales del vagón cuando el metro efectuaba el recorrido entre las estaciones de Iglesia y Bilbao. Ciertamente se podía apreciar que en ese tramo tras la curva el túnel se ensanchaba y vagamente podían distinguirse los restos de la estación abandonada.

fantasmas suburbanos

La historia de la estación fantasma se extendió tanto por la cultura popular que incluso en la película Barrio de Fernando León se rueda una escena en la estación fantasma de Chamberí.

A día de hoy la estación ha sido completamente remozada y convertida en museo del Metro al que se puede acceder libremente desde un nuevo acceso realizado en 2008.

fantasmas suburbanos

 

fantasmas suburbanos

Pero no es solo Chamberí la única estación fantasma con la que cuenta el Metro madrileño. En la línea 7 sita entre las estaciones de Lacoma y Pitis se encuentra la estación de Arroyo Fresno, perteneciente a la ampliación de la mencionada línea inagurada en 1999 pero a fecha de hoy nunca puesta en funcionamiento y sin los accesos ejecutados. El motivo de no poner en servicio esta estación es sencillo, se encuentra ubicada en unos terrenos que actualmente están siendo terminados de urbanizar y en los que actualmente no existen viviendas. Es por ello que Metro de Madrid no da una fecha concreta para la apertura de la misma puesto que dependerá de la construcción de las viviendas previstas en la zona (PAU Arroyofresno).

La ubicación de la estación durante mucho tiempo fue un misterio para los vecinos de Madrid, pero hoy en día con herramientas como google maps es fácil localizar la misma puesto que se trata de una gran losa de hormigón con forma de cruz.

fantasmas suburbanos

fantasmas suburbanos

 

Investigando sobre el tema de las estaciones fantasma se puede comprobar como parece ser que todas las grandes líneas de suburbano cuentan con alguna de estas “peculiares” estaciones.

Curioso resulta el caso del metro de París en el que existen numerosos tramos de túnel sin uso actual en los que incluso se han dejado abandonados vagones en la propia vía.

fantasmas suburbanos

 

fantasmas suburbanos

El metro de Londres, de los más antiguos del mundo, tampoco está exento de tramos abandonados y estaciones habitadas por fantasmas, es tal el furor que causan estos temas entre los habitantes de la capital británica que por internet podemos encontrar numerosas webs dedicadas exclusivamente a documentar las historias ocultas de su “tube”. Os dejamos AQUÍ un link por si queréis curiosear un poco.

Otra historia de metro abandonado nos traslada a la ciudad estadounidense de Cincinnati, en la cual se llegó a construir una extensa red de túneles y estaciones, pero cuyo proyecto se detuvo cuando apenas faltaba instalar las vías y poner la red en funcionamiento, a día de hoy circulan numerosas leyendas sobre estos túneles construidos en el siglo XX y que hoy se conservan en buen estado a pesar del paso del tiempo.

fantasmas suburbanos

Por último, para concluir el post de la semana, narrar la singular historia de la estación secreta del Waldorff-Astoria en Nueva York. En los años 30 cuando Franklin D. Roosevelt era presidente de los Estados Unidos se construyó una estación secreta bajo el conocido hotel Waldorf Astoria con el único objetivo de dar servicio al presidente de la nación. La idea era facilitar el acceso del presidente al hotel (su lugar de residencia neoyorkina) sin que este fuera visto por los periodistas de la época, el motivo era ocultar al mundo la incipiente invalidez del presidente que no era acorde con la imagen de fortaleza que debiera mostrar el presidente de la primera potencia mundial.

El procedimiento de llegada del presidente a la ciudad tenía lugar en tren hasta la estación de Gran Central, del tren descendía la limusina presidencial que era conducida hasta un acceso secreto a la red de metro en el que esperaba un vagón especial que trasladaba la limusina presidencial hasta la estación secreta bajo el hotel. Esta limusina era transportada en un montacargas que elevaba el vehículo presidencial hasta la planta en la que residía. De este modo nadie podía fotografiar al presidente en silla de ruedas y este era trasladado sin tener de abandonar el asiento de su coche.

A fecha de hoy la estación se encuentra abandonada, aunque en el hotel pueden indicar a los curiosos dónde se encuentra el acceso a la misma. Como curiosidad indicar que en la estación se encuentra todavía sobre las vías el vagón blindado que trasladaba al presidente en tan singular maniobra de ocultamiento.

fantasmas suburbanos

Si te apasionan las Infraestructuras del Transporte y la Alta Velocidad Eadic es tu escuela técnica online.

Comentarios

4 Comentarios

  • Me parece sorprendente sobretodo lo de Paris, ¿podrias decirme exactamente donde esta situado?. Voy a ir este verano y me encantaria visitarlo, te dejo mi correo. Alvaro_b7@hotmail.com

    Por Alvaro | 14 noviembre, 2013

    • Estimado Álvaro, me temo que los tramos del metro de París a los que se hace referencia en el post no son visitables, han sido explorados por aficionados a los lugares abandonados de modo digamos “furtivo”, por tanto no puedo facilitarte la ubicación de los mismos.

      Un saludo

      Por Arturo | 14 noviembre, 2013

  • Hay algun lugar de estos en el metro de Barcelona?

    Por Toni | 28 julio, 2014

    • Toni, si que hay estaciones fantasmas en Barcelona. De hecho hay bastantes. Esta la de Correos entre las estaciones de Jume I y Barceloneta de la L4. Esta estación era final de trayecto del Gran Metropolitano, la primera compañia en explotar un suburbano en Barcelona. Se tuvo que abandonar cuando se amplio la linea 4 y no se pudo utilizar por que se necesitaba pasar la via del otro sentido por encima de uno de los andenes y por la cercania con Barceloneta. También está la de Banco, estación que no se puso en servicio. Se encuentra entre Urquinaona y Jaume I. También está la de Gaudi, estación proyectara para lo que entonces querían que fuese la L2. Se encuentra entre Sagrada familia y Sant Pau Dos de Maig de la L5. Tambien existe la estación de Bordeta, final de trayecto de Metro Transversal, la segunda compañia en explotar un suburbano en la ciudad Condal y que ahora es la L1.

      Por Cristian | 7 abril, 2015

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog