Comunidad

10 de febrero de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Evolución histórica de la calificación de eficiencia energética

Desde que el ser humano descubrió el fuego, hace unos 790.000 años y empezó a emplearlo para calentarse y cocinar los alimentos que obtenía, conoce la importancia de la energía y fuentes de energía y la necesidad de que duren lo más posible. Al principio la conseguía a partir del choque o el frotamiento entre piezas de madera o de piedra, transformando la energía mecánica en energía térmica.

Posteriormente empezó a usar fuentes de energía como las corrientes de agua o la fuerza del viento hasta que descubrió los combustibles fósiles, que lo inundaron todo durante la revolución industrial.

Hoy en día sabemos que estos combustibles fósiles tienen fecha de caducidad y que son responsables de muchos de los conflictos bélicos que se producen. Es debido a las grandes crisis del petróleo cuando nos hemos dado cuenta de la importancia de la eficiencia energética y de la necesidad de calificar esa eficiencia energética.

Los programas de calificación de eficiencia energética, impuestos en las legislaciones más recientes, nos ayudan a tener una idea de la magnitud del problema y de las soluciones que podemos aplicar para reducir el consumo de energía en edificios residenciales y terciarios, donde se consume una parte muy importante de la energía que se genera en el planeta.

La calificación de eficiencia energética, a la que nos hemos ido acostumbrando al verla en electrodomésticos e incluso en los neumáticos de nuestros vehículos, va a ser el gran caballo de batalla de la tecnología en este siglo XXI en el que nos hemos adentrado.

Al final hemos descubierto que aquellas fuentes de energía que utilizaba el hombre prehistórico: la quema de madera (el antecedente más claro de la actual biomasa), la energía del viento, la del aire o la del sol, ayudan a reducir el uso de combustibles fósiles y la factura energética de los hogares, las industrias y los estados.

Debemos concienciarnos de la importancia de la calificación de eficiencia energética y del uso de esta calificación para mejorar nuestra independencia energética.

Autor: Jorge López, profesor del Máster en Energías Renovables y Eficiencia Energética

Máster en Energías Renovables y Eficiencia Energética

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog