Comunidad

10 de septiembre de 2019 | por: Comunicación EADIC | 0 comentarios

Evolución de la certificación Passivhaus en España

En los últimos años ha habido un aumento exponencial de los edificios certificados Passivhaus en España.

Desde el inicio de la historia hasta las construcciones Passivhaus, los edificios se han adaptado siempre a las condiciones climáticas, reduciendo las necesidades energéticas para su funcionamiento.

En el siglo XIX, sin embargo, la energía se convirtió en un recurso disponible a bajo coste y los edificios se alejaron de la tradición de la arquitectura bioclimática.

El desarrollo de la sociedad industrial, ha hecho que se hayan mecanizado cada vez más todos los aspectos de nuestra vida, como el transporte, la comunicación y por supuesto, la edificación. Hemos confiado el confort a las medidas activas, basadas en el consumo energético.

Con la crisis del petróleo en los años 70, volvió la preocupación por reducir el consumo energético de los edificios, con diferentes normativas y prototipos en Europa y Estados Unidos. Surgió una nueva conciencia y una búsqueda basada en la lógica de la naturaleza, que también afectó a la edificación.

El estándar Passivhaus fue creado en este contexto, en el año 1988 por los profesores Bo Adamson, de la Universidad de Lund (Suecia), y Wolfgang Feist, del Instituto Alemán de Edificación y Medio Ambiente.

El primer proyecto que se construyó según el estándar fue un conjunto de 4 casas pareadas en Darmstadt, Alemania, en el año 1990. El objetivo era construir viviendas con muy bajo consumo energético y un gran confort, sin sobrecostes elevados.

Este concepto de construcción llegó a España dos décadas después, y desde entonces ha habido una importante evolución: de dos proyectos Passivhaus en el año 2009 hasta los casi 80 certificados al final del año 2018, que suponen un total de 82.246 m2.

Fuente: Modificación sobre las imágenes de la “Exposición 10 años de PEP”.

 

La penetración del estándar en nuestro país está cada vez más asentada, no solo por el aumento del número de edificios certificados, sino también por el aumento de las tipologías que incluye,
http://www.plataforma-pep.org/noticias/996-la-arquitectura-energeticamente-eficiente-para-espacios-de-uso-publico-despega-en-espana

La normativa europea prevé edificios de consumo casi nulo para el año 2020, siendo ya obligatorio desde diciembre de 2018 para edificios públicos. Dichos requisitos se marcan en los objetivos 20.20.20: 20% de ahorro, 20% de mejora en la eficiencia y empleo del 20% de energías renovables.

La UE elaboró, en esta línea, la Directiva 2010/31/UE, que obliga a todos los estados miembros a tomar medidas para que a partir del año 2020 todos los edificios que se construyan sean de consumo casi nulo.

Para lograrlo, hemos de cambiar la forma en que diseñamos y construimos nuestros edificios. Si queremos construir edificios de consumo casi nulo podemos aprovechar toda la experiencia Passivhaus para aplicarla a nuestros proyectos.

Autora: Ana García Martínez. docente del curso Passivhaus en el Máster en Energías Renovables y Eficiencia Energética de EADIC.

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog