Comunidad

03 de diciembre de 2015 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Estudios de rotura de presas y balsas, herramientas complementarias

Continuamos con la segunda entrega de esta serie de artículos dedicados a los estudios de rotura presas y balsas, dedicada a los avances en las herramientas y técnicas disponibles para la modelación de la propagación de las avenidas y la asignatura pendiente de la rotura de los diques.

Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables (SNCZI)

Una de las cuestiones habituales a la hora de realizar un estudio de propagación de la onda de avenida generada por una rotura ha sido tradicionalmente: ¿dónde “cortamos” el estudio?

Entre las herramientas oficiales que puede servir de apoyo para la toma de esta decisión se encuentra el visor cartográfico de zonas inundables del SNCZI, que resulta el eje central de los trabajos puestos en marcha por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, siguiendo los principios de la Directiva 2007/60 sobre evaluación y gestión de riesgos de inundación, y que se concibe como un instrumento de apoyo a la gestión del espacio fluvial, la prevención de riesgos, la planificación territorial y la transparencia administrativa.

El visor cartográfico del SNCZI permite a todos los interesados visualizar los estudios de delimitación del Dominio Público Hidráulico (DPH) y los estudios de cartografía de zonas inundables, elaborados por el Ministerio y aquellos que han aportado las Comunidades Autónomas, así como los resultados del Mapa de Caudales Máximos realizado por el CEDEX.

De esta forma podemos conocer los caudales de máxima crecida ordinaria (MCO) “oficiales” en todos los cauces de la Península gestionados por el Estado de forma que se podrá determinar el punto de finalización de cualquier estudio de propagación que se esté realizando.

Además, puede resultar que el estudio de propagación de la onda de avenida generada por la rotura de la infraestructura en estudio se lleve a cabo sobre un cauce que posea resultados de zonas inundables del SNCZI (realizado para diversos periodos de retorno; 2, 5, 10, 50, 100 y 500 años) de forma que se puedan comparar las zonas inundables obtenidas en dicho visor con las obtenidas en el estudio de rotura para caudales similares, incluso adoptando los estudios “oficiales” del SNCZI en determinadas circunstancias.

Los usuarios pueden consultar la información del Dominio Público y Zonas Inundables a través del enlace disponible en esta página, o directamente desde la URL: http://sig.magrama.es/snczi/  

El visor sirve de ayuda a los organismos de cuenca en la emisión de informes sobre autorizaciones en el DPH y zona de policía, en la gestión de avenidas en conexión con el Sistema Automático de Información Hidrológica (S.A.I.H.) y en la planificación de las actuaciones de defensa frente a inundaciones; agiliza la planificación y gestión de inundaciones por los servicios de Protección Civil; facilita la transmisión de información sobre zonas inundables a las administraciones competentes en planificación territorial y empresas promotoras; y permite a los ciudadanos conocer la peligrosidad de una zona determinada.

estudios de roturas de presas y balsas

Resultado del SNCZI para un caudal de periodo de retorno de 100 (naranja) y 500 años (amarillo) y cuyos valores ascienden a 25 y 30 m3/s. Caudales obtenidos de CAUMAX (fuente: iber.chebro.es/sitebro/sitebro.aspx)

 

estudios de roturas de presas y balsas

Inundación máxima obtenida con INFOWORKS en núcleo urbano (caudal punta de 28 m3/s)


En el caso de la propagación de la onda de avenida generada por la rotura y que se muestra en las figuras 1, 4 y 5 puede afirmarse que no se produce afección al núcleo urbano en hipótesis H1, pudiendo afirmarse como dato complementario,  gracias al visor del SNCZI, que el caudal punta que atraviesa el núcleo urbano es inferior al de la crecida de 10 años de periodo de retorno. En la hipótesis H2 la propagación si que afecta claramente al núcleo urbano, pero a partir de la observación de los resultados del visor del SNCZI puede afirmarse que la afección no es superior a la que sufriría la población en situación de solo avenida (sin rotura de la presa) por lo que no existirán daños incrementales y la presa o balsa podrá proponerse para su clasificación en la categoría C.

Geomorfología

Las formas del relieve son un reflejo directo de la acción de distintos procesos geomorfológicos. Las morfologías fluviales presentes en los cauces, sus márgenes y zonas inundables, presentan rastros e indicadores de la inundabilidad en los diferentes episodios de inundación, pudiendo ser clasificadas cualitativa y cuantitativamente, y así, en base a ello, establecerse diferentes niveles de peligrosidad frente a las inundaciones.

Los procedimientos desarrollados en geomorfología son la comparación de imágenes fotográficas de diferentes épocas y, a través de ellas, la localización e identificación de las evidencias, formas y depósitos generados tras los episodios de inundación, todo ello corroborado con datos de observación en campo. Los procedimientos son complementarios, ya que la localización de evidencias en imágenes antiguas facilita en gran manera la búsqueda y localización actual.

estudios de roturas de presas y balsas

Evidencias geomorfológicas sobre vuelo americano y sobre vuelo LIDAR

 

estudios de roturas de presas y balsas

Evidencias geomorfológicas sobre vuelo americano y sobre vuelo LIDAR

 

Las evidencias geomorfológicas identificadas se pueden agrupar, en función de su mayor o menor durabilidad en el tiempo e independientemente de que sean erosivas o sedimentarias, siendo evidencias indicadoras de la inundabilidad de los terrenos, puesto que, por un lado, pueden reconocerse de forma relativamente rápida y sencilla mediante una imagen LIDAR y trabajos de campo y, por otro, aportan información sobre la inundabilidad más reciente y representativa de las condiciones actuales del terreno.

estudios de roturas de presas y balsas

Zonificación geomorfológica sobre la ortofoto del PNOA

 

estudios de roturas de presas y balsas

Comparación de resultados de los estudios hidráulicos y zona de flujo preferente geomorfológica

 

Mediante esta disciplina puede determinarse:

1. El Dominio Público Hidráulico Probable (DPHP), configurado por todos aquellos terrenos que en algún momento han formado parte del cauce histórico (canal de aguas bajas, ribera y zonas con evidencias de alta y muy alta actividad fluvial).

2. La ZFP engloba aquellos terrenos que con periodos de recurrencia frecuentes se ven afectados por procesos fluviales, los cuales, como consecuencia de unos calados y velocidades elevadas, pueden incluso generar formas erosivas y sedimentarias de magnitud topográfica.

Estudios de tráfico

Otro de los aspectos frecuentes en los estudios de propagación de avenidas generadas por la simulación de rotura de presas es la afección a vías de comunicación.

Hasta la fecha los organismos responsables de la tramitación y aprobación de estos estudios han sido razonables en cuanto a la afección a vías con poco o muy escaso tráfico, adoptando el criterio de que si verdaderamente la vía presentaba un tráfico escaso y existía una ruta alternativa de acceso a las poblaciones que se veían afectadas por la inundación de dicha vía el elemento de regulación podía mantenerse en la categoría C.

En este sentido la complicación aparece a la hora de justificar de forma económica, sin necesidad de realizar un aforo en la vía, el tráfico de dicha carretera. Para ello existen estudios de tráfico que, en muchos casos pueden consultarse a través de internet, así en: http://www.fomento.es/MFOM/LANG_CASTELLANO/DIRECCIONES_GENERALES/CARRETERAS/TRAFICO_VELOCIDADES/ pueden obtenerse datos de las principales vías de comunicación hasta nivel de red autonómica primaria.

Destacan también, a nivel autonómico, los mapas de tráfico y velocidades publicados casi anualmente por la Junta de Castilla y León, que abarcan todas las vías de hasta segundo orden de la Comunidad Autónoma.

Francisco Javier Caballero, profesor del Máster en Diseño, Construcción y Explotación de Obras Hidráulicas

Máster en Diseño, Construcción y Explotación de Obras Hidráulicas

Aquí puedes leer el resto de artículos de esta serie:

Estudios de rotura de presas y balsas (I)

Comentarios

EADIC Blog