Comunidad

18 de abril de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Estaciones de tratamiento de agua potable

El agua natural procedente de los embalses y otras captaciones se transforma en agua apta para el consumo humano a través de los diferentes procesos que se llevan a cabo en las estaciones de tratamiento de agua potable (ETAP).

El tratamiento de las aguas se realiza mediante una serie de procesos encadenados que dependen de las características del agua a tratar. La secuencia más habitual del mismo es la siguiente:

Preoxidación

Introducción en el agua de un agente químico oxidante, capaz de eliminar  cualquier materia que pueda oxidarse, tanto orgánica como inorgánica.

Coagulación y floculación

Mediante este proceso, se facilita la agrupación de las partículas responsables del color y la turbidez del agua.

Decantación

Con el agua casi en reposo y a través de la acción de la gravedad, se depositan  en el fondo las partículas y agrupaciones formadas en el proceso anterior,  formando un fango que se extrae posteriormente.

Filtración

Retención de las partículas que no pudieron ser extraídas en el proceso anterior  haciendo pasar el agua por unos filtros.

Neutralización

Ajuste de la acidez del agua mediante reactivos químicos para evitar que corroa las tuberías.

Desinfección final

Con la adición de reactivos, normalmente cloro y amoniaco para formar cloraminas, se consigue eliminar los microorganismos que hayan podido  sobrevivir a los procesos anteriores y se garantiza la calidad del agua durante  todo el recorrido por la red de distribución.

También te puede interesar: 

Aguas subterráneas en el abastecimiento de agua de Madrid

Historia del abastecimiento de agua en Madrid 

Autor: Saúl Reula, alumno del Máster en Diseño, Construcción y Explotación de Obras Hidráulicas

Máster en Diseño, Construcción y Explotación de Obras Hidráulicas

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog