Comunidad

30 de julio de 2012 | por: EADIC | 1 comentarios

La Electricidad en España, Presente y Futuro

Esta semana, nuestro compañero Óscar, del equipo IDEYA nos introduce en el estado de la electricidad en España para en próximas entradas hablar de soluciones a la situación a través de las energías renovables y de otras alternativas que están surgiendo que no son del todo acertadas a nuestro entender, como es el caso de la fractura hidráulica (fracking).

Electricidad en España

El ingeniero civil en la actualidad, independientemente de la escuela de su procedencia, goza de una gran formación en materia de construcción no residencial y obras lineales de todo tipo, así como en toda obra relacionada con el agua, tanto dulce como salada…

Si bien, esta formación es la más adecuada para un ingeniero civil, los años dedicados a la educación académica de los mismos no dan el tiempo necesario para la completa formación que se requiere.

La electricidad es, bajo nuestro punto de vista, uno de los que necesita de una mayor profundización que la que se recibe actualmente.

A continuación se reflejan unos datos de la producción eléctrica que se obtuvo en España en el año 2009, así como una relación entre los distintos tipos de energía producida:

Producción Electricidad en España

Tipos de Electricidad en España

De estos datos podemos obtener unas cuantas reflexiones:

  • Actualmente la producción clásica de energía dobla a la renovable (206.330 – 94.015).
  • El mayor peso de la energía eléctrica producida en España recae sobre las centrales térmicas, con un 43,18% sobre el monto total.
  • El porcentaje de energía hidráulica producida es muy bajo (~8%), considerando las inmejorables características hídricas de que goza la península ibérica (gran volumen de agua dulce y frecuentes desniveles orográficos)
  •  El volumen de energía nuclear producida es muy bajo en relación con otros países europeos. (17,56% frente al ~77% de Francia).

La energía nuclear es una energía polémica, pues goza de mala fama entre la, debido al riesgo que se cree supone para su entorno. Si bien, esto se debe a el desconocimiento general que existe hacia este tipo de energía.

Bastante reciente está el desgraciado accidente acontecido en Fukushima, el 11 de marzo de 2011 y los días siguientes. Sin embargo, hemos de recordar que el fallo de la central no fue propio, sino que se vio afectada por un tsunami y una serie de terremotos, con una energía en torno a 9,0 Mw lo que lo convirtió en el terremoto más potente de Japón y el tercero del mundo en magnitud. Y sin embargo los reactores nucleares soportaron notablemente su acción.

El punto positivo de la energía nuclear y es donde reside su importancia es que es la energía más eficiente y por tanto más rentable de las existentes, pues es la que mayor cantidad de energía produce por cantidad de combustible empleado. Por contra partida, todavía no existe una solución al problema de almacenar basura nuclear.

Otro tema a afrontar es el debido a las relaciones comerciales que rodean a la producción y al consumo de energía eléctrica.

Para ello, primero daremos una breve pincelada a lo que entendemos por energía eléctrica.

La energía eléctrica es una energía versátil, controlable, de uso inmediato y limpia. Es un bien de consumo esencial, que se produce, se transporta, se comercializa y se consume, sin embargo presenta dos importantes contras:

1.- No es almacenable, al menos en cantidades significativas. Sí lo es en baterías o en centrales de bombeo como energía hidráulica.

2.- No puede identificarse la procedencia de los MWh consumidos.

Una vez conocido esto se muestran a continuación las cantidades estimadas de consumo y producción:

Consumo Electricidad en España

Además, como se puede observar en la primera tabla, la producción eléctrica total en España fue de 300.345 GWh en el año 2009.

Con lo cual se concluye que España es capaz de tener un superávit de energía eléctrica, cantidad que debería ser vendida pues, como se apuntó anteriormente es un tipo de energía que no puede ser almacenada, cada Kwh que se genere ha de ser consumido.

Además estos datos estimados no reflejan el potencial máximo en cuanto a producción energética en España, pues una notable cantidad de centrales hidroeléctricas no entran en funcionamiento más que unos pocos meses al año debido al mencionado superávit.

España comercializa con energía, debido a ciertos acuerdos comerciales y convenios establecidos con otros países, pues importa energía de Francia (5.487 GWh en 2007), así como también la exporta (7.497 GWh a Portugal, 261 GWh a Andorra y 3.379 GWh a Marruecos en 2007).

El problema es que la energía que se exporta desde España es una energía con un mayor coste de producción que la que se importa pues, como se comentó anteriormente, estamos importando electricidad con una fuerte carga de procedencia nuclear (77%), siendo la que exportamos de procedencia térmica en su mayoría (43%).

El futuro del sector reside en el fomento de la energía hidráulica, debido a la gran cantidad de infraestructuras que posee el país, así como invertir en centrales de cogeneración, que presentan un mayor rendimiento que las térmicas actuales.

Por otro lado no hay que desestimar el valor de las centrales de energía renovable, en las cuales se ha estado invirtiendo en los últimos años y que suponen un complemento muy adecuado a la generación de energía clásica.

En futuras entradas hablaremos de diversos tipos de producción de energía eléctrica renovable. Además también profundizaremos en las centrales de ciclo combinado.

 

Autor: Oscar Arenal (IDEYA INGENIEROS)

Comentarios

1 Comentario

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC - Cursos y Master para Ingenieros y Arquitectos
Assign a menu in the Left Menu options.
Assign a menu in the Right Menu options.
EADIC Blog