Comunidad

29 de octubre de 2019 | por: Comunicación EADIC | 0 comentarios

El triunfo de ROS como el sistema operativo estándar en robótica

Transcurrían los primeros años de siglo cuando cada grupo de investigación en robótica nos “devanábamos los sexos” intentando conseguir que nuestros pequeños programas, por cierto, desarrollados para unos robots muy primitivos, consiguieran integrarse de manera satisfactoria con otro trozo de código que nos habíamos descargado de algún lugar recóndito en Intenet. Normalmente este lugar solía ser Google Code.

El problema radicaba en que de forma frecuente estaban escritos en diferentes lenguajes de programación al que nosotros usábamos, o directamente carecíamos de los ficheros fuentes. En este segundo caso, a duras penas conseguíamos hacer correr los ejecutables de los mismos sin error.

Cada grupo de investigación, no hablemos de empresas ya que ninguna se dedicaba a estos temas en ese momento, era muy celoso de compartir alegremente su “know-how”. Mucho menos de compartir directamente y alegremente su código fuente, ya que probablemente, y así era entendido, suponía la pérdida de su principal “ventaja competitiva” con el resto de grupos.

Cada uno de estos grupos de investigación competía con el resto por los deseados fondos nacionales o europeos. Siendo la tasa para conseguir un proyecto de este estilo normalmente de entre un 1-3%. Por ello, apenas unos pocos apostaban por estrategias “win-to-win”, en la que todos salían ganando fruto de las aportaciones comunes.

El tiempo ha ido poniendo las cosas en su sitio, y es en ese sentido, cuando han ido surgiendo plataformas que han posibilitado que el modelo de compartir (“win-to-win”) triunfase. La inmensa mayoría de grupos por fin entendieron, que si todas las partes aportan a la comunidad usando estas plataformas, todo el sector en su conjunto sale ganando, y por ende genera progresos, rentabilidad, y atrae capital de otros sectores (recordad el famoso dilema del prisionero).

Plataformas como ROS (Robotic Operating System) y Git (ahora propiedad de Microsoft) han impulsado notablemente el crecimiento de la robótica. En estos últimos años, y gracias a esta estandarización y crecimiento, numerosas empresas han visto tremendamente interesante invertir en él y sumarse, al que es probablemente sea uno de los sectores con mayor crecimiento al medio plazo (posiblemente de forma conjunta con el coche eléctrico y autónomo).

Estamos jugando a predecir el futuro, cosa que por su propia naturaleza es imposible, dado que es el fruto de la interacción caótica entre los agentes que en el intervienen, que en este caso somos humanos con libertad de acción y decisión (salvo que agentes externos nos coaccionen). Dado que el futuro lejano es totalmente impredecible como así nos lo dice la escuela austriaca, y no merece la pena gastar ni un segundo de nuestro tiempo a intentar predecirlo, sí que podemos observar le realidad actual desde una cierta perspectiva y apreciar el “momentum” por el que atraviesa este sector.

ROS ha supuesto una revolución ya que las empresas e investigadores, disponen de una plataforma robusta y estandarizada para compartir sus desarrollos. Estos desarrollos además abarcan un campo enorme: drivers para sensores y actuadores, sistemas de navegación, de interacción, de toma de decisión, de percepción, de visión artificial, de “robot audition”, de procesamiento del lenguaje natural, etc.

Cada desarrollador/investigador es libre de programar en el lenguaje de programación en el que se sienta más confortable, sin preocuparse de que su código tenga problemas de integración con el código desarrollado por otro humano a 3000 km de distancia.

Autor: Fernando Alonso Martín Ph.D, docente del Máster Online en Electrónica Industrial, Automatización y Control de EADIC.

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog