Comunidad

18 de julio de 2021 | por: José Gutiérrez | 0 comentarios

El sector ferroviario y su futuro

La industria ferroviaria española ha acompañado el desarrollo y modernización del ferrocarril español desde sus inicios, en algunos casos con empresas de más de un siglo de actividad, desarrollando y evolucionando sus capacidades y soluciones de acuerdo a los requerimientos y necesidades de los distintos demandantes de soluciones ferroviarias: operadores, administradores de infraestructuras, metros, tranvías, etc.

España cuenta en la actualidad con una red ferroviaria de más de 15.200 kilómetros, de los cuales 11.483 kilómetros pertenecen a la red convencional, 2.322 kilómetros a la red de Líneas de Alta Velocidad en ancho UIC (LAV), 119 kilómetros a red mixta, y 1.207 kilómetros a vía estrecha o métrica. Las entidades encargadas de la administración de la infraestructura ferroviaria española son ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias) y ADIF Alta Velocidad, encargadas respectivamente de la red convencional y de la red de altas prestaciones. RENFE Operadora, es al igual que ADIF, un actor clave dentro del sector, y un referente a nivel mundial en su ámbito, que le sitúa como el único operador de transporte ferroviario de pasajeros en España, así como el principal en cuanto al transporte de mercancías por ferrocarril.

El pensamiento en materia de transportes debe ser global, ya que, la política europea y las nacionales que a ella se adhieren, deben garantizar que se alcanzan los objetivos de movilidad y eficiencia en el transporte comunitario.

Los planes nacionales deben enfocarse hacia la implantación práctica efectiva de las directrices comunitarias: las acciones deben ser locales y desarrollar el pensamiento global.

Cuáles son los principales cuellos de botella en el transporte así como las sinergias que deben tenerse en cuenta para su desarrollo:

  • El transporte ferroviario, comparado con los otros modos de transporte, está en claro desequilibrio, debiendo potenciar su cuota de participación.
  • Los otros modos de transporte están cercanos a su saturación, y no son los más efectivos en consideración a factores cada vez más importantes como la eficiencia energética y la sostenibilidad.
  • Deben aprovecharse al máximo iniciativas sectoriales de la sociedad de la información (notablemente GALILEO) y las nuevas tecnologías.

El sistema ferroviario español debe ser capaz de asumir los retos que establecen los hitos establecidos en el documento ERRAC Strategic Rail Research Agenda 2020:

  1. Crecimiento del 40% en el número de pasajeros-kilómetro e incremento del 70% en el número de toneladas-kilómetro transportadas.
  2. El tiempo de transporte se habrá reducido en un 50%.
  3. La interoperabilidad será real y efectiva.
  4. La productividad de la infraestructura, material y gestión del sistema ferroviario será al menos el doble y, en casos concretos, llegará a cuadruplicarse.
  5. La capacidad se habrá incrementado considerablemente por el empleo de nuevos y eficientes sistemas de protección y control.
  6. La intermodalidad será una realidad, conectando los diferentes modos de transporte eficientemente.
  7. La información será en tiempo real a través de la monitorización continua del material.
  8. Existirá una especialización de la infraestructura con corredores separados para los transportes urbanos y de cercanías.
  9. La red europea de alta velocidad superará los 15.000 km. Los corredores europeos para el transporte de mercancías llegarán también a la longitud de 15.000 km.

 Objetivos futuros:

Medio ambiente y sostenibilidad.

Disminución de los impactos globales del transporte.

Calidad ambiental en el entorno natural y urbano.

Interoperabilidad y ERTMS de la red convencional.

Disponer de laboratorios líderes ERTMS que presten servicios no sólo a España sino a toda Europa, así como asistencia técnica a la ERA (Agencia Ferroviaria Europea).

Haber desarrollado el nivel 3 de ERTMS o híbrido. Haber integrado el sistema GALILEO en el ERTMS.

Haber finalizado el proceso de introducción de la interoperabilidad en la mayor parte de la red nacional. Disponer de una red convencional interoperable con el resto de la red europea, incluidos los tráficos de mercancías, a través de una programación ordenada de actuaciones y del máximo aprovechamiento de las distintas tecnologías y sistemas de cambio de ancho. Disponer de una Autoridad nacional para la explotación y operación del sistema ERTMS/ETCS, ejecutiva y con participación activa en los foros europeos, que arbitre el desarrollo, aúne y coordine esfuerzos nacionales y defienda y realice sus propuestas ante los foros de discusión comunitarios.

Seguridad.

Seguridad en el diseño, construcción y operación del sistema de transporte ferroviario frente a ataques intencionados o desastres naturales.

Sistemas eficaces de seguridad y detección de actividades terroristas basados en visión /inteligencia artificial. Sistemas de detección automática de actividades sospechosas. Sistemas de seguridad integral para alta velocidad, tanto en las infraestructuras como en el transporte masivo de pasajeros y mercancías.

Incorporar el impacto de los factores humanos en el diseño, construcción y gestión de sistemas. Implantar sistemas para la predicción de errores humanos desde una óptica integral.

Mercancías.

Maximizar la circulación de trenes de mercancías en las líneas modernas de altas prestaciones.

Incrementar notablemente las velocidades de circulación de las mercancías (deseable como mínimo un 50% sobre las actualmente más reducidas).

Incrementar en no menos del 70% las toneladas-kilómetro servicios internacionales entre operadores ferroviarios y terminales (centros logísticos, puertos,etc.)

Potenciar la creación de nodos logísticos ferroviarios. Fomentar la logística basada en el ferrocarril (apartaderos, nuevas estaciones) apoyada desde las administraciones públicas.

Potenciar el desarrollo Intermodal, tanto en terminales como en plataformas.

Desarrollar un sistema de identificación normalizada para las mercancías.

Infraestructuras.

Profundización en el conocimiento de la degradación de las capas de asiento, del sistema de balasto y de la vía en placa.

Avances en los métodos de cálculo y simulación. Perfeccionamiento de las técnicas de inspección y auscultación.

Sistemas, tecnologías y metodologías para la reducción de los costes de mantenimiento, sin deterioro de las capacidades de la infraestructura.

Material rodante.

Técnicas innovadoras que permitirán una rápida implementación, y mejoren el servicio, la operatividad y la fiabilidad de los vehículos.

Incorporación de tecnologías de diseño y fabricación rentables, flexibles y adaptadas al cliente -platforming, customización y modularidad. Vehículos cuyo diseño permita, al término de su ciclo de vida, su rehabilitación y adaptación a las necesidades competitivas del servicio y a las nuevas normativas, sin necesidad de realizar costosas inversiones.

Utilización generalizada de materiales reciclados a partir de materiales de desguace y desgaste. Aligeramiento para la eficiencia energética, manteniendo la seguridad y durabilidad.

Herramientas específicas para el control del mantenimiento de los vehículos por parte de los administradores de infraestructuras.

Alianzas estratégicas entre el cliente y el mantenedor, que permitirán una participación directa del cliente en el servicio (MMR) y la materialización de contratos de mantenimiento a largo plazo.

Alta velocidad.

Una red de alta velocidad-altas prestaciones, que alcance los 10.000 km de vía doble en ancho UIC, equipada toda ella con sistema European Rail Traffic Management System (ERTMS/ETCS) Niveles 1 y 2.

Que el 90% de la población esté a menos de 50 km de una estación de alta velocidad y todas las capitales de provincia tengan acceso directo a la red de alta velocidad.

Una alta velocidad muy competitiva en desplazamientos medios, para lo cual habrá de optimizar el aprovechamiento de la capacidad de las infraestructuras y maximizar las velocidades de circulación con arreglo a sus criterios de diseño.

Diferentes ofertas de servicios adicionales al de transporte de pasajeros en alta velocidad: bajo coste, mercancías de alto valor añadido, vehículos de transporte por carretera, etc.

Autor: Daniel Lurueña, docente Máster en Infraestructuras Ferroviarias de EADIC.

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog