Comunidad

15 de abril de 2020 | por: Comunicación EADIC 2 | 0 comentarios

El origen de la minería

La minería surge y progresa por la necesidad de utilizar materiales que permitan fabricar útiles y herramientas para el desarrollo de la civilización humana. Por esto, no es de extrañar que los primeros vestigios mineros se encuentren en el Paleolítico. Desde entonces la minería no ha dejado de desarrollarse de una manera continua.

Una de las pocas cosas que hacen del hombre un ser único en el reino animal es su capacidad para construir herramientas. Mientras que otras criaturas, los chimpancés, por ejemplo, emplean objetos naturales como herramientas improvisadas para necesidades inmediatas, el hombre crea utensilios para su uso futuro.

Minería

Figura 1. Recreación artística de fabricación de utensilios y herramientas por el hombre primitivo.

Desde el punto de vista histórico, se puede decir que los primeros indicios mineros datan de la era del Paleolítico1 , y más en concreto, en el Paleolítico inferior, donde los homínidos existentes (Homo Hábilis) creaban herramientas o útiles a partir de rocas con bordes cortantes y agudos, para satisfacer sus necesidades vitales y asegurar su supervivencia.

Debido a la necesidad mencionada de fabricación de herramientas y útiles, nuestros antepasados seleccionaron los materiales más adecuados y con mejores características para poder conformar dichos útiles o herramientas. Así pues, utilizaron para esto rocas como sílex o pedernal, sílice amorfa (chert2 ), basalto, obsidiana, cuarzo, etc., las cuales poseían características necesarias de dureza y tenacidad para conseguir los filos cortantes que estos homínidos requerían.

A lo largo del Paleolítico o Edad de Piedra existe una evolución en la fabricación y conformación de útiles y herramientas. Por cronología se pueden distinguir las siguientes fases o etapas en la Edad de Piedra Antigua o Paleolítico, en las que se desarrollaron una o varias industrias líticas.

1) Paleolítico inferior (2,8 millones – 200.000 años a.C. aprox.).

  • Olduvayense3 o Industria lítica de grado 1. Se considera la primera industria lítica de la prehistoria y fue desarrollada en África por los primeros hombres (Homo Habilis). Se caracteriza por la fabricación de herramientas y útiles sencillos, por lo que se supone que eran fabricadas según una necesidad temporal y abandonadas después de su uso.

Estas herramientas o útiles se fabricaban a partir del tallado tosco de rocas (cantos rodados o guijarros de diferentes materiales tales como sílex, cuarzo, obsidiana, chert, etc.) para la obtención de un filo cortante por uno o dos de sus lados, denominados chopper y chopping tools respectivamente.

Minería

Figura 2. Imagen ilustrativa de “chopper”.

Minería

Figura 3. Imagen ilustrativa de “chopper”.

 

  • Achelense o Industria lítica de grado 2. El Achelense es una evolución del Olduvayense con una mejora de las técnicas existentes hasta entonces. Se distinguen varias etapas, la Prechelense, la Chelense y la Achelense. La aparición de esta industria lítica está datada entre 1,6 y 1,8 millones de años, atribuyéndose el uso de esta industria al Homo Ergaster4 . El método entró en Europa de la mano de otro homínido, el Homo Heidelbergensis.

Esta etapa se caracteriza por el desarrollo y mejora de los chopping tools de la etapa anterior, conformándose útiles con forma preestablecida y cierta simetría donde se realizaba el tallado de la roca en dos caras (bifacial). Aparece, entonces, el bifaz (hacha de mano)5 , la herramienta típica de esta época. A parte del ya nombrado bifaz podemos destacar las siguientes: raederas, hendedores, picos triédricos, etc.

Minería

Figura 4. Imagen ilustrativa de “bifaz”.

Minería

Figura 5. Imagen ilustrativa de “raedera”.

 

Minería
Figura 6. Imagen ilustrativa de “hendedor”.

 

Minería

Figura 7. Imagen ilustrativa de “pico triédrico”.

2) Paleolítico medio (200.000 – 40.000 años a.C. aprox.).

  • Musteriente o industria lítica de grado 3. Se desarrolla en Europa y Asia, y se asocia al Homo Neardenthalis. En dicha época hay una evolución y perfeccionamiento en la conformación de útiles a partir de roca en comparación a la época anterior, presentando formas más esbeltas, cortes más agudos y una mayor producción, por lo que la selección de materiales para fabricar dichos útiles se realizaba con mayor rigor.

Aparecen nuevas técnicas de talla como la denominada Levallois, y la introducción del percutor blando (golpeadores de madera y huesos).

Minería

Figura 8. Imagen ilustrativa de la técnica de tallado “Levallois”.

Minería
Figura 9. Imagen ilustrativa de la técnica de tallado “Levallois”.

3) Paleolítico superior (40.000 – 12.000 años a.C. aprox.).

  • Industria lítica de grado 4. Se caracteriza por la elaboración de herramientas y útiles de uso concreto, perfeccionándose las técnicas de fabricación de útiles respecto a etapas anteriores. Dentro de la industria lítica de tipo 4 existen diversas variedades:
    • Chatelperroniense (40.000 – 32.000 a.C. aprox.).
    • Auriñaciense (35.000 – 28.000 a.C. aprox.).
    • Gravetiense (29.000 – 21.000 a.C. aprox.).
    • Solutrense (22.000 – 18.000 a.C. aprox.).
    • Magdaleniense (18.000 – 10.000 a.C. aprox.).

La industria lítica de tipo 4 se caracteriza, sobre todo, porque se extiende y generaliza la talla laminar, es decir, el trabajo sobre lascas más largas que anchas. El método laminar es un método muy diferente al de Levallois, más complejo y exigente, pero que consigue resultados mejores. En este método se introdujo una innovación importante: la talla por percusión indirecta, que consiste en usar de una especie de punzón para dirigir los golpes sobre el núcleo de piedra y, de este modo, obtener lascas más alargadas y estrechas. Este método de percusión indirecta permitía aprovechar al máximo la piedra y obtener una gran cantidad de útiles de un mismo núcleo, además de rentabilizar su uso en relación a una determinada función.

Minería

Figura 10. Imagen ilustrativa de herramientas y útiles de la industria lítica de tipo 4.

En la siguiente figura se puede observar la evolución de las diferentes industrias líticas a lo largo del Paleolítico. Es notable en cada fase respecto a la anteriorla mejora evolutiva en la técnica en la fabricación de herramientas y útiles con objeto de satisfacer las necesidades de nuestros antepasados.

Minería

Figura 11. Imagen ilustrativa de la evolución de la tecnología lítica en el Paleolítico

Por tanto, la minería surge, aunque a nivel primitivo, durante el Paleolítico, ante la necesidad de conformar herramientas y útiles para los usos requeridos por nuestros antepasados y asegurar su supervivencia. Esta fabricación de herramientas obligó a nuestros antepasados a realizar una selección de materiales para conformar esas herramientas y/o útiles, selección que en la actualidad se realiza en la minería para obtener minerales y metales que nos permitan fabricar materias primas y después generar productos manufacturados.

Datos de interés:

[1] Desde el punto de vista etimológico significa “Piedra Antigua”, siendo el periodo más largo de la existencia del ser humano, abarcando un 99 % de la misma.

[2] Chert. El “chert”, o cuarzo criptocristalino, es una variedad microcristalina del cuarzo mineral (SiO2) el cual es precipitado químicamente o bioquímicamente del agua de mar. El “chert” es sólo uno de los muchos tipos (polimorfos) de cuarzo. El “Chert” es de grano fino, por lo que no se forma como los cristales prismáticos de 6 lados típicos, pero posee las propiedades minerales del cuarzo.

El “chert” tiene un lustre vítreo, es el número siete en la escala de dureza de Mohs, y se rompe a lo largo de planos desiguales y en forma de concha, una propiedad llamada fractura concoidal. En la actualidad, el “Chert” tiene muy pocos usos, sin embargo, muchas culturas antiguas lo usaron para hacer herramientas para cortar y raspar y también lo usaron para hacer armas como puntas de flecha y cabezas de hacha. Es muy duro y tiene una duración considerable, además de que sus bordes son muy afilados. Los primeros cazadores y guerreros explotaron la dureza característica del “chert” y la fractura concoidal para crear armas duraderas y afiladas.

[3] Este término puede considerarse equivalente a lo que fuera de África se le conoce como Pre-Achelense, Paleolítico inferior arcaico y Cultura de los cantos tallados (Pebble Culture).

[4] Homínido extinto propio de África que apareció hace 1,8 millones de años y desapareció hace 1,5 millones de años. Se han encontrado restos arqueológicos de esta especie en Kenia, Etiopía, Tanzania y Eritrea.

[5] Una especie de hacha de mano que tenía múltiples usos (cortar carne, preparar pieles, trabajar la madera, raspar, perforar, etc.), tallada por ambas caras hasta conseguir una forma triangular con una base casi semicircular.

Autor: José Ramón Noguera. Docente del Máster en Minería: Planificación y Gestión de Minas y Operaciones Mineras de EADIC.

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog