Comunidad

22 de diciembre de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

El futuro de la extracción de petróleo en el Mar del Norte

La extracción de petróleo del Mar del Norte produce un tipo de petróleo conocido en todo el mundo, el Brent. Producto del que este año se exportará la cantidad más elevada de los últimos cuatro años, circunstancia enfrentada al acuerdo firmado con la OPEP, que pretendía realizar recortes en la producción para contener la sobre-oferta a nivel mundial.

El descenso generalizado del precio del crudo, que viene siendo una constante en los últimos tiempos (a pesar del pequeño repunte que hemos observado desde febrero de 2016, cuando el petróleo se encontraba a unos escasos 25.88 €/barril, hasta los 42.75 €/barril en octubre  de  2016),  supone  una  noticia  increíble  para  un  país  como  el  nuestro,  una  isla energética, dependiente e importadora neta de petróleo crudo y de sus respectivos derivados.

Llevamos varios meses en los cuales, dentro del sector petrolífero, muchos expertos advierten de que las petroleras podrían cerrar su producción en más de 40 yacimientos, por la caída desmesurada del precio del Brent.

La situación es de tal gravedad, que se plantea incluso la posibilidad de frenar la extracción de petróleo en el Mar del Norte, ya que a un precio de 42 €/barril, las plataformas de extracción no resultan para nada rentables.

Debemos tener en cuenta un dato extra sobre la extracción de petróleo frente a la costa escocesa. Desde finales de 2015 ya se viene anunciando a bombo y platillo que los yacimientos del Mar del Norte se encuentran en el límite de su vida útil, presentan altos costes de producción y por lo tanto tienen todas las papeletas para echar el cierre de los primeros.

Según consultoras especializadas en energía, esto podría provocar un efecto dominó sobre las distintas explotaciones que operan en la misma concesión/región, pudiendo ser éstas las siguientes en finalizar su proceso de explotación.

Resultan alarmantes también las noticias que muestran algunos periódicos económicos de  relevancia  internacional.  Según  esos  medios  de  comunicación,  la  mayor  parte  de  las empresas presentes en la región podrían echar el cierre a un total de casi 140 pozos que se dedican a la extracción de petróleo en la región petrolera del Mar del Norte.

Para evitar esa catástrofe, el barril de Brent (el de referencia para Europa) debería subir por encima de los 90 dólares.

Una de las mayores empresas europeas por capitalización bursátil, Royal Dutch Shell, ha abierto la veda y ha empezado a desarmar una de las cuatro plataformas con las que cuenta en el Mar del Norte.

Algunos dueños de empresas petrolíferas que operan en la región confían en que en unos 5 años la situación en el Mar del Norte se revertirá, como por ejemplo Ian Wood, el propietario de Wood Group, quien ha dicho:

“Producimos alrededor de 44 mil millones de barriles y hay una opinión de que podría haber otros 20 mil millones de dólares para venir, por lo que es casi un tercio aún por venir”, dijo a programa Buenos Días de Escocia de la BBC Radio Scotland.

“Creo que es un poco alto, pero podría ser de 15 a 16 mil millones de barriles por venir, así que hay un gran premio por ahí y es bastante erróneo pensar que el Mar del Norte ha terminado. Esto es algo completamente equivocado. El Mar del Norte se recuperará.

De  momento,  los  que deben  estar  de  enhorabuena  son  Greenpeace  y  los  grupos ecologistas que llevan años demandando el cierre de estas plantas, por el riesgo ecológico que conllevan. Es una paradoja que sea la lógica del mercado y no sus protestas las que finalmente consigan colmar sus aspiraciones.

Autor: Álvaro Mesonero, profesor del Máster en Petróleo y Gas: Prospección, Transformación y Gestión

Máster en Petróleo y Gas: Prospección, Transformación y Gestión

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog