Comunidad

31 de marzo de 2019 | por: Comunicación EADIC | 0 comentarios

El Análisis del Ciclo de Vida

Una herramienta orientada hacia la sostenibilidad

El intenso desarrollo industrial experimentado en el último siglo se encuentra ligado a patrones de consumo basados en un elevado uso de los recursos naturales. Impactos ambientales como el aumento en las emisiones de efecto invernadero, destrucción de la capa de ozono y perdida de biodiversidad son un claro ejemplo de las consecuencias de esta rápida industrialización.

Ante esta situación, se está produciendo un aumento de la concienciación ambiental entre la sociedad demandándose el desarrollo y fomento de patrones de crecimiento sostenibles. A su vez, este aumento en la concienciación se traduce como un reto para los gobiernos y las empresas debido a la necesidad de establecer políticas y procesos orientados a una producción de alta calidad pero con un desempeño ambiental, económico y social favorable (es decir, en términos de sostenibilidad).

Este objetivo se encuentra estrechamente ligado a los objetivos de desarrollo sostenible establecidos por las Naciones Unidas .

 

A fin de contribuir a alcanzar un modelo de desarrollo sostenible en la sociedad, se requieren metodologías y herramientas capaces de cuantificar y evaluar el comportamiento ambiental, económico y social de bienes y servicios.

Entre las diferentes metodologías existentes que persiguen este objetivo, se encuentra el Análisis de Ciclo de Vida (ACV). Esta herramienta, inicialmente utilizada para uso ambiental, permite identificar y evaluar los principales impactos ambientales, económicos y sociales asociados a cada una de las etapas del ciclo de vida de un producto, proceso o actividad.

El conjunto de estas etapas implica una consideración de “de la cuna a la tumba”, es decir, desde la adquisición de materias primas hasta la disposición final como residuo del producto, pasando a través de las distintas fases intermedias como transporte de las materias primas, manufactura, fase de uso, etc.

Actualmente la metodología de Análisis de Ciclo de Vida ACV es una metodología bien definida y cuyo procedimiento estandarizado se recoge en las normas ISO 14040:2006 y 14044:2006, inicialmente definidas para la evaluación de impactos ambientales y elaboradas por la Organización Internacional para la Estandarización (ISO). De acuerdo con la ISO 14040, el ACV consta de cuatro fases interrelacionadas entre sí:

  • Definición de objetivos y alcance: en esta etapa se establecen el objetivo y uso previsto del estudio, las razones para llevarlo a cabo y las personas a las que van dirigidos los resultados del estudio.
  • Análisis de inventario del ciclo de vida: esta fase implica la recopilación y cuantificación de las entradas o salidas de un sistema durante su ciclo de vida.
  • Evaluación de impacto del ciclo de vida: esta etapa se encuentra dirigida a conocer y evaluar la magnitud y relevancia de los impactos ambientales, económicos y sociales potenciales asociados a las entradas y salidas, identificadas y cuantificadas en la anterior etapa, del sistema de estudio.
  • Interpretación de los resultados: el objetivo de la fase de interpretación es identificar las etapas críticas del sistema de estudio desde el punto de vista de generación de impactos.

 

En los siguientes enlaces se puede encontrar más información sobre esta metodología:
https://www.pre-sustainability.com/sustainability-consulting/lca-methodology-basics
http://ec.europa.eu/environment/ipp/lca.htm
https://www.unenvironment.org/explore-topics/resource-efficiency/what-we-do/life-cycle-initiative

 

Autor: Mario Martín Gamboa, docente del Máster Internacional en Ingeniería y Gestión Ambiental.

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC - Cursos y Master para Ingenieros y Arquitectos
Assign a menu in the Left Menu options.
Assign a menu in the Right Menu options.
EADIC Blog