Comunidad

10 de agosto de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Diseño de redes de agua potable

A la hora de plantear el diseño de redes de agua potable, los ingenieros debemos tener en cuenta, antes de empezar, distintos factores como:

  • Normativa y legislación a seguir
  • Población actual y futura a servir
  • Trazado de calles y aceras por donde plantear la red
  • Caudales de diseño y puntos de consumo
  • Topografía de la zona
  • Puntos de alimentación de la red (ETAP, depósitos, embalses…)

Una vez sabemos por dónde deben discurrir nuestras tuberías, es necesario plantear la conveniencia de diseñar una red ramificada o mallada (o mixta) con el fin de establecer sectores de alimentación que nos permiten gestionar la red de una manera optimizada.

La red ramificada cuenta con una tubería Principal de distribución (la de mayor diámetro) desde la cual parten ramales que terminarán en puntos ciegos, es decir sin interconexiones con otras tuberías en la misma Red de Distribución de Agua Potable.

 Diseño de redes de agua potable

La red mallada se logra conformando mallas o circuitos a través de la interconexión entre los ramales de la Red de Distribución de Agua Potable.

Diseño de redes de agua potable

Diseño de redes de agua potable

En el diseño redes de agua potable con redes ramificadas existe el inconveniente de que, ante el fallo o rotura de alguna de las tuberías que la conforman, se tendrá que dejar sin servicio a todos los usuarios que estén atendidos desde las tuberías aguas abajo de la rotura, mientras se realiza la reparación necesaria. Por el contrario, el cálculo de este tipo de redes es muy sencillo (cálculo de pérdidas en tuberías, por ejemplo con EPANET).

En el diseño de redes de agua potable con redes malladas se tiene la ventaja de que, ante la posible rotura de alguna de sus tuberías, se logrará afectar a menor cantidad de usuarios, al establecerse rutas alternas al flujo a través de las mallas que conforman a la red. Además de que la red tiene mayor longitud (y coste) el cálculo a mano de este tipo de redes es más complejo que en las ramificadas, debiendo emplear métodos iterativos como “Hardy Cross” (existen múltiples programas que lo resuelven sin problemas).

Una vez se establece un prediseño de la red de abastecimiento, es conveniente adoptar el tipo de materiales (polietileno, fundición…) y establecer presiones (máximas/mínimas) y velocidades de diseño (máximas/mínimas), para cálculos los diámetros que hacen prever un comportamiento de la red idóneo.

Autor: Julio Roberes, profesor del Máster en Diseño, Construcción y Explotación de Obras Hidráulicas

Máster en Diseño, Construcción y Explotación de Obras Hidráulicas

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog