Comunidad

25 de febrero de 2013 | por: EADIC | 0 comentarios

El “Crecimiento” de Londres: We Built This City

Una semana más, en Ideya Ingenieros estamos orgullosos de poder colaborar con nuestros amigos de Eadic en su blog…

Esta vez, motivados por la serie documental “We Built This City” hablaremos del crecimiento histórico de Londres influenciado por su río: puentes, saneamiento y barreras de contención del Támesis han sido grandes hitos en el desarrollo de la ciudad.

La capital de Gran Bretaña, fundada alrededor del Támesis, debe su carácter actual al río que la vio nacer. Con más de 8 millones de habitantes y una superficie de 1.500 km² la ciudad ha tenido una evolución irregular a lo largo de su historia y actualmente vive un nuevo esplendor.

Cuando los romanos entran en Britannia para conquistarla con 40.000 legionarios enviados por el emperador Claudio, se instalan en el año 43 d.c. en las colinas de la orilla norte del Támesis e instalan un puesto de suministro para sus tropas al que llaman Londinium, punto en el que se encontraba la zona menos caudalosa del río, ideal para establecer un puerto. Cerca de donde se encuentra el actual puente de Londres construyeron el primer puente del Támesis uniendo la orilla norte con una isla pantanosa (actual distrito de Southwark) que sirvió de enlace para el territorio oriental y meridional.

En el año 60 d.c. la reina Britanna Boadicea entra en Londres y la destruye por completo, lo que obliga a una reconstrucción que incluyó una gran muralla defensiva de piedra procedente de canteras a más de 100 km con una estimación de 1.700 viajes.

En el año 250 d.c. la ciudad tiene ya 30.000 habitantes y la muralla con 5 km delimita un urbanismo planificado por los romanos, que poco a poco cambia su disposición a la vez que cambia su orden militar a orden civil, con un planeamiento más orgánico.

En 1209 se sustituye el puente romano por un nuevo puente de piedra con viviendas, comercios, un molino y una capilla sobre él. En 1176 se inició la construcción que duró 33 años, en parte, por el carácter del Támesis y sus crecidas. Fue diseñado por Peter de Colechurch. Para su apoyo en el lecho ingenio unos pilotes clavados con un martillo y dispuestos circularmente cuyo interior relleno con piedra para formar el apoyo de los estribos. Pero eso no era suficiente e incluyó unos tajamares de 46×11 m que protegiesen estos cimientos.

600 años después el puente dejo de ser efectivo ya que impedía el paso de los grandes barcos, por ese motivo fue derruido y sustituido en 1831 con la convocatoria de un concurso público que dio como resultado el Bridge Tower, el cual se tardó en construir 8 años.

En 1348 varios barcos metieron en Londres ratas portadoras de la peste bubónica, la enfermedad se propagó y mató a 30.000 personas, un tercio de su población en ese momento.  En el siglo XVII Londres cuenta con 200.000 habitantes con casas de madera aglomeradas, lo cual facilitó la propagación de un fuego que arrasó 13.000 viviendas.

Londres tiene que reinventarse de nuevo, Sr.Christopher Reen es el encargado del planeamiento, piensa una ordenación coherente y ambiciosa que no pudo llevarse a cabo. Lo que sí consiguió Renn fue construir, después de 35 años de obras, la Catedral de St.Paul. Su espectacular cúpula de 67.000t precisó de un gran trabajo de ingeniería, Reen ideo una cadena de barras de hierro que rodean la base de la cúpula embebidas en la mampostería.

En 1801 con 1.000.000 de habitantes es la mayor ciudad de Europa y su comercio desborda el puerto, lo cual obliga a construir 9 nuevos muelles en 100 años, la mayor obra de ingeniería pensada en aquella época, pero solo fueron útiles 150 años, se tardó 15 años en desmantelar, dando lugar en 1980 al actual distrito de East End.

A mediados del siglo XIX, con más de 2.500.000 de habitantes, las aguas fecales vertidas al río son excesivas, y se infiltran en el agua de consumo y propagan el cólera.

Joseph Bazalgette, ingeniero jefe del consejo metropolitano de obras públicas de Londres idea un sistema de conducción de vertidos con 1.000 túneles colectores con ladrillos especiales anticorrosión que siguen prestando servicio actualmente.

Las obras se inician en 1859 y son inaguradas en 1865, con una excavación de 4 millones de m³ de tierra para una red de 130 km.

Otro gran hito para Londres y su crecimiento fue la construcción de su metro “The Tube”. Su construcción fue innovadora, siendo los primeros túneles tubulares, diseñado inicialmente por James Greathead. Se basan en un gran tubo de hierro que protege a los obreros y permite unir las secciones de tubo prefabricadas, sistema antecesor de las modernas tuneladoras.

En la 2ª Guerra Mundial, el Támesis sirve de referencia para los bombardeos enemigos que destruyeron los muelles y almacenes de la ciudad y Londres entero durante el “Blitz”, dejando un tercio de Londres en ruinas y obligando nuevamente a su reconstrucción que da lugar al inicio de la ciudad actual.

Después de toda su historia, parece que la única amenaza que le queda a Londres es el Támesis y sus crecidas, oleada ciclónica que puede entrar por el estuario del Támesis que puede superar en 5 metros la mayor de las mareas del río. La barrera del Támesis, construida entre 1974 y 1982, se trata de un muro móvil de contención de crecidas (el más grande del mundo) se ha ingeniado para contener grandes crecidas.

Aitor Lobato (Ideya Ingenieros)

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog