Comunidad

31 de marzo de 2014 | por: EADIC | 0 comentarios

Copenhague European Green Capital 2014

El post de hoy nos lo trae Patricia Bueno Ayuso: Copenhague, European Green Capital 2014. Hace unas semanas nuestra compañera Soledad Alonso Ureta nos contaba qué era una “smart city” y el ranking #TopD de las diez ciudades europeas que cumplen los consecuentes requisitos. En esta línea, vamos a centrarnos en la que está considerada a día de hoy, la ciudad más inteligente de Europa: Copenhague.

Copenhague ha sido calificada como European Green Capital 2014, sucediendo en el puesto a la ciudad francesa de Nantes en la ceremonia de entrega celebrada en Bruselas. La capital danesa ha sido galardonada tras una intensa competición en toda Europa, por el esfuerzo que está haciendo para mejorar la sostenibilidad medioambiental y la calidad de vida de sus ciudadanos mejorando el entorno urbano y desarrollando un modo de vida más saludable.

Pero, ¿cuáles son las medidas adoptadas para que la capital danesa sea considerada una ciudad inteligente? A continuación desvelaremos los principales logros por los que Copenhague ha obtenido el título de “Green Capital”:

  • 36% de los trabajadores y un 55% de sus ciudadanos utilizan la bicicleta para ir al trabajo o al centro de estudios.

  • Sistemas de calefacción urbana (district heating)  en el 98% de las viviendas familiares.

  • El 90% de los residuos que producen los edificios es reutilizado.

  • Hubo una reducción de emisiones de carbón de un 24% entre 2005 y 2012.

  • El 96% de los residentes vive a 15 minutos caminando de una zona recreativa.

 

Copenhague European Green Capital 2014 El prototipo desarrollado por el MIT para ser experimentado en Copenhague. FUENTE: Terra

La capital de Dinamarca tiene una población de 1,3 millones de personas (casi dos si incluimos la zona metropolitana). Considerada como una de las ciudades con mejor calidad de vida, la tarea extra de introducir sostenibilidad en una ciudad en la que las tecnologías de la información, el transporte marítimo y la investigación y el desarrollo son factores clave en la economía, cambia los patrones de producción, consumo, crecimiento y empleo.

Dinamarca ha decidido liderar la transición y convertirse en una economía de crecimiento ecológico, completamente independiente de los combustibles fósiles para 2050. En su intento por implementar esta sostenibilidad, Copenhague ha aplicado distintas soluciones inteligentes:

Saneamiento y abastecimiento verde: se ha mejorado la calidad del agua en la ciudad mediante una completa modernización del sistema de alcantarillado. La adopción de tecnologías y políticas innovadoras como la prevención de fugas o los mecanismos de fijación de precios para reducir el derroche, permiten la reducción del consumo de agua y al mismo tiempo protegen los recursos hídricos subterráneos. 

La bicicleta y el transporte público: la bicicleta se ha integrado en el planeamiento urbano, suponiendo un medio de transporte barato, rápido, seguro y sobretodo, sostenible y limpio. Por otro lado, se ha invertido en una red de transporte público eficiente, fiable y bien integrada de tal forma que han reducido los niveles de congestión y contaminación hasta los más bajos de las principales ciudades del mundo. Prueba de ello, es la reducción en los últimos 40 años en más de un 20% el número de viajeros en coche en el centro de la ciudad danesa.

Copenhague ha estado monitorizando la implantación de la bicicleta y el uso mixto modal durante décadas. Al cabo de unos años ya se puede establecer un verdadero objetivo para la ciudad: conseguir que el 50% de todos los viajes al trabajo o a la escuela sean en bicicleta en 2015. A partir de este objetivo la gestión de la ciudad se ha adaptado para impulsar progresos significativos hacia este objetivo. De este modo en 2009 ya había alcanzado el 37%. Copenhague también ha colaborado recientemente con el MIT para crear la “rueda de Copenhague”, que no es más que un sofisticado sensor que se instala en la rueda de una bicicleta eléctrica que permite controlar la contaminación, la congestión del tráfico y las condiciones de tráfico en tiempo real mientras el usuario va hacia el trabajo, por ejemplo. Este es un ejemplo de una acción de movilidad inteligente en la que se han integrado las TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación) y el ciudadano participa. 

Copenhague European Green Capital 2014

Fuente: Walyou

Optimizar los residuos: Copenhague ha logrado enviar a los vertederos menos del 2% de los residuos que genera, reciclando la mitad de los desperdicios para el uso mayoritario de generación de calor para la red urbana de calefacción.

Energía eólica: las energías renovables en este país, basadas en la descentralización, son fundamentales. Dinamarca ha conseguido que el 22% del consumo eléctrico total del país provenga de turbinas eólicas.

Copenhague European Green Capital 2014

Fuente: Bonhen

Carbono neutral: en cuanto a la integración climática dentro de un sistema energético eficiente, Copenhague cuenta por un lado, con un sistema de calefacción que se suministra al 98% de los distritos de forma fiable, asequible y eficiente. Por otro, la capital danesa ha construido las dos primeras redes de refrigeración de los distritos que funcionan con extracción de agua de mar y el excedente de la red de calefacción del distrito. Aún con ello, Copenhague tiene la intención de ser carbono neutral para el año 2025. En términos de rendimiento energético, se estima que el 75% de las reducciones de CO2 provendrán de iniciativas en relación con el sistema de energía de la ciudad consistiendo principalmente en un aumento de la cuota de las energías renovables en la calefacción urbana de la ciudad.

Copenhague European Green Capital 2014

Fuente: Terra

Como se ha podido comprobar, evidentemente, la aplicación del concepto de ciudades inteligentes va acompañado del uso de la última tecnología. Sin embargo, esta puede ser ajena a la ciudadanía y controlada sólo por los gestores administrativos. La verdadera implantación del concepto smart requiere de la participación ciudadana como algo imprescindible. Factor que los ciudadanos daneses tienen muy en cuenta y que ha favorecido la obtención del galardón de European Green Capital 2014.

Autora: Patricia Bueno Ayuso

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog