Comunidad

12 de septiembre de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Comparativa en el uso de reciclado de firmes en España, Colombia y Noruega

El reciclado de los materiales en pavimentación, es una técnica que está muy desarrollada tanto en lo que respecta a las técnicas en frío, como en caliente. En este artículo se realiza una breve comparativa de ambas técnicas para el reciclado de firmes.

Mientras que en España el reciclado de firmes, tanto en frio como en caliente, está condicionado al tipo de carretera de acuerdo a su tráfico, en Colombia se utilizan ambos para cualquier tipo de carretera, siendo de mayor especificación, y por ende de mayor exigencia el reciclado en caliente. En España está más extendido, el uso del reciclado en frío, sin embargo, se han desarrollado numerosas experiencias en caliente, y en especial, con betún espumado.

Para el reciclado en frío, en la normativa colombiana se establecen una serie de especificaciones técnicas, tanto para los materiales provenientes del pavimento disgregado como para los materiales de adición y para los procedimientos constructivos, en España se establecen tres tipos de reciclado de acuerdo al porcentaje de material bituminoso que contenga la mezcla reciclada (Tipo I, Tipo II y Tipo III).

El clima es un factor determinante para el diseño y aplicación de reciclados tanto en caliente como en frio. Mientras los betunes normalmente utilizados son 70/100 y 160/220 para Colombia y España, en Noruega los betunes que se utilizan son mucho más blandos, 160/220, y con altas tasas de RAP, betunes con penetración 250/330, habiendo realizado alguna prueba con betunes 330/430. En los tres países, se exige un estudio y análisis del mismo, de tal forma que el betún final, sea de características similares a una mezcla sin RAP, así, por ejemplo, en el reciclado en caliente, en las tres normativas recoge casi de forma literal las mismas condiciones:

 “Dicho ligante será seleccionado en función de la proporción y las características del ligante procedente del material bituminoso a reciclar, de forma que al combinarse con éste se obtenga un ligante con características similares a las de los indicados en el artículo…”.

En Noruega cuando se añade el asfalto reciclado en una cantidad que es menor que 10% en la capa de rodadura, o menos de 20% en capa intermedia o capa de base, la penetración del ligante se determina sin consideraciones previas de la dureza del betún del asfalto reciclado; sin embargo, cuando la cantidad de RAP es superior a estos valores, la calidad del betún debe ser determinado de acuerdo con las normas correspondientes.

En Colombia el reciclado en frio se puede realizar con emulsión asfáltica o con asfalto espumado, mientras en España solo habla la especificación de emulsiones asfálticas. Para el diseño de mezclas recicladas con asfalto espumado se establece el ensayo de resistencia a la tracción indirecta. En Noruega, se utiliza de forma más extendida, el reciclado en caliente en central. Existen especificaciones respecto a las características del reciclado en frío, pero su uso no es tan conocido.

Reciclado de firmes

En España se establece como mínimo añadir de emulsión asfáltica residual el 1.5% de la masa total en seco del material que se vaya a reciclar. En Colombia, no se establece un valor mínimo, pero la experiencia demuestra que los valores son superiores a lo establecido en España.

Los valores de los resultados del ensayo de inmersión-compresión en España se especifican en función de la categoría de tráfico pesado, siendo para el curado en seco de 3 Mpa para tránsitos T1 (Solo en bases) y T2 y 2,5 Mpa para tránsitos T3, T4  y arcenes. En Colombia el valor mínimo exigido es de 2 Mpa para todo tipo de Tráfico. La resistencia conservada en España es de 75% para tráfico T1 (Solo en bases) y T2 y 70%  Mpa para tránsitos T3, T4  y arcenes. En Colombia el valor mínimo exigido es de 75%  para todo tipo de Tráfico.

En España se limita en una proporción máxima del 1% de la masa total del material que se vaya a reciclar en seco, productos mejoradores de la resistencia conservada, entre otros, la cal y el cemento, mientras que en Colombia no se establece ningún valor.

En Colombia, aunque existe normativa tanto para reciclado en frio como en caliente, la mayor parte de los reciclados realizados son en frio, esto es debido a que los requisitos son menores que los establecidos para reciclados en planta y en caliente, además de que no requieren modificaciones en las plantas de producción de mezclas asfáltica. Se estima que en más del 50% de la rehabilitación de pavimentos se utiliza el reciclado y de ese 50%, un 90% es reciclado en frio.

No está especificado si la mezcla reciclada se debe utilizar en capas intermedias o en rodadura, sin embargo la experiencia colombiana muestra que en la mayoría de los reciclados en frio realizados se utilizan en capas intermedias, siendo necesaria la instalación de capas de rodadura con mezcla asfáltica de materiales vírgenes.

En el reciclado en caliente, en las tres normativas, se recogen criterios muy similares en cuanto a las características de los áridos recuperados, estableciendo que la calidad deberá ser similar a la de los áridos “vírgenes”. En las normativas española y colombiana, se señala que no procederán de mezclas que presenten algún tipo de deformaciones plásticas. En la noruega no se establece ningún tipo de condición, aunque, teóricamente se deben de tener en cuenta estos condicionantes.

El control de calidad del material procedente del RAP es parte fundamental del buen funcionamiento de todo el proceso, y es aquí, dónde las normativas presentan enfoques muy diferentes.

Así, mientras que en España, se establece en el apartado 22.9.1 “Control de procedencia del material bituminoso a reciclar” que “por cada quinientas toneladas (500 t) de acopio de material tratado, si se va a emplear en la fabricación de la mezcla un porcentaje de material bituminoso reciclado inferior al veinticinco por ciento (25%), y por cada doscientas toneladas (200 t) de acopio, si se va a emplear un porcentaje de material bituminoso superior a esa cantidad, se tomarán cinco (5) muestras y de cada una de ellas se determinará:

—     Granulometría del material disgregado, según la UNE-EN 933-1.

—     Contenido de ligante, según la NLT-164.

—     Granulometría de los áridos recuperados, según la NLT-165.”

            Y en el apartado 22.9.2 Control de calidad del material bituminoso a reciclar:

 Al menos dos veces al día (2/d):

—     Granulometría del material disgregado, según la UNE-EN 933-1.

—     Contenido de ligante, según la NLT-164.

—     Granulometría de los áridos recuperados, según la NLT-165.

Al menos una (1) vez a la semana, o cuando se cambie de procedencia:

—     Penetración del ligante recuperado, según la NLT-124.

—     Punto de reblandecimiento anillo y bola del ligante recuperado, según la NLT-125.

—     Índice de penetración del ligante recuperado, según la NLT-181.

—     Densidad relativa y absorción del árido recuperado, según las NLT- 153 y NLT-154, respectivamente.

En Colombia, se establece:

Reciclado de firmes en Colombia

Y en Noruega,

Reciclado de firmes en Noruega

Resulta muy curioso que mientras que en Noruega, país en el que se trabaja sistemáticamente con altos contenidos de RAP, el control, aun siendo importante, no lo resulta tanto comparándolo, con España, en dónde el uso del RAP está bastante limitado en lo que a contenidos se refiere.

Autores:  Tania Rojo,  Freddy A. Moquete, Jesús Edgardo Vergel y Manuel Garea, alumnos del Máster en Diseño, Construcción y Mantenimiento de Carreteras

Máster en Diseño, Construcción y Mantenimiento de Carreteras

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog