Comunidad

21 de marzo de 2018 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

¿Cómo evoluciona el consumo energético en edificios?

Para construir edificios que no queden obsoletos en unos pocos años, es un imperativo construir edificios con una elevada eficiencia energética.

El consumo energético del sector de la edificación supone alrededor del 40% del consumo energético en los países desarrollados. Es una cifra muy elevada, que la eficiencia energética de edificios nos puede ayudar a combatir. Tenemos a nuestro alcance todo el conocimiento y tecnología necesarios para construir edificios eficientes con muy bajo consumo energético. Es además, una amenaza para el planeta, ya que el consumo energético es el principal causante de la producción de gases de efecto invernadero y del calentamiento global.

Por este motivo, la Unión Europea ha tomado medidas para promover la eficiencia energética de edificios. Prevé edificios de consumo casi nulo para el año 2020, 2018 para edificios públicos, según los objetivos 20.20.20: 20% de ahorro, 20% de mejora en la eficiencia y empleo del 20% de energías renovables.

La UE elaboró, en esta línea, la Directiva 2010/31/UE, que obliga a todos los estados miembros a tomar medidas para que a partir del año 2020 todos los edificios que se construyan sean de consumo casi nulo. Para lograrlo hemos de cambiar la forma en que diseñamos y construimos nuestros edificios.

El proceso para mejorar la eficiencia energética de edificios es el siguiente:

  1. Empleo de medidas pasivas el diseño arquitectónico del edificio
  2. Incluir instalaciones eficientes
  3. Empleo de energías renovables

Estos tres puntos definen la secuencia óptima para mejorar la eficiencia energética de nuestros edificios.

La primera medida que hemos de tomar es la aplicación de estrategias pasivas en la arquitectura, adaptadas al clima en el que se encuentre la edificación. De esta manera, se reducirá al máximo la demanda energética que requiere el edificio para mantener el confort interior.

La segunda medida, una vez reducida la demanda, es la selección y diseño de un sistema de instalaciones eficiente, de forma que el consumo energético del edificio sea mínimo.

La última estrategia consiste en la generación de energía renovable para cubrir la demanda del edificio.

Este es el camino para la autosuficiencia energética de la edificación, lo que supone una medida muy positiva para la sostenibilidad de nuestra forma de vida, a la vez que una ayuda a disminuir la dependencia energética del exterior.

Podéis encontrar más información sobre la política europea al respecto en:

https://ec.europa.eu/energy/en/topics/energy-efficiency/energy-efficiency-directive

 

Autor: Ana García, profesora en el Máster de Energías Renovables y Eficiencia Energética de EADIC

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC - Cursos y Master para Ingenieros y Arquitectos
EADIC Blog