Comunidad

28 de septiembre de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

¿Cómo el BIM nos puede hacer la vida un poquito más fácil?

En este artículo analizamos como las herramientas colaborativas del modelo de BIM nos facilitarán la labor en todas las fases del proyecto

“El ser humano es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra”. Tenemos la virtud de cometer errores una y otra vez, es ahí donde interviene la tecnología, que nace para ayudarnos en nuestro día a día, facilitandonos las cosas y consiguiendo un nivel de perfección que sin ella no podríamos conseguir.

Las tecnologías van avanzando, lo que antes se delineaba con portaminas hoy se hace con programas informáticos. Estos programas van evolucionando y poco a poco se van haciendo más inteligentes, hasta tal punto de detectar errores que nosotros no percibimos.

¿Cuántas veces hemos proyectado un edificio y en la obra nos hemos encontrado con problemas que previamente no habíamos detectado? ¿Cuántas veces nos ha pasado que tenemos una viga de descuelgue y en la obra nos encontramos que según el proyecto un conducto de climatización la corta? ¿Es posible prever estos errores?

El hecho de trabajar con diferentes herramientas que no están conectadas entre sí nos perjudica, provoca que haya errores en nuestro proyecto y por consiguiente en la obra.

La tecnología BIM nos puede facilitar la vida

Estos errores son fácilmente detectables si trabajamos con las herramientas adecuadas, recordamos que trabajar con programas BIM (Building Information Modeling), implica un modelado de nuestro proyecto, un levantamiento tridimensional de todos sus elementos (estructurales, arquitectónicos, etc), por lo que podremos detectar cualquier problema con mayor facilidad.

El uso de software BIM nos permite que diferentes especialistas de diferentes campos colaboren en un mismo archivo simultáneamente. Los cambios realizados por los ingenieros son captados de manera automática por los demás colaboradores del proyecto (arquitectos, fabricantes, etc). Este flujo de trabajo nos permite tener una actualización en tiempo real de todo el proyecto, tanto si un arquitecto desplaza un tabique como si un ingeniero aumenta la superficie de un pilar.

Trabajar con este tipo de metodología implica un salto de calidad, un avance hacia la perfección y por lo tanto, una manera de hacer nuestra vida un poquito más fácil.

Autor: Antonio Méndez, profesor del Máster en BIM Management

Máster en BIM Management (Sistemas Revit, Allplan, AECOsim y Archicad)

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog