Comunidad

03 de febrero de 2013 | por: EADIC | 0 comentarios

8 Claves para mejorar la Empleabilidad de los Ingenieros

empleabilidad

La coyuntura económica actual ha producido profundos cambios en el marco laboral de todos los sectores, incluidas las ingenierías…

A pesar de que los ingenieros continúan siendo los profesionales más demandados por el mercado y del déficit de profesionales de alta cualificación, las posibilidades de encontrar empleo también se han visto afectadas por la crisis debido a la escasez de perfiles capaces de cubrir las demandas empresariales…

El contexto en el que los ingenieros desarrollan su carrera ha pasado de la seguridad del contrato indefinido al trabajo por proyecto. En este nuevo paisaje las empresas buscan ingenieros en un mercado global, donde los profesionales dependen de su reputación y sus capacidades para mantenerse dentro del mercado. ¿Cómo mejorar las posibilidades de empleabilidad en estas circunstancias? ¿Qué demandan realmente las empresas a los profesionales del sector?

 

1.- Formación permanente

Al día de hoy cualquier profesional en general debe llevar a cabo un proceso de formación permanente, pero en el caso de los ingenieros es ineludible debido a los acelerados cambios en las técnicas y regulación que afectan a todos los campos de la ingeniería. Los expertos recomiendan realizar un Programa superior universitario o un Máster después de 5-6 años de experiencia laboral. Además, como complemento de este proceso formativo, se recomienda la realización continua de cursos cortos especializados, técnicos y no técnicos, que permitan actualizar y reciclar permanentemente los conocimientos y habilidades para adaptarse a los requerimientos del mercado laboral.

 

2.- Versatilidad

La versatilidad es un valor al alza donde el dominio de idiomas y el manejo de software específicos a emplear son fundamentales. Pero en este sentido, no sólo cuentan los conocimientos técnicos, también se exige flexibilidad y capacidad de adaptación a entornos de trabajo internacionales, así como a puestos y horarios poco convencionales. Los conocimientos o experiencias que diferencien del resto son un gran plus a la hora de mejorar la competitividad del currículum. No olvidemos que hoy las empresas pueden elegir y por tanto el profesional que cuenta con todos estos elementos estará en mejor disposición de garantizar una productividad más inmediata para la empresa.

 

3.- Idiomas

En un mercado laboral global, además del español y el inglés, contar con un tercer idioma puede ser la clave para el despegue de la carrera de cualquier ingeniero. El francés y el alemán, por la presencia de empresas con matriz en esos países, o el árabe, por las grandes obras que se están licitando en los países del golfo son algunas opciones a tener en cuenta a la hora de elegir un tercer idioma. A su vez, el portugués es muy interesante por el desarrollo de Brasil pero también de Angola o Mozambique.

 

4.- Nuevas tecnologías

Dominar Internet y las redes sociales te permiten tanto diseñar, planificar y ejecutar procesos como ampliar tus contactos y oportunidades profesionales, con las que tener mayores probabilidades de éxito, en un mercado cada vez más informatizado y globalizado.

 

5.- Movilidad geográfica

Salir al exterior no es un problema sino una ventaja. A veces tener que trabajar un tiempo en el extranjero puede parecer un fracaso por no encontrar trabajo en el país de origen pero la experiencia internacional es un activo muy valorado, ya que los proyectos, cada vez con más frecuencia, integran empresas de varias nacionalidades. Como consecuencia además de idiomas se requiere capacidad para relacionarse con diferentes culturas y formas de trabajo.

 

6.- Actitud personal

Ser proactivo es un valor añadido. La demanda laboral actual requiere sin duda profesionales con buenas aptitudes que se reflejen en su currículum, aunque el equilibrio adecuado se logra incorporando además cualidades y actitudes personales que sirvan para trabajar en equipo, ser líder en mayor o menor medida, adaptarse a mercados cambiantes y, por supuesto, a derribar cualquier posible barrera que se encuentre en el camino.

 

7.- Estar al día

Dedicar varias horas a la semana a consultar webs especializadas, blogs y perfiles en redes sociales es también una forma de educación continua para estar al corriente de lo que ocurre en el mercado nacional e internacional. También es muy útil para poder mantener un dialogo continuo con aquellos contactos que pueden tener inquietudes, necesidades y oportunidades similares a las tuyas.

 

8.- Red de contactos

Los métodos tradicionales de búsqueda de empleo y oportunidades de negocio se están quedando obsoletos ganando terreno las recomendaciones o referencias a través de nuestras redes de contacto o networking. Es muy recomendable trabajar las relaciones con nuevos contactos generados en redes sociales o eventos, así como compañeros de trabajo, de estudios o profesores, ya que sin duda pueden convertirse en los mejores valedores de nuestro éxito profesional.

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog