Comunidad

14 de julio de 2021 | por: José Gutiérrez | 0 comentarios

Clasificacion Geomecanica de DEERE. Indice “RQD” (1967)

La clasificación geomecánica de Deere se basa en el concepto del RQD (Rock Quality Designation) que fue desarrollado por Deere et al[1] a finales de los años 60 (1.967), siendo un parámetro que nos indica la calidad del macizo rocoso in situ a partir del grado de fracturación.

El RQD se basa en cuantificar la calidad del macizo rocoso en base a la longitud de los testigos recuperados en sondeos.

El RQD se define como el % de testigo recuperado en el sondeo de longitud superior a 10 cm respecto a la longitud total del sondeo, como se indica en la siguiente expresión:

Figura 1. Medida y cálculo del RQD (Practical Rock Engineering, Hoek, 2007).

Es de destacar que el concepto del índice RQD se desarrolló entre 1.964 y 1967. Este concepto fue utilizado por primera vez en 1.964 para ayudar en obra y en el diseño de túneles y grandes cavernas en Nevada Test Site[1]. En 1.965 su uso se extendió a túneles de autopistas en cuarcitas masivas, gneis y esquistos en Carolina del Norte.

No obstante, no es hasta 1.967[2] cuando se presenta por parte de D.U. Deere y sus colegas de la Universidad de Illinois (EE.UU) de forma oficial en una publicación[3] en un congreso. Desde su presentación oficial, el índice RQD se empezó a utilizar ampliamente, principalmente en Norteamérica, y a partir de los años 70 empezó a utilizarse como un parámetro básico para otras clasificaciones geomecánicas más desarrolladas (RMR, Q).

De acuerdo a la clasificación de Deere et al, los macizos rocosos se clasifican en 5 categorías de acuerdo al valor del índice RQD.

Figura 2. Clasificación geomecánica “RQD”.

El índice RQD es muy sencillo de obtener, pero tiene el inconveniente que se presta a errores, ya que, en la recuperación del testigo, además de depender de la máquina utilizada para realizar el sondeo depende también de la habilidad del sondista.

Asimismo, el índice RQD es un parámetro que depende de la dirección del sondeo, y cuyo valor cambia significativamente en función de la orientación del mismo respecto a las familias de discontinuidades.

Figura 3. Influencia de la dirección del sondeo en la estimación del índice “RQD”.

Una manera indirecta para estimar el índice RQD cuando no se disponen de sondeos, es mediante la utilización del índice volumétrico de juntas (Jv) (número de discontinuidades por unidad de volumen) (Jv)[1], bien sea porque se puedan visualizar las discontinuidades en un afloramiento en superficie o por la realización de calicatas o trincheras de reconocimiento.

De acuerdo a esto, y utilizando la expresión de Palmström se puede obtener el RQD mediante la siguiente aproximación:

Donde:

JV = Juntas por m3 (se obtiene sumando las juntas por metro de cada familia de discontinuidades).

Para los valores de JV inferiores a 4,5 el “RQD” se considera que es el 100%.

Posteriormente, Palmström (2.005) propuso una nueva ecuación (2) para aplicar en macizos rocosos con bloques en forma prismática o tabulares (planos o alargados), quedando la anterior expresión para el caso de macizos rocoso con bloques con formas cúbicas (1).

Autor: José Ramón Noguera Docente del Master en Geotecnia y Cimentaciones de EADIC.

Máster en Geotecnia y Cimentaciones

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog