Comunidad

07 de julio de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Clasificación de los costes indirectos

Se pueden definir los costes indirectos como los costes no directos. Los costes directos son los costes de materiales, materias primas y de mano de obra.

Por tanto, si una empresa está sin actividad únicamente se producirán costes indirectos pero no directos. Los costes indirectos están vinculados a la estructura de la empresa y se producen desde el nacimiento de la empresa.

Los costes indirectos, que pueden variar mucho de unos sectores de actividad a otros, no pueden dejarse nunca de lado. Hay que tenerlos en cuenta. Y hay que conocerlos o tratar de conocerlos.

Asimismo, tienen una gran importancia ya que pueden llegar a alcanzar un valor económico elevado y son importantes en el total de los costes de la empresa.

Clasificación de los costes indirectos

Los costes indirectos, se clasifican en dos grandes grupos:

Costes Indirectos de Producción: son costes del producto necesarios para la producción tales como el coste de aprovisionamiento y fabricación. El caso típico es la Mano de Obra Indirecta, que consiste en que determinadas personas elaboren varios productos o en distintas secciones de la empresa. Además, en la misma hay que incluir los tiempos perdidos o improductivos.

Costes Indirectos Generales: son costes del período no necesarios para fabricar, tales como comerciales, administración y financieros

En la actualidad, debido a que los procesos de producción están más automatizados, los costes indirectos van adquiriendo mayor importancia.

Ejemplos

Los costes indirectos se encuentran en todas las empresas de diferentes sectores.

Por ejemplo en las infraestructuras de transporte se pueden citar dos coste indirectos de gran relevancia:

– el coste de los accidentes

– los costes medioambientales (contaminación, ruido, cambio climático…).

Un ejemplo muy claro de coste indirecto, se ha producido en el ciberataque WannaCry de mayo de 2017 en el que los costes indirectos (tiempos de inactividad, revisión de equipos, reputación, etcétera). Así  lo destacó el periódico expansión de 18/05/2017 refiriéndose a la interrupción de actividades. 

Costes indirectos debido al ciberataque

Interrupción de actividades

“En cuanto a la interrupción de actividades, en el caso español, no ha habido efectos destacables. Podría decirse que la interrupción de negocio ha sido escasa desde el punto de vista operativo, aunque Incibe ha confirmado la infección de al menos una decena de operadores estratégicos nacionales.

En el caso de Telefónica, pedirle a 12.000 empleados que apaguen sus ordenadores durante medio día, podría suponer uno 250.000 euros. Si pueden seguir trabajando con móviles y tabletas, ni siquiera llegaríamos a esa cifra”.

En otros países sí se han producido consecuencias destacables, como la paralización de plantas productivas de Renault en Francia, o los problemas sufridos por el sistema de salud británico. “Tan sólo cabría contemplar el coste de enviar a casa durante medio día a los empleados para evitar la propagación del gusano”.

Autor: María López de Andrés, profesora del Máster en Dirección de Proyectos Internacionales y del Máster en Financiación y Gestión de Infraestructuras

Máster en Dirección de Proyectos Internacionales

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC - Cursos y Master para Ingenieros y Arquitectos
Assign a menu in the Left Menu options.
Assign a menu in the Right Menu options.
EADIC Blog