Comunidad

15 de febrero de 2020 | por: Comunicación EADIC | 0 comentarios

Carreteras 2+1. Solución intermedia entre carretera convencional y autovía

Conocemos las carreteras con un carril por sentido y las autopistas y ahora nos preguntamos: ¿Hay solución intermedia entre estos dos casos en donde una carretera convencional no funciona adecuadamente y si se construye una autovía no es rentable al tener poco tráfico? Pues parece que existe la solución y se llaman: carreteras 2+1.

Tampoco es algo novedoso porque conocemos de sobra los carriles para tráfico pesado de adelantamiento en tramos de carretera con pendiente acusada. Sirven para permitir que el vehículo ligero adelante al vehículo pesado que va a menor velocidad.

Lo que se ha hecho con las carreteras 2+1 es extrapolar esta solución a tramos donde hay problemas de adelantamiento al haber muchos cambios de rasante, tramos con muchos vehículos pesados y a tramos con mucha accidentalidad.

Ilustración 1. Carretera 2+1, Fuente: Plataforma Tecnológica Española de la Carretera.

 

Uno de los principales objetivos de las carreteras 2+1 es mejorar el nivel de servicio de la carretera, así como reducir la accidentalidad por maniobras de adelantamiento en vías convencionales con tráficos pesados moderados.

IMPLEMENTACIÓN DE CARRETERAS 2+1:

Hay países que ya tienen estas carreteras como Francia y Suecia. ¡En Suecia se han alcanzado índices de accidentalidad iguales e incluso inferiores a los que se producen en autopistas!ç

Ilustración 2. Primera Carretera 2+1 en España, en Cataluña, Fuente: FERRAN CAMPS.

 

¿Por qué no se han implantado antes en España? Probablemente, por un tema normativo y como pasa en varias situaciones, por miedo a que no funcionen.

La nueva norma de trazado del 2016 del Ministerio de Fomento, ya ha incorporado esta solución. De hecho, ya hay tramos de carreteras 2+1 en España, concretamente la C-58 entre Viladecavalls-Castellbell y el Vilar y la C-55 entre Sant Vicenç de Castellet y Manresa.

Ilustración 3. Configuración de carriles en las carreteras 2+1, Fuente: Instrucción de trazado.

Ahora, falta hacer un seguimiento de la accidentalidad y a los niveles de servicio (te dicen lo bien o mal que funciona según el número de vehículos) de esos tramos, para ver que cumplen con lo esperado.

Aparte de todos los datos de accidentalidad y económicos derivados de esta solución, hay un tema social importante a tener en cuenta: hay poblaciones que saben que nunca se convertirá su carretera comarcal en una autovía. Saben que su carretera va muy justa para el tráfico que soporta y no creen que la administración invertirá en su región para transformarla en autovía.

Nunca debemos olvidar que en temas de tráfico y movilidad, hay muchas visiones de un problema: una la del ingeniero que proyecta y resuelve la geometría de la carretera, otra la del legislador que da una visión real y aplicable, otra la del usuario de la carretera, otra la del vecino que soporta dicho tráfico, otra la de la empresa que gestiona la conservación y uso de la carretera, otra la del ciudadano que a través de los medios de comunicación percibe que es un tramo peligroso o punto negro.

Parece que es una solución buena para los distintos actores que intervienen; el tiempo dirá si las carreteras 2+1 funcionan como era de esperar, y si no, siempre se pueden transformar las carreteras 2+1 en autovías si el problema no queda resuelto.

Autor: Ángel Ignacio Gascón, docente del Máster en Diseño, Construcción y Mantenimiento de Carreteras de EADIC.

 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog