Comunidad

08 de septiembre de 2015 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Características y estructura de los proyectos de financiación

Características de los proyectos de financiación 

No todos los proyectos pueden ser financiados mediante el Project Finance. El objetivo de la presencia de avales y garantías en los métodos tradicionales de financiación de proyectos consiste en asegurar frente a eventualidades el total del capital que se ha invertido en la financiación de la operación. Por tanto, el proyecto y su entorno tienen que presentar unas características que garanticen de alguna forma el capital invertido.

proyectos de financiación

Estas características son las siguientes:

  • El proyecto tiene que ser claramente identificable como actividad independiente de cualquier otra actividad desarrollada por alguno de los participantes del proyecto.
  • Los flujos de caja que vaya a generar el proyecto tienen que ser predecibles y estables. Este es el caso de los proyectos relacionados con la electricidad, el petróleo, el gas, las autopistas o el agua. Como ejemplo de la posición contraria, la rentabilidad de una infraestructura destinada al ocio depende del éxito de la propuesta, de la moda y de diversos factores que introducirían un mayor riesgo e inestabilidad.
  • Los integrantes del proyecto deben tener solvencia tanto económica como técnica y una capacidad de gestión probada.
  • El entorno legal, económico y social en el que se desarrolla el proyecto debe de ser adecuado y estable.

 

La estructura de los proyectos

Un proyecto que necesite ser financiado mediante un Project Finance,  puede dividirse en tres fases muy bien diferenciadas:

  • Fase previa. Pueden ser muchas las causas por las que surge un proyecto. En esta fase, se estudia la posibilidad de realizar el proyecto empleando diversas técnicas y cubriendo distintas etapas. Una vez decidido se planifica en detalle el mismo. La planificación del proyecto incluye, entre otros aspectos, la búsqueda de las mejores soluciones técnicas, la búsqueda de los inversores y métodos de financiación, así como la anticipación de los posibles contratiempos que puedan ocurrir. En el caso muy probable y común de que tras el estudio de viabilidad se optase por no realizar el proyecto, el desembolso incurrido durante esta etapa se habría hecho a fondo perdido.
  • Fase de construcción. Durante la fase de construcción se continúa incurriendo en flujos de caja negativos, existen mayores riesgos e intervienen una cantidad mayor de agentes. Es la fase con la estructura más compleja. La construcción de la instalación “llave en mano” se adjudica a un solo contratista. Este contratista principal realizará parte de los trabajos, subcontratando otra gran parte de los mismos a terceras subcontratas. La estructura se repite creando una red de subcontratas y englobando la totalidad de los trabajos. La financiación de la estructura es igualmente complicada pudiendo existir de manera análoga a la estructura de subcontrataciones una red de sindicaciones entre los distintos agentes financieros.
  • Fase de operación. En esta fase se obtienen los flujos de caja positivos que justifican los costes dados en anteriores fases, e incluyen el beneficio de los inversores. Existen costes de operación y de mantenimiento durante el periodo. Al final de éste, se incurre en los costes de desmantelamiento de las instalaciones, que significarán unos últimos flujos de caja negativos que hay que tener en cuenta en todo momento.

 

Si te ha gustado este post puede que te interese nuestro máster en financiación y gestión de infraestructuras o curso project finance.

Máster en Financiación y Gestión de Infraestructuras

Relacionado con:

asociaciones publico privadas

master concesiones

diplomado en asociaciones publico privadas

Comentarios

EADIC - Cursos y Master para Ingenieros y Arquitectos
EADIC Blog