Comunidad

21 de septiembre de 2019 | por: Comunicación EADIC | 0 comentarios

Big Data y Blockchain, el inicio de una historia de amor

Tanto Blockchain (o cadena de bloques) como Big Data son tecnologías actualmente en desarrollo, pero también son complementarias y veremos de manera breve y concreta, como la tecnología blockchain transformará tanto el almacenamiento como el análisis de datos.

En los últimos años la tecnología blockchain ha llegado para quedarse y, aunque de momento sólo está en la mente de los perfiles más “tecnológicos” y otros amantes de las inversiones de riesgo (que adoran especular con los las criptomonedas), esta tecnología supondrá una transformación de todos los ámbitos de la sociedad (en muchos casos invisible para los usuarios finales).

De manera sencilla podemos decir que una cadena de bloques se define como una base de datos distribuida para almacenar y compartir información. Cada registro de esta base de datos es llamado bloque (token, criptomoneda, etc) y contiene detalles como fechas de la transacción o enlaces al bloque previo.

La mayor ventaja de la tecnología blockchain es su condición de “descentralizada”. De hecho, nadie controla los datos que se incluyen en la cadena o la integridad de los mismos. Aun así, todo funciona y estas validaciones se llevan a cabo de manera continua por parte de distintos ordenadores conectados a la red también conocidos como nodos. Todos estos ordenadores contienen la misma información (una copia de la cadena de bloques).

Posibles datos corruptos en un ordenador o nodo concreto no podrán pasar a la cadena de bloques ya que sus datos no coincidirán con los datos que contienen el resto de máquinas de la red. Para simplificarlo, mientras la red exista, la información permanecerá en el mismo estado.

Para aquellos que busquen entender de manera sencilla y visual el funcionamiento de la tecnología blockchain, os dejo el siguiente enlace a una preciosa y muy funcional explicación visual generada por Reuters:
http://graphics.reuters.com/TECHNOLOGY-BLOCKCHAIN/010070P11GN/index.html

 

Algunos de los puntos en los que Blockchain y Big Data formarán un matrimonio tecnológico lleno de amor y éxitos:

  • Garantizar la calidad de los datos: Gracias a token (o criptomonedas) como Bitcoin o Ethereum, la tecnología blockchain puede soportar y almacenar cualquier tipo de información digitalizada. Por ello, esta tecnología es válida en cualquier ámbito del Big Data, especialmente cuando queremos incrementar la seguridad y veracidad de los datos.

Por ejemplo, un hospital podría asegurar que los datos de cada paciente se almacenan de manera segura, actualizados y que su calidad se conservará íntegra. Al poner bases de datos médicas en la cadena de bloques o blockchain, el hospital se asegura de que todos sus empleados (médicos, enfermeros) manejan una única fuente de datos inmutable.

 

De hecho, la mala gestión de datos en entornos hospitalarios puede derivar en riesgos tan graves como la pérdida de información de un paciente, la generación de un diagnóstico equivocado o en trámites tan simples como análisis o pruebas médicas básicas, los resultados pueden acabar pérdidos o dañados. De manera similar, dos médicos que dan servicio al mismo paciente podrían obtener dos conjuntos de datos diferentes para el mismo. Blockchain viene a eliminar este peligro.

 

  • Garantizar la seguridad de los datos: Esta tecnología a su vez nos permitirá evitar posibles filtraciones de datos. Una vez la información queda almacenada en la cadena de bloques, todos los perfiles, incluso aquellos de mayor rango en la jerarquía de la organización, necesitarán múltiples y diferentes permisos desde distintos puntos de la red para permitir el acceso a los datos.

Por extensión, la tecnología permitiría compartir datos de forma más segura y tranquila. Siguiendo con el ejemplo del hospital, una institución como esta, podría tener la necesidad de compartir datos de salud de un determinado paciente con los juzgados, la compañía aseguradora o con las empresas para las que trabaja. En cualquier caso, este tipo de procedimientos con blockchain siempre presentarán un menor riesgo.

 

  • Complementar y mejorar el análisis de datos: La tecnología blockchain al mismo tiempo nos servirá para complementar el análisis de datos. Por ejemplo, en 2017, un consorcio de 47 bancos japoneses firmó un acuerdo con la startup Ripple (https://ripple.com/) para facilitar las transferencias de dinero entre cuentas bancarias haciendo uso de tecnología blockchain. Normalmente, las transferencias instantáneas o en tiempo real son caras, especialmente por el riesgo de fraude o error (por ejemplo, la generación de dos transacciones utilizando el mismo activo). La cadena de bloques elimina este riesgo y las técnicas de Big Data nos ayudan a identificar este tipo de transacciones de “riesgo”.

Y podemos ir más lejos. Blockchain permitiría a las instituciones bancarias identificar en tiempo real los posibles intentos de fraudeSabiendo que la cadena de bloques contiene un registro de todas las transacciones, esto permitiría a los bancos buscar patrones de comportamiento en tiempo real. De esta forma, la unión de blockchain y big data haría posible reforzar la seguridad de las transacciones bancarias al máximo.

 

En definitiva, teniendo en cuenta la velocidad de crecimiento de ambas industrias (Big Data y Blockchain), adquirir conocimientos de Big Data te permitirá optar a puestos como analista o desarrollador de Big Data entre muchos otros.

En este contexto, la analítica Big Data será clave a la hora de identificar y analizar transacciones u otras operaciones realizadas sobre la cadena de bloques permitiendo a las empresas tomar decisiones más acertadas además de los propios beneficios que ya hemos visto y que se derivan de utilizar blockchain como una base de datos.

 

Autor: Rodrigo Buendía, docente del Máster en Big Data y Business Intelligence de EADIC

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog