Comunidad

12 de octubre de 2019 | por: Comunicación EADIC | 0 comentarios

Balsas de lodos en minería. Diques de relaves.

Las balsas de lodos son lugares dentro de las instalaciones mineras donde se almacenan los residuos procedentes de la planta de tratamiento, que no pueden ser reutilizados y en muchos casos son altamente contaminantes.

 

INTRODUCCIÓN

En nuestra profesión de ingenieros de minas siempre estamos centrándonos en las operaciones mineras, desde la exploración hasta la producción con la obtención de nuestro mineral vendible.

Pero muchas veces nos olvidamos, o no lo queremos ver, al niño feo de todo este proceso que son los lodos, estériles que se producen en la planta de tratamiento (o de beneficio). Estos lodos es necesario transportarlos y almacenarlos de una forma segura que no entrañe un riesgo para las personas y el medio ambiente y pensando a largo plazo, no solo en la vida de la mina si no también que serán permanentes a largo del tiempo.

Por ello, la ejecución de estas estructuras con todas sus instalaciones debe de llevar un estudio, extenso, largo y cuidadoso, no dejando nada a la improvisación y con la realización de todos, los ensayos y cálculos necesarios para no solo terminar la obra, también que permanezca estable a lo largo de décadas con el debido control de las instalaciones de mantenimiento y control.

 

¿Qué son los lodos?

Como ya se ha comentado, proceden de la planta de tratamiento de los procesos de flotación que se realizan y suelen estar compuestos por partículas del tamaño de arenas o limos y que se puede transportar en un forma de lodo (de ahí su nombre genérico), se pueden bombear desde planta hasta el depósito empleando una red de tuberías similar a una red de abastecimiento de aguas. Todo esto conlleva la creación de unas instalaciones para su manejo y control (en inglés se denominan: Tailing Management Facilities, TMF).

Cuando se depositan en el dique se realiza desde las tuberías desde unos puntos de vertido (spigots) y ese lodo depositado en aguas tranquilas comienza a decantar, yendo al fondo las partículas sólidas hundiéndose ya que suelen tener una densidad bastante alta, quedando el agua en superficie.

Esta es otra de las cuestiones interesantes de estas instalaciones en las cuales el agua del circuito de tratamiento del mineral puede ser reciclada desde el depósito de lodos hasta una planta de tratamiento de agua y de ahí poder recircularse y usarse de nuevo en el sistema de tratamiento de mineral (Water Managment Facilities, WMF).

 

 

Criterios de diseño

Evidentemente, para el diseño y ejecución de este tipo de obras de ingeniería hay que hacer muchos estudios previos y colaborar con muchos especialistas en diversas áreas de la geotecnia, geología, minería, etc.

Algunos pasos recomendables para el inicio del diseño pueden ser:

  1. Emplazamiento del lugar: Es muy importante una zona geológicamente estable, sin presencia de fallas, o al menos no activas, estado de fracturación, diaclasado. Investigación hidrogeológica en detalle, hidrología, climatología y todos los estudios que se consideren pertinentes.
  2. Tipo de efluente que vamos a verter, es nuestro lodo. Sus Características, químicas físicas, su comportamiento cuando se produce la decantación y se crean las playas. Cómo se comporta al secarse por la pérdida de agua. Comportamiento tras la decantación, asentamientos, estabilidad.
  3. Operación durante la vida útil: Un factor muy importante y que depende directamente de la vida de la mina, de su período estimado de producción. Se deben de realizar controles no sólo de lo vertido, también de los cierres de diques y presas (estabilidad, movimientos), filtraciones de agua. Y sobre todo los recrecimientos, en principio antes de que los ingresos sean altos (primeros años de la mina en producción) no es construye un dique de grandes dimensiones se realiza una estimación de vida de unos años y si la operación continua, entonces se realizan recrecimientos sucesivos cuando esa inversión es posible y además se puede proyectar en los presupuestos de la mina. Hay distintos dos tipos de recrecimientos: aguas arriba y aguas abajo. Y todos ellos requieren del uso de amplios estudios técnicos.
  4. Cierre y clausura del dique: Muchas veces la mina no cierra pero el dique se nos ha quedado pequeño y por los condicionantes que sean se hace necesario clausurar el actual dique y volver a construir otro nuevo. También puede ser que la mina deje de estar operativa, no sea rentable y se detiene. En ambos casos estas instalaciones siempre deben quedar bajo control y auscultación para prevenir accidentes.

 

Enlaces:

http://www.tailings.info/basics/tailings.htm

https://scholar.google.es/scholar?q=TAILINGS+FACILITIES+golder&hl=es&as_sdt=0&as_vis=1&oi=scholart

https://www.bhp.com/-/media/bhp/regulatory-information-media/copper/olympic-dam/0000/draft-eis-appendices/odxeisappendixf1tailingsstoragefacilitydesignreport.pdf

 

Enlaces a vídeos con ejemplos de automatización minera:

http://www.dmp.wa.gov.au/Safety/Guidance-about-tailings-storage-6556.aspx

https://www.youtube.com/watch?v=JmzufVc3FBA

 

Vídeos:

 

Autor: Alfonso Gutiérrez,  docente del Máster en Minería: Operaciones Mineras, Planificación y Gestión de Minas de EADIC.

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog