Comunidad

29 de noviembre de 2016 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Avances tecnológicos de los explosivos en minería

Los explosivos en minería son una de las herramientas más potentes y más usadas en la minería actual, tanto a cielo abierto como en interior. Y como cualquier herramienta se ha visto sometida a los avances tecnológicos desde su creación hasta la actualidad.

Desde el año 1847 en el que el italiano Ascanio Sobrero inventó la nitroglicerina, que es un potente aceite explosivo difícil de usar por su inestabilidad, sensible a los movimientos bruscos o cambios de temperatura; y Alfred Nobel (1833-1896) investigó cómo poder utilizar la nitroglicerina reduciendo sus riesgos hasta llegar a desarrollar la dinamita en el año 1867, mucho han cambiado las cosas en el mundo de los explosivos y sobre todo en sus aplicaciones para usos civiles e industriales como son los explosivos en minería.

Explosivos en minería

Por ello a partir de la segunda mitad del siglo XIX se inicia un rápido avance en la fabricación de explosivos y sobre todo en la investigación de los mismos, con la idea de mejorar y estabilizar su uso, para hacerlos más seguros, con la aparición de nuevos productos, por ejemplo, el cordón detonante hace su aparición en Francia alrededor de 1907.

A principios de siglo también comienzan a aparecer los primeros ensayos para explosivos, como el Traulz con la idea de poder definir y conocer todos los parámetros que diferencian los distintos tipos de explosivos y sus propiedades, lo que nos llevaría usarlos de una forma adecuada dependiendo de la situación en la que nos encontremos, en las minas y es ahí donde los explosivos usados en minería han llevado a un gran avance.

En la mitad del siglo XX, comienzan a postularse las teorías que intentan explicar los mecanismos de rotura de la roca por acción de la voladura. Obert y Duvall (1949), Hino (1956) y Rinehart (1958) proponen a las ondas de tracción, que se producen al reflejase en la cara libre las ondas directas, como las causantes principales de las misma.

En 1956 C. W. Livingston publica sus ideas acerca del cálculo de la carga y de su distancia óptima a la superficie libre, en el caso de cargas concentradas. Éstas dieron lugar a lo que se ha venido a denominar como teoría de la voladura en cráter o teoría de Livingston, que posteriormente ha sido desarrollada por otros autores como Bauer (1961) y Lang (1976).

Explosivos en minería

Como podemos ver en todo lo anterior se está empezando a formular las bases teóricas de las voladuras en banco (minería a cielo abierto) y de túnel (minería de interior) y cómo deben emplearse los explosivos en minería para sacarles el máximo rendimiento, pero es en el año 1963 cuando se publica: “Técnica Moderna de Voladura de Rocas” del sueco Ulf Langefors. En el libro expone su teoría de cálculo de la carga en banqueo y en voladuras en túnel, además de recoger otros temas tan importantes como son: las vibraciones del terreno y las voladuras de recorte y precorte. También propone como mecanismos fundamentales del proceso de fragmentación de la roca, a la acción que producen los gases resultantes de la explosión y, en menor medida, a la que produce la onda de choque que se propaga por el macizo.

Pero los avances no se detienen, la investigación continua, y no todo en los explosivos en la minería es teoría, comienzan a aparecer otros explosivos, para cubrir un mayor espectro de necesidades, más potencia, resistencia al agua, menos sensibilidad por ello surgen las emulsiones  y los hidrogeles; los slurries, los explosivos de seguridad para la minería del carbón

avances tecnológicos de los explosivos en minería

Pero no sólo se han desarrollado los explosivos en minería, otros procesos, sistemas o accesorios han evolucionado enormemente:

– Los sistemas de iniciación con la aparición de los detonadores electrónicos en los años 90, en sus dos vertientes: iniciados bien con energía eléctrica o bien mediante tubo de choque. La precisión en los tiempos de salida ya que se pueden programar los retardos, que es su principal ventaja, aunque con precio elevado.

Mejoras en la eficiencia del proceso de fragmentación, conviene recordar que el fin último de los explosivos en la minería es obtener una buena fragmentación de la roca (producción) a un tamaño adecuado para su carga, transporte y trituración en la planta de tratamiento, por ello la importancia de estas investigaciones.

Aplicaciones informáticas especializadas en voladuras, la monitorización de la perforación, el perfilado láser del frente, los sistemas de posicionamiento global o la captura y tratamiento digital de imágenes, son algunos de los avances que se emplean para un mejor uso y rendimiento de los explosivos en minería.

Autor: Alfonso Gutiérrez, profesor del Máster en Minería, Planificación y Gestión de Minas y Operaciones Mineras

Máster en Minería, Planificación y Gestión de Minas y Operaciones Mineras

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog