Comunidad

12 de septiembre de 2017 | por: Equipo Comunicación | 0 comentarios

Auditorías energéticas, el camino para la mejora energética en la rehabilitación

Las auditorías energéticas analizan el comportamiento energético de un edificio, investigando los aspectos técnicos y económicos que afectan a los consumos de energía.

La mejora en la eficiencia energética, a la vez que produce ahorros económicos, contribuye a mejorar el confort de los usuarios y disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero. Dichas emisiones son las principales responsables del calentamiento global, uno de los impactos ambientales más graves que está viviendo el planeta.

Por ese motivo se aprobó en Europa la Directiva 2012/27/UE de Eficiencia Energética, traspuesta en España a través del Real Decreto 56/2016, con la intención de mejorar el rendimiento energético de los edificios construidos y poder alcanzar los compromisos europeos en materia de cambio climático. Este Real Decreto establece la obligación de realizar auditorías energéticas en las grandes empresas cada cuatro años.

El proceso de realización de una auditoría energética comienza con una buena toma de datos de  la envolvente y su comportamiento térmico, las instalaciones consumidoras de energía, horarios y formas de operación de las mismas, etc.

Posteriormente se realiza una simulación energética  para analizar el balance energético del edificio. Los resultados de la simulación han de calibrarse con los consumos obtenidos de las facturas energéticas. Esta simulación calibrada es la base para la toma de decisiones y las propuestas de mejora  ajustada con el funcionamiento real del edificio.

Las medidas de mejora han de ir encaminadas a optimizar el funcionamiento de las instalaciones y la envolvente térmica, aunando de forma conjunta y coherente arquitectura e ingeniería.

Finalmente se cuantifican los ahorros energéticos y económicos producidos por las medidas de mejora.

Los técnicos tenemos la oportunidad, a través de las auditorías energéticas y la puesta en práctica de las propuestas de mejora resultantes del análisis, de mejorar los edificios construidos. De esta forma estaremos contribuyendo a la disminución de impactos en el medio ambiente y mejorando la calidad de nuestro entorno.

Autor: Ana García, profesora del Máster en Energías Renovables y Eficiencia Energética 

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog