Comunidad

09 de abril de 2014 | por: EADIC | 0 comentarios

Asfalto Inteligente, futuro del mantenimiento de carreteras

Nuestra colaboradora Patricia Bueno Ayuso nos trae el siguiente post: El Asfalto Inteligente. Se trata de un nuevo pavimento que permitirá un ahorro del 50% en el mantenimiento de las carreteras españolas mediante su autorreparación sin necesidad de auxilio externo.

Según datos extraídos del Ministerio de Fomento, la red de carreteras de España cuenta con 165.593 kilómetros, de los cuales, 14.701 son vías de gran capacidad (autopistas de peaje, libres y autovías), por lo que España es a día de hoy el país de Europa con mayor longitud de este tipo de vías. Probablemente, este sea el motivo por el que en los próximos años (décadas me atrevería a decir) la construcción de nuevas vías sea prácticamente nula y, nosotros, los ingenieros, debamos cambiar la mentalidad y adaptarnos a la situación que nos acontece. Me estoy refiriendo a frenar el afán de construir, y pensar en las necesidades actuales, al mantenimiento de todos estos kilómetros de red.

Como respuesta a esta necesidad, expertos del Centro Tecnológico de Repsol en Móstoles, han desarrollado diferentes asfaltos, entre los que destaca una modalidad autorreparable que se comporta como una herida en el cuerpo humano: al detectar un problema, empieza a cicatrizar. Gracias a la modificación de los betunes que conforman la mezcla asfáltica, los investigadores de la compañía han conseguido que cuando el firme de la carretera comienza a deteriorarse, los polímeros se extienden evitando que se produzcan baches o surcos de gran magnitud. Según fuentes de la petrolera, además también hay ventajas medioambientales, porque se reducen los residuos generados, el uso de materias primas y las emisiones derivadas de las tareas de mantenimiento, además del aumento de la confortabilidad de los usuarios por el menor número de actuaciones en la carretera.

Asfalto Inteligente Elaboración

Investigadores de Repsol en su Centro de Tecnología de Móstoles. Fuente: El Mundo

Será el polígono industrial Francolí de Tarragona el banco de pruebas del asfalto inteligente que desarrolla el Centro de Móstoles, en virtud del acuerdo por el cual la compañía energética y el Ayuntamiento de Tarragona colaboran en el desarrollo de una smart city. La compañía calcula que el ahorro total que se podría conseguir con la aplicación masiva de esta tecnología rondaría el 50% de los costes de mantenimiento y rehabilitación de carreteras.

 Según la Asociación Española de la Carretera (AEC), las carreteras interurbanas españolas requieren de una inversión de más de 5.500 millones de euros para mejorar su estado y conservación mientras que los Presupuestos Generales del Estado para 2014 prevén una partida de 818 millones. Esta tendencia ha propiciado los desarrollos de las compañías ligadas a este tipo de infraestructuras buscando alargar la vida útil de los materiales gracias a su perfeccionamiento.

Asfalto Inteligente

Fuente: Tecnocarreteras

En línea con estas políticas medioambientales, Repsol ha ideado otros asfaltos verdes. Entre los más utilizados, destacan los betunes procedentes de polvo neumático de ruedas usadas y que ya se han utilizado en carreteras importantes como circunvalación M-40 de Madrid y la A1, A2, A3 y A4. También existen otros betunes y emulsiones bituminosas diseñados para reciclar carreteras que se han degradado por el uso.

 Además, para los territorios donde las lluvias son muy frecuentes, Repsol ha diseñado una modalidad de asfaltos drenantes que gracias a unos ligantes especiales proporcionan una alta fuerza de cohesión que mantiene unidas las partículas minerales de la mezcla pero a la vez es capaz de filtrar el agua acumulada en las carreteras.

 Los avances logrados por Repsol han conseguido también desarrollar asfaltos descontaminantes. Gracias a la fotocatálisis (fenómeno por el cual la luz puede reducir la energía de activación de una reacción química) se eliminan gases contaminantes habituales en la atmósfera, como el monóxido de nitrógeno y el óxido de azufre, mediante un proceso de oxidación activado por la energía solar. El principal fotocatalizador usado para este tipo de tratamientos es el dióxido de titanio, que al recibir la luz del sol da lugar a reactivos altamente oxidantes que producen la descomposición de las partículas contaminantes en nitratos. Con la lluvia, esos nitratos se disuelven y acaban en las estaciones depuradoras.

En definitiva, una verdadera apuesta por las nuevas tecnologías y la innovación que debe tomarse como ejemplo para poder economizar al máximo el mantenimiento del gran número de kilómetros de red  que tenemos en nuestro país.

Si quieres conocer más sobre este tema y mantenerte al día en las técnicas de fabricación y ejecución de pavimentos asfálticos, solicita información sobre el Curso de firmes bituminosos: concepción, fabricación y puesta en obra que ofrecemos en EADIC.

Comentarios

Deja tu comentario

You must be logged in to post a comment. So log in!

EADIC Blog